Entradas

paro para autónomos aselec

PRESTACIÓN POR CESE DE ACTIVIDAD DEL AUTÓNOMO

¿SABES QUE, SI ERES AUTÓNOMO, Y TIENES QUE DAR DE BAJA TU ACTIVIDAD, PODRÍAS OPTAR A UNA PRESTACIÓN POR CESE DE ACTIVIDAD?

Esta prestación es el llamado “paro para autónomos” y para la cual ya están cotizando todos los autónomos obligatoriamente desde el 1/01/2019.

Aunque exista la obligación de cotizar por esta contingencia, no todos los autónomos tienen derecho a recibir esta prestación, ya que se exige el cumplimiento de determinados requisitos.

La finalidad de la prestación por cese de actividad es cubrir las situaciones de finalización de la actividad de las personas trabajadoras autónomas provocadas por una situación involuntaria y que debe ser debidamente justificada para tener acceso a la correspondiente prestación económica.

En la actualidad, son varios, los textos normativos regulan esta protección por cese:

¿CUÁLES SON LOS REQUISITOS PARA ACCEDER AL «PARO PARA AUTÓNOMOS»?

  • Ser trabajador autónomo comprendido en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, incluyendo a los trabajadores incluidos en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios y a los trabajadores económicamente dependientes, o bien ser Trabajador por Cuenta Propia incluido en el Régimen Especial de los trabajadores del Mar.
  • Estar afiliado y en situación de alta en Seguridad Social, tener cubierta la contingencia por cese de actividad (obligada desde el 1/01/2019) y estar al corriente en el pago de las cuotas de Seguridad Social.
  • Contar con un periodo mínimo de cotización por cese de actividad de 12 meses continuados e inmediatamente anteriores al cese.
  • Suscribir el compromiso de actividad para el mantenimiento de la prestación. Esto implica la asistencia a actividades formativas, de orientación profesional y de promoción que convoque el SEPE.
  • No haber alcanzado la edad de jubilación.
  • Que no concurra ninguna de las incompatibilidades previstas en el art. 342 de la Ley General de la Seguridad Social.

Además se ha de demostrar que la actividad ha finalizado por alguna de las causas establecidas.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS PARA LA CONCESIÓN DE LA PRESTACIÓN?

  • Por causas objetivas (económicas, técnicas, productivas u organizativas):
    • Pérdidas derivadas del desarrollo de la actividad en 12 meses que supongan un porcentaje superior al 10% de los ingresos obtenidos en el mismo periodo, excluyendo el primer año de inicio de actividad.
    • Ejecuciones judiciales o administrativas que comporten al menos el 30% de los ingresos del ejercicio económico inmediatamente anterior.
    • La declaración judicial de concurso que impida continuar con la actividad.
  • Por fuerza mayor.
  • Por pérdida de la licencia administrativa.
  • Por violencia de género.
  • Por divorcio o separación matrimonial en los supuestos en que el autónomo ejerciera funciones de ayuda familiar en el negocio de su ex cónyuge o de la persona de la que se ha separado.

Le interesa

Hay ciertos colectivos para los que se distinguen situaciones legales específicas. Estos serían:

No se consideraría situación legal de cese de actividad cuando ésta cese de forma voluntaria o en el caso de los trabajadores dependientes cuando, tras recibir esta prestación, vuelvan a contratar con el mismo cliente en el plazo de un año desde que se extinguió la prestación.

¿Dónde se presenta la solicitud?

Deberá solicitarse a la misma mutua colaboradora de la Seguridad Social a la que se encuentre adherido el trabajador autónomo o el Instituto social de la Marina, si es la entidad que cubre dicha contingencia.

¿Cuánto dura esta prestación?

Depende de los periodos cotizados por el trabajador autónomo.

PERÍODO DE COTIZACIÓN Y DURACIÓN DE LA PRESTACIÓN

MESES
COTIZADOS
DURACIÓN DE LA PRESTACIÓN
De 12 a 17 meses 4 meses
De 18 a 23 meses 6 meses
De 24 a 29 meses 8 meses
De 30 a 35 meses 10 meses
De 36 a 42 meses 12 meses
De 43 a 47 meses 16 meses
Con 48 meses 24 meses

¿Y cuál es la cuantía a percibir?

La base reguladora de la prestación económica por cese de actividad será el promedio de las bases por las que se hubiere cotizado durante los doce meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación legal de cese.

La cuantía de la prestación durante todo el periodo que corresponda se determinará aplicando el 70% a la base reguladora.

Según la situación familiar del trabajador autónomo se establecerán la cuantías máximas y mínimas de la prestación.

También existe la opción de solicitar el PAGO UNICO DEL CESE DE ACTIVIDAD, siempre que reste por percibir de la prestación al menos seis meses.

Este Pago Único pueden solicitarlo aquellas personas beneficiarias que quieran incorporarse como socio trabajador en cooperativas o sociedades laborales o mercantiles (o constituirlas), o aquellas que desean desarrollar una nueva actividad como trabajador autónomo.

Si tiene alguna consulta al respecto o necesita ayuda acerca de esta prestación para los autónomos, en ASELEC, asesoría y abogados,  ponemos a su disposición nuestra experiencia y profesionalidadContacte con nosotros.

 

Emilia Espín Navarro

Graduado Social

Dpto. Laboral

Aselec, asesoria y abogados

 

Foto: www.freepik.com.Designed by katemangostar

 

¿EXISTE EL DERECHO A DESEMPLEO EN LA EMPRESA FAMILIAR?

Las empresas familiares suponen, a día de hoy, una importante representación del sector empresarial en nuestro país. Ello supone que muchos cónyuges e hijos, además de la relación personal, mantienen una relación laboral entre ellos, con todos los derechos y obligaciones que ello conlleva. 

Sin embargo, cuando esta relación se extingue, puede surgir en el trabajador, que es también familiar del empresario, la siguiente duda: ¿existe el derecho a desempleo cuando eres un familiar en la empresa? Veamos.

DERECHO A LA PRESTACIÓN POR DESEMPLEO

Con carácter general, tiene derecho al desempleo todo trabajador por cuenta ajena que haya finalizado la prestación de sus servicios en una relación laboral, siendo precisamente la nota de ajeneidad uno de los requisitos que hace nacer el derecho a tal prestación.

RELACIÓN LABORAL FAMILIAR Y REAL

Si bien, cuando el trabajador sea, además, familiar del empleador, para saber si se tiene derecho a la prestación por desempleo habrá que diferenciar entre relación laboral familiar y relación laboral real:

  • Se entiende por relación laboral familiar, la relación laboral mantenida entre el empresario y su cónyuge, descendientes, ascendientes y demás parientes por consaguinidad o afinidad hasta el segundo grado que convivan con éste. En este caso, se entiende que el resultado del trabajo beneficia al núcleo familiar completo incluido empresario y trabajador por lo que el trabajador no tendría derecho a desempleo. 
  • Por el contrario, la relación laboral real es aquella que efectivamente se desarrolla y que viene marcada por esa nota de ajeneidad, por lo que en este caso, el trabajador sí tendría derecho a prestación por desempleo. 

Sin embargo, aunque el caso de las relaciones laborales familiares con carácter general no ha lugar al nacimiento de la prestación, como hemos visto se establece una excepción y es que, cuando se acredite que dicha relación sí es una relación real marcada por esa nota de ajeneidad si habrá lugar a obtener la prestación por desempleo.

Es decir que, cuando un trabajador sea familiar del empresario, la regla general es que no habrá desempleo, salvo prueba en contra que demuestre la efectiva prestación de los servicios. 

Le puede interesar

ACREDITACIÓN DE LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS CON AJENEIDAD

negocio-familiar-aselec

Para ello, basta con acreditar la recepción del salario real, el tiempo que lleva trabajando, la cotización, las funciones reales y efectivas que ostenta en su puesto de trabajo, la cotización a la Seguridad Social, registro de jornada, y todo aquello a través del cual quede demostrado que el trabajo realizado por el trabajador, a pesar de su vínculo familiar con el empresario, venía marcado por una nota de ajeneidad que correspondía a una real relación laboral que a su extinción, daría lugar al nacimiento de la prestación por desempleo. 

No obstante, muy frecuentemente el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) tiende a denegar dichas solicitudes por entender que la relación laboral era familiar y que el trabajador debía haber ostentado la condición de autónomo colaborador, sin embargo, como decimos, dicha conclusión puede ser contrariada presentado los medios de prueba suficientes que acrediten que la relación laboral era real. 

Si le ha sido denegada la prestación por desempleo o tiene dudas acerca de si tiene derecho a solicitarla, le recomendamos solicitar el asesoramiento profesional a fin de obtener los mayores beneficios y salvaguardando siempre sus intereses.

ASELEC, asesoría y abogados cuenta con un equipo de Letrados especializados en distintas áreas jurídicas que le ayudarán realizando tanto la labor de asesoramiento jurídico preventivo, como la de representación ante los Tribunales de Justicia, bien a personas físicas como jurídicas.

La amplia experiencia, la formación continua y la dedicación personal a nuestros clientes, le garantizan la fiabilidad y eficacia para resolver cada situación.

Los Abogados de ASELEC asesoría y abogados se coordinan con el equipo de Asesores, lo que implica un conocimiento y tratamiento completo de los asuntos. Por ello, conseguimos ofrecer un asesoramiento integral con los mejores resultados.

Estefanía Belchí Poveda

Abogada

Dpto. Jurídico

Aselec, asesoría y abogados

 

 

<a href=»https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/negocios»>Foto de Negocios creado por asierromero – www.freepik.es</a>

novedades-calculo-jubilacion-empleados-a-tiempo-parcial

NOVEDADES EN EL CÁLCULO DE LA JUBILACIÓN DE EMPLEADOS A TIEMPO PARCIAL

El pasado mes de junio, el Tribunal Constitucional declaró nulo e inconstitucional el mecanismo de cálculo de aquellas jubilaciones de trabajadores que a lo largo de su vida laboral han realizado trabajos a tiempo parcial. Se alude también a una discriminación indirecta por razón de sexo. Puede consultar la sentencia aquí

Este proceso se inicia por la demanda de un profesor de universidad que venía prestando relación laboral a tiempo parcial durante su vida laboral, y al realizar los cálculos pertinentes para la jubilación, ésta se veía reducida de un total de 37 años y 10 meses, a 33 años y 4 meses, con un porcentaje del 95.06% de la base reguladora.

¿CÓMO SE CALCULABA LA JUBILACIÓN?

 

Art. 248 LGSS Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, establece el cálculo de las cuantías de prestaciones económicas que se tendrán en cuanta para la jubilación e incapacidad permanente.

Según esta norma, las bases reguladoras para estas prestaciones se calculan conforme a la regla general, pero para calcular los años y el porcentaje de aplicación a la base reguladora se aplica un coeficiente de 1.5, que hace que se vea reducida la cantidad de la prestación.

PORQUÉ SE CALIFICA EL CÁLCULO COMO DISCRIMINATORIO

 

En primer lugar, porque afecta a una parte de la población mayoritaria con empleos a tiempo parcial y segundo lugar, porque esta mayoría pertenece al colectivo femenino, como se puede observar en el gráfico “porcentaje de los trabajadores a tiempo parcial en el empleo total según periodo” extraído del INE, a lo largo de los años, la mayoría de contratos a tiempo parcial, son mujeres, por eso que, de una manera indirecta, es contrario a nuestro artículo 14 de la Constitución Española, el cual establece que; “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”

pastedGraphic.png

Incluso el TJUE establece definición de discriminación indirecta por razón de sexo, “aquellas medidas que, aunque redactadas de forma neutra, perjudicas a un porcentaje muy superior de mujeres que de hombres: tales medidas están prohibidas salvo que estén justificadas por factores objetivos ajenos a cualquier discriminación por razón de sexo”, en este caso al colectivo femenino.

Por todo lo anterior, en Aselec estamos a la espera de se desarrolle el método para el cálculo de la jubilación, para aquellos que vienen prestando relación laboral a tiempo parcial, de modo que sea igual para todos los trabajadores, independientemente de si a lo largo de su vida laboral han prestado relación laboral a tiempo completo o tiempo parcial. Esto será también de aplicación a las prestaciones de incapacidad permanente. 

Le puede interesar

Si tiene cualquier duda  en este tema, o necesita ampliar información o asesoramiento profesional en el cálculo de sus prestaciones, el equipo del departamento laboral de ASELEC estará encantado de ayudar a resolverla, así como de ampliar esta información, si lo necesita. Contacte con nosotros.

 

María José Penín Pina 

Dpto. Laboral 

Aselec, asesoría y abogados

 

 

 

 

<a href=»https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/Negocios»>Foto de Negocios creado por katemangostar – www.freepik.es</a>

baja-por-incapacidad-temporal-quien-paga-aselec

BAJA POR INCAPACIDAD TEMPORAL ¿QUIEN PAGA?

Cuando un trabajador incurre en baja por Incapacidad Temporal nacen las dudas acerca de si seguirá cobrando durante el tiempo que dure esta situación de inactividad laboral, y en el caso de que así sea, quién o qué organismo realizarán el pago de dicho salario.

Nos ocuparemos hoy de intentar aclarar estas dudas y detallar los puntos clave que esta situación de Incapacidad Temporal genera.

CUANDO HABLAMOS DE INCAPACIDAD TEMPORAL

Antes de nada, comenzaremos determinando en qué consiste la situación de incapacidad temporal del trabajador.

La situación de baja por Incapacidad Temporal de un trabajador, no es más que una baja laboral dictada por un médico motivada por una causa justificada de origen físico o psicológico y que, a efectos de Seguridad Social, se deberá clasificar dentro de alguno de los siguientes supuestos:

  • enfermedad común,
  • accidente no laboral,
  • enfermedad profesional o
  • accidente laboral.

Durante el tiempo que dure esta situación el trabajador tiene derecho a cobrar una prestación diaria para cubrir la pérdida de rentas que se produce cuando este no puede trabajar al encontrarse enfermo. Dicha prestación puede llegar a ser equivalente al salario que venía percibiendo en el desarrollo de su actividad laboral,  a causa de la regularización del convenio colectivo de aplicación a la empresa en concreto.

Para determinar la cantidad final a la que tendrán derecho los trabajadores en esta situación, en primer lugar hay que diferenciar entre contingencias comunes (enfermedad común y accidente no laboral) y contingencias profesionales (accidente laboral y enfermedad profesional), puesto que unas u otras tienen un tratamiento diferente.

Le interesa

INCAPACIDAD TEMPORAL POR CONTINGENCIAS COMUNES

Cuando un trabajador se encuentra de baja debido a enfermedad común o accidente no laboral, tendrá derecho a un subsidio económico siempre que el trabajador cumpla los requisitos establecidos:

  • Estar afiliado y en alta o situación asimilada en alta
  • Tener cubierto un periodo de cotización de 180 días en los 5 años anteriores.

Y, ¿en qué consistirá dicho subsidio?

Hay que diferenciar tres tramos:

  1. Los tres primeros días no tiene derecho a percibir ningún salario.
  2. Del 4ª al 20ª día de la baja: el trabajador percibe el 60% de su base reguladora.
  3. A partir del día 21ª de la baja: el trabajador percibirá el 75% de su base reguladora.

¿Quién asume el coste de dicha prestación económica durante la baja?

  1. Del 4ª al 15ª día de baja el coste es para la empresa.
  2. A partir del 16º día el coste será a cargo Instituto Nacional de la Seguridad Social o para la Mutua mediante pago delegado, esto es, que  aunque en un primer momento la empresa se hará cargo de dicha prestación, posteriormente se lo descontará en sus cotizaciones, por lo que el cargo finalmente será para el INSS o la Mutua.

En la siguiente imagen podemos ver los tramos expuestos:

GRAFICO C.COMUNES

 

Ejemplo práctico:

Supongamos que un trabajador contratado mediante un contrato a jornada completa tiene un bruto mensual todos los meses de 1.000 euros y coge la baja por Incapacidad Temporal por enfermedad común – contingencias comunes- del 01/12/2018 al 31/12/2018. Su base reguladora es de 33,33 euros al día (base de cotización del mes anterior a la baja dividida entre 30: 1.000/30=33,33 euros). ¿Qué cobraría?

  • Los tres primeros días no cobraría nada.
  • Del día 4 al 20 el 60% de la Base Reguladora: 60% de 33,33 = 20 €/día

                       20 €/día x 17 días = 340 euros

  • A partir del día 21º el 75% de la Base Reguladora: 25€/día

                                     25 €/día x 11 días = 275 euros

Por lo tanto, la prestación correspondiente al mes de diciembre será de 615 euros.

Y, ¿quién los asumirá?

  • Los tres primeros días no se cobra nada.
  • Del día 4º al 15º día a CARGO DE LA EMPRESA: en el caso del ejemplo será del 4 al 15 diciembre, es decir, se tratará de 12 días cobrando el 60% de la base reguladora diaria:

12 días x 20 euros = 240 euros

  • A partir del día 16ª a CARGO DEL INSS. Habrá que diferenciar dos tramos en función de la cuantía a cobrar:
    • Del día 16 al 20 de diciembre: 5 días x 20 euros =100 euros.
    • Del 21 al 31 de diciembre:  11 días x 25 = 275 euros.

 

EJEMPLO C.COMUNES-aselec

En resumen,  de los 615 euros de prestación que le corresponden al trabajador 240 euros irán a cargo de la empresa y 375 euros será a cargo del INSS, no obstante, aunque en un primer momento será la empresa la que abone esos 375 euros al trabajador posteriormente le serán compensados a través de las cotizaciones a Seguridad Social que es lo que se conoce como el anteriormente mencionado “pago delegado”.

Hay que destacar que, independientemente de la regulación general, el convenio colectivo de aplicación al trabajador puede mejorar dichas condiciones, mediante el establecimiento de complementos salariales durante determinados periodos en los que el trabajador se encuentre de baja, pudiendo llegar a percibir durante la situación de Incapacidad Temporal,  la totalidad del salario que viniera percibiendo el trabajador.

Dichos complementos establecidos en convenio irán siempre a cargo de la empresa.

INCAPACIDAD TEMPORAL POR CONTINGENCIAS PROFESIONALES

En este caso se trata de trabajadores que se encuentren en situación de Incapacidad Temporal debido a un accidente de trabajo o enfermedad profesional, es decir, se trata de una situación provocada en el trabajo o a causa del mismo.

Aquí los requisitos varían respecto a las contingencias comunes, puesto que, aunque se sigue necesitando que el trabajador se encuentre en alta o situación asimilada al alta, no será necesario que cuente con ningún día cotizado anterior a la baja para tener derecho a la prestación.

Además, los tramos de la cuantía de la prestación también varían,  siendo en el caso de enfermedad profesional o accidente de trabajo,  del 75% de la base reguladora desde el día siguiente de la baja, y, además, será la MUTUA la que se hará cargo del mismo desde el principio a través del ya mencionado “pago delegado” para posteriormente compensarlo en los seguros sociales mensuales.

Veámoslo reflejado en un gráfico:

GRAFICO C.PROFESIONALES-aselec

Y ahora supongamos el ejemplo arriba del trabajador contratado a jornada completa cobra 1.000 euros brutos todos los meses y entra en  baja por Incapacidad Temporal desde el  01/12/2018 hasta al 31/12/2018 pero esta vez debido a un accidente de trabajo.

Recordemos que la base reguladora era 33,33 euros al día

¿Qué cobrará entonces? ¿Quién asumirá el pago?

  • El día 1 de diciembre, día en el que empieza la baja, contará como día trabajado por lo que se hará cargo la empresa como un día cualquiera.
  • Desde el día 2 de diciembre cobrará el 75% de la base reguladora, es decir, 25 euros al día de los que se hará cargo la Mutua a través de pago delegado.

EJEMPLO C.profesionales-aselec

De este modo vemos, que la empresa deberá de pagarle el día 1 trabajado como si fuera un día normal y 750 euros a cargo de la Mutua, que se le descontará a la empresa en sus cotizaciones a la Seguridad Social.

Si tiene más dudas o cuestiones acerca de esta situación de Baja por Incapacidad Temporal y el coste que supondría para su empresa, en ASELEC asesoría y abogados, estaremos encantados de ayudarle y asesorarle siempre en busca de la opción más ventajosa y eficaz para usted. Contacte con nosotros.

 

Ana García

Graduado Social

Dpto. Jurídico-Laboral

Aselec, asesoria y abogados

pago-unico-oportunidad-emprender-propio-negocio-aselec

PAGO ÚNICO: OPORTUNIDAD PARA EMPRENDER TU PROPIO NEGOCIO.

LA CAPITALIZACION DEL PARO Y RECIBIR ALGUNAS  SUBVENCIONES, PUEDEN SER UNA OPORTUNIDAD PARA EMPRENDER TU PROPIO NEGOCIO.

Si te has quedado sin trabajo, quieres emprender un negocio y tienes derecho a la prestación por desempleo contributiva, puedes optar a él mediante un PAGO ÚNICO con la finalidad de iniciar tu propio negocio ya sea como autónomo, como socio de una sociedad limitada o como socio trabajador de una cooperativa o sociedad laboral.

BENEFICIARIOS DEL PAGO ÚNICO

Veamos, ¿quién puede beneficiarse de esta medida? Como ya hemos dicho, se trata de una opción que se ofrece al titular del derecho a la prestación por desempleo contributiva debido al cese definitivo en su actividad y que tiene como finalidad ayudar a iniciar una actividad laboral, por tanto, el primer requisito que se ha de cumplir es que se pretenda realizar una actividad económica dentro de alguna de las siguientes situaciones:

  • Iniciar una actividad como trabajador por cuenta ajena o autónomo, quedando excluidos los trabajadores autónomos económicamente dependientes.
  • Constituir una cooperativa o incorporarse a una ya constituida como socio trabajador de carácter estable.
  • Constituir una sociedad laboral o incorporarse a una ya constituida como socio trabajador de carácter estable.
  • Incorporarse a una sociedad mercantil de nueva creación o que se haya constituido en los 12 meses anteriores a la fecha de la aportación siempre que:
    • Se posea el control efectivo de la misma
    • Se ejerza en ella una actividad profesional
    • Y se dé de alta en el RETA ( o si procede en el de los trabajadores del Mar)
    • No existe vínculo laboral previo inmediatamente antes de la situación legal de desempleo con la propia mercantil u otra del grupo. (No se incluirá en este supuesto quien se constituya como trabajador autónomo económicamente dependiente suscribiendo un contrato con una empresa con la que hubiera mantenido un vínculo contractual previo inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo o perteneciente al mismo grupo empresarial de aquella.)

REQUISITOS DEL PAGO ÚNICO

Pero además de la finalidad de emprender es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener pendiente de recibir, al menos, tres mensualidades de la prestación de desempleo a fecha de la solicitud de la capitalización. En el caso de trabajadores por cuenta propia que tengan reconocido el derecho a la prestación por cese de actividad será necesario tener pendiente, al menos, un período de seis meses
  • No haberse beneficiado de otro pago único en los cuatro años inmediatamente anteriores.
  • Una vez concedido el pago único, la efectividad de la resolución estará condicionada a la presentación por el trabajador, en el plazo de un mes, de la documentación que corresponda según la actividad que inicia y las modalidades de pago único que se haya concedido. En el caso de no haberse iniciado la actividad con anterioridad (que siempre deberá ser después de haber solicitado la capitalización), en este mes debe dar comienzo la actividad económica y darse de alta en el correspondiente régimen de la Seguridad Social.

En los casos en que se haya impugnado el despido que dio lugar a la situación de desempleo no se podrá solicitar la capitalización del paro hasta que no se haya resuelto el expediente de impugnación.

 

MODALIDADES DE PAGO ÚNICO

Existen tres alternativas para acceder al pago único:

1.- PAGOS MENSUALES: Se podrá solicitar y obtener exclusivamente el importe total de la prestación pendiente de percibir para la subvención de las cuotas mensuales a la Seguridad Social.

2.- PAGO ÚNICO:

a) En el caso de los trabajadores autónomos pueden obtener mediante un pago único la cantidad que justifique como inversión necesaria para iniciar la actividad
b)En el caso de los trabajadores autónomos de una sociedad mercantil tienen la opción de solicitar y obtener la aportación de capital social necesario para acceder a la sociedad.

(En ambos casos con el límite máximo del 100% del importe de la prestación por desempleo pendiente de recibir).

c) En el caso de un socio trabajador de carácter estable en una cooperativa existente o de nueva creación podrá solicitar y obtener mediante pago único tanto la cuota de ingreso como el resto de aportaciones obligatorias o voluntarias suscritas efectivamente desembolsadas que acredite.

d) En el caso de socios de trabajo de carácter estable en una sociedad laboral existente o de nueva creación podrá solicitar y obtener mediante un pago único la cantidad necesaria de aportación para adquirir la condición de socio en concepto de acciones o participaciones del capital social de la sociedad.

3– PAGO MIXTO: En el caso de no percibir de un solo pago el 100% de la cantidad pendiente de recibir se puede solicitar, a la misma vez, el abono del importe restante para financiar el importe de las cuotas mensuales de la Seguridad Social durante el transcurso de la actividad iniciada.

En las tres modalidades de pago único podrán utilizar hasta el 15 % de la cuantía de la prestación capitalizada al pago de servicios específicos de asesoramiento, formación e información relacionados con la actividad que va a iniciar

En cualquier caso se descontará el interés legal del dinero fijado en la Ley de los Presupuestos Generales del Estado.

Es importante destacar que tanto la solicitud de la prestación de desempleo como la de la capitalización de la prestación por desempleo siempre ha de ser anterior a la fecha de inicio de la actividad que se va a desarrollar considerando que dicha fecha coincide con el alta del trabajador en Seguridad Social.

Quedan excluidos de la posibilidad de percibir la capitalización del pago único quienes hayan compatibilizado el trabajo por cuenta propia con la prestación por desempleo en los anteriores 24 meses a la solicitud.

A NIVEL FISCAL también cabe destacar que la capitalización del desempleo se encuentra exenta en el IRPF siempre que la actividad iniciada se mantenga durante al menos cinco años.

 

SUBVENCIONES DEL SEF COMO AYUDA AL EMPRENDIMIENTO

Pero esto no es todo, ¿qué pasa si con la obtención de la capitalización agotas toda tu prestación por desempleo? Sabemos que los inicios cuestan, y por eso, existen también subvenciones  del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF) que tienen como objetivo constituir una ayuda para el emprendimiento.

DESTINATARIOS DE LAS SUBVENCIONES

¿Quiénes son sus destinatarios?

Personas perceptoras de la prestación por desempleo, en su modalidad de pago único, que se encuentren en alguno de estos casos:

1) Trabajador autónomo o trabajador autónomo socio de una sociedad mercantil.
2) Socio trabajador de carácter estable en una cooperativa existente o de nueva creación.
3) Socio de trabajo de carácter estable en una sociedad laboral existente o de nueva creación.

El requisito fundamental para acceder a estas subvenciones es haber percibido la totalidad de la prestación por desempleo en la modalidad de pago único.

Pero no es el único, además es necesario:

1.- Haber iniciado la actividad, dentro del mes siguiente a la percepción de la prestación de pago único o encontrarse en fase de iniciación.
2.- Estar dado de alta en el correspondiente régimen de la Seguridad Social.

CONTENIDO DE LA SUBVENCIÓN

¿Y en qué consiste dicha subvención?

Va a depender del Régimen de la Seguridad Social en el que te encuentres encuadrado:

  • Si estás en el Régimen General consistirá en el 100% de la aportación del trabajador en el correspondiente régimen.
  • Si perteneces al Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) consistirá en el 50% de la cuota correspondiente calculada sobre la base mínima de cotización.

DURACIÓN DE LA SUBVENCIÓN

¿Y durante cuánto tiempo?

Durante el tiempo en el que el trabajador hubiera estado percibiendo la prestación por desempleo de no haberse percibido en su modalidad de pago único.

Contacta con nosotros y te ayudaremos a poner en marcha tu proyecto, y a realizar los trámites necesarios para obtener la capitalización del paro y las ayudas y subvenciones a las que tengas derecho.

 

Ana García

Graduado Social

Dpto. Laboral-Jurídico

ASELEC asesoría y abogados

prestacion-autonomos-baja-laboral

PRESTACION PARA AUTONOMOS ESTANDO DE BAJA LABORAL.

Los trabajadores autónomos tienen derecho a una prestación por incapacidad temporal (IT). Esta se puede solicitar cuando el autónomo sufre una enfermedad común o profesional o un accidente, sea o no de trabajo, y por tanto está imposibilitado para trabajar y requiere asistencia sanitaria.

Se entenderá como accidente de trabajo a efectos de esta prestación, el que sufra el trabajador autónomo como consecuencia directa del trabajo que realiza por cuenta propia y que determina su inclusión dentro de este Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. No se incluyen los accidentes que sufra el trabajador al ir o volver del lugar de trabajo, los llamados “in itinere» (salvo en el caso de los TRADE: Trabajadores autónomos económicamente dependientes), los que sean debidos a fuerza mayor extraña al trabajo, y los que sean debidos a dolo o imprudencia temeraria del trabajador.
DURACION
Esta prestación tiene una duración máxima de 12 meses, prorrogables otros 6 cuando se presuma que durante ellos pueda el trabajador ser dado de alta médica por curación.
REQUISITOS

Es requisito que el trabajador autónomo esté al corriente con los pagos de Seguridad Social, al igual que tener un mínimo de 180 días cotizados en los últimos 5 años anteriores a la fecha de la baja, en el caso de enfermedad común. En el caso de accidente y de enfermedad profesional no se exige periodo previo de cotización.
CUANTIA
La Base Reguladora diaria será la base de cotización del trabajador autónomo correspondiente al mes anterior al de la baja médica, dividida entre 30. Para la base mínima actual de 893,19 euros, estaríamos a una base reguladora diaria de 29,77 euros/día.
Para el cálculo de la cuantía de la prestación, se obtendrá aplicando los siguientes porcentajes a la Base Reguladora diaria:

  • Desde el día primero de baja hasta el tercero, no hay prestación.
  • Desde el día cuarto de baja hasta el vigésimo, la prestación consiste en el 60% de la base reguladora.
  • Desde el día 21 de baja en adelante, la prestación consiste en el 75% de la base reguladora.
  • En el caso de Accidente de trabajo o enfermedad profesional, la prestación consiste en el 75% de la base reguladora, desde el día siguiente al de la baja.

La cotización de las prestaciones por incapacidad por contingencias comunes tiene carácter obligatorio, por el contrario, la cotización por Contingencias Profesionales es voluntario (excepto para los TRADE y aquellos que estén obligados al desempeñar una actividad con un elevado riesgo de siniestralidad), por lo que, si no se cotiza por las contingencias profesionales, no se podrá acceder a la prestación de incapacidad temporal por Accidente de trabajo o enfermedad profesional, aun así, siempre se puede acceder a la prestación por enfermedad común o accidente no laboral.
El autónomo deberá presentar en un plazo de 15 días desde la baja, la solicitud de esta prestación al INSS o mutua que le corresponda, incluyendo una declaración en la que se indique en qué situación queda la actividad, quién va a gestionar directamente el negocio o, en su caso, el cese temporal o definitivo de la actividad. Se puede designar a un trabajador que tuviera a su cargo el autónomo sin que cambien el régimen de cotización aplicable de este.
Como es natural, se puede dar un gran número de situaciones especiales en este sentido; contacte con nuestro despacho en Murcia para ampliar información si lo necesita.
Emilia Espín
Dpto.Laboral-Jurídico
Aselec consltores, s.l.p.

prestacion-maternidad-no-exenta-IRPF

LA PRESTACIÓN POR MATERNIDAD NO ESTA EXENTA DE IRPF

La AEAT manifiesta que la prestación por maternidad NO está exenta de IRPF.

 

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictó una Sentencia de fecha 6 de julio de 2016, en la que se establecía que la prestación por maternidad estaba exenta de tributar por el IRPF lo que en, un primer momento, pareció abrir la puerta a miles de reclamaciones para recuperar las retenciones cobradas de más.
Sin embargo, a la vista de la cantidad de solicitudes presentadas, el Tribunal Económico Administrativo Central mediante Resolución de 2 de marzo de 2017 ha manifestado, tras la mencionada sentencia, que las prestaciones por maternidad que el contribuyente reciba por parte de la Seguridad Social sí están sujetas a tributar por el IRPF.
La Resolución del TEAC examina el articulo 7.h) de la Ley 35/2006, reguladora del IRPF, donde se recogen las rentas exentas, y cuya exención va a depender de quien sea el pagador de la prestación.

Así, estarían exentas:

  • Las prestaciones familiares a cargo de la Seguridad Social reguladas en el Capítulo IX del Título II del Texto Refundido de la Seguridad Social, es decir, las prestaciones por riesgo durante la lactancia natural.
  • También estarían exentas, las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto, adopción, hijos a cargo y orfandad, es decir, cualquier otra prestación que se reciba por este concepto y cuyo pagador no sea la Seguridad Social.
  • Y por último, las prestaciones públicas por maternidad que estén a cargo de las Comunidades Autónomas o Entidades Locales.

De esta manera, la exención de tributar en el IRPF va a depender de quien sea el pagador de la prestación, siendo tajante el mencionado artículo al dejar exentas las rentas percibidas a cargo de la Seguridad Social única y exclusivamente cuando se refiera a prestaciones por riesgo durante la lactancia natural.
Solamente las prestaciones de baja por maternidad recibidas por parte de las Comunidades Autónomas o Entes Locales quedarían exentas en el IRPF, y ello porque las prestaciones recibidas a cargo de la Seguridad Social sustituyen a la retribución normal que el contribuyente obtiene por su trabajo normal y que sí está sujeta al IRPF, y en cambio, las que se encuentran a cargo de las CC.AA o EE.LL se consideran liberalidades a favor del beneficiario consecuencia de una situación de especial protección.
Con esta resolución se escribe un capítulo más entre las posturas contrarias sostenidas entre la AEAT y lo determinado en la Sentencia referida al inicio, mostrando claramente la postura de la primera ante las reclamaciones que se están efectuando.

 

Estefanía Belchí Poveda

Dpto. Jurídico

aselec consultores, s.l.p.