Entradas

clausula-suelo-en-la-renta-2017-aselec

LA CLÁUSULA SUELO EN LA RENTA 2017

CUAL ES EL TRATAMIENTO EN EL IRPF DE LOS IMPORTES PERCIBIDOS POR LA DEVOLUCIÓN DE LA CLÁUSULA SUELO Y LOS DIFERENTES SUPUESTOS DE REGULARIZACIÓN.

Una de las dudas más frecuentes de los contribuyentes en esta campaña de la Renta 2017 es si deben tributar las compensaciones recibidas de su entidad financiera por la aplicación de la cláusula suelo en su hipoteca.

Aclaremos primero el concepto de cláusula suelo y veamos a continuación diferentes supuestos de cómo reflejarlo correctamente en su declaración de Renta. 

¿QUÉ ES LA CLAÚSULA SUELO?

El suelo hipotecario es una cláusula que determina el interés mínimo que puede aplicarse sobre una hipoteca variable en el caso de que la suma del índice de referencia (normalmente es el euríbor) más el diferencial arroje un valor inferior al límite fijado. Por lo tanto, se puede decir que las cláusulas suelo establecen el interés mínimo que tendrá el préstamo hipotecario si se produce una gran bajada de los tipos provocada por un desplome de los índices. Siempre aparecen en las escrituras de la propia hipoteca, aunque en algunas ocasiones se pueden esconder detrás de denominaciones que no son propiamente “cláusula suelo” y son más difíciles de identificar. Debido a la existencia de estas cláusulas “escondidas”le recomendamos que un profesional en la materia revise las posiciones de su hipoteca, de modo que pueda detectarlas y evitar  así las negativas consecuencias de su aplicación futura. En nuestro nuestro departamento jurídico encontrará abogados expertos en esta materia que asesorarán al respecto.

Le interesa

MI BANCO ME HA DEVUELTO EL IMPORTE DE LA CLÁUSULA SUELO, ¿DEBE TRIBUTAR EN MI RENTA DE ESTE AÑO?

El Real Decreto-Ley 1/2017, de 20 de enero, reguló el tratamiento fiscal de las cantidades percibidas por la devolución de la aplicación de las cláusulas suelo por parte de las entidades financieras. 

En base a esta nueva Disposición, las cantidades devueltas derivadas de acuerdos celebrados con entidades financieras, bien en efectivo bien mediante la adopción de medidas equivalentes de  compensación, previamente satisfechas a aquellas en concepto de intereses por la aplicación de cláusulas de limitación de tipos de interés de préstamos, no deben integrarse en la base imponible del impuesto.

Tampoco se integrarán en la base imponible los intereses indemnizatorios relacionados con los mismos.

Por tanto, no procede incluir en la declaración del IRPF ni las cantidades percibidas como consecuencia de la devolución de los intereses pagados ni los intereses indemnizatorios reconocidos, por aplicación de cláusulas suelo de interés. Es decir, la devolución percibida no tributa como renta percibida en el IRPF.

Ver más detalle aquí: 

PERO, SI APLIQUÉ LA DEDUCCIÓN EN VIVIENDA EN MI DECLARACIÓN DE LA RENTA, ¿TENDRÉ UE REGULARIZAR?

Si en su momento aplicó en su declaración de IRPF la deducción por inversión en vivienda habitual o de deducciones autonómicas por las cantidades percibidas, perderá el derecho a su deducción. En este caso, deberá incluir los importes deducidos en la Renta del ejercicio en que se hubiera producido la sentencia, el laudo arbitral o el acuerdo con la entidad bancaria, pero sin inclusión de intereses de demora.

No será de aplicación esta regularización respecto de las cantidades que se destinen directamente por la entidad financiera, tras el acuerdo con el contribuyente afectado, a minorar el principal del préstamo. Es decir, si la entidad financiera, en lugar de devolver al contribuyente las cantidades pagadas lo que hace es reducir el principal del préstamo, no habrá que regularizar las deducciones practicadas anteriormente correspondientes a esos importes. Por su parte, la reducción del principal del préstamo tampoco generará derecho a aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual.

EN EL CASO DE HABER APLICADO LA DEDUCCIÓN POR INVERSIÓN EN VIVIENDA HABITUAL O DEDUCCIONES ESTABLECIDAS POR LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS, ¿CÚANDO SE PRESENTA LA REGULARIZACIÓN?

  1. Si la sentencia, laudo o acuerdo se produjo en 2017: la regularización de las cantidades deducidas se realizará en la declaración de IRPF 2017 y afectará, con carácter general, a las deducciones del año 2013, 2014, 2015 y 2016.

En el caso que entre las cantidades devueltas haya intereses del año 2017, estos ya no se tendrán en cuenta para aplicar la deducción en vivienda dicho año.

  1. Si se produjo en 2018:  la regularización de las cantidades deducidas se realizará en la declaración del año 2018 (que se presentará en abril, mayo y junio de 2019) y afectará, con carácter general, a las deducciones del año 2014, 2015 ,2016 y 2017.

No obstante, si la sentencia o acuerdo es anterior a la finalización del plazo de presentación de la declaración del IRPF del año 2017 (2 de julio de 2018), los intereses del año 2017 no se tendrán en cuenta para aplicar la deducción en vivienda y, por tanto, la regularización no afectará a dicho ejercicio.

¿Y SI LOS IMPORTES PERCIBIDOS LOS DECLARÉ EN SU MOMENTO COMO GASTOS DEDUCIBLES?

Si tenía alquilada la vivienda hipotecada y hubiera incluido, en declaraciones de años anteriores, los importes ahora percibidos como gasto deducible, estos perderán tal consideración debiendo presentarse declaraciones complementarias de los correspondientes ejercicios, quitando dichos gastos, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno. 

¿CÚANDO SE REGULARIZARÁ, EN CASO DE HABER INCLUIDO COMO GASTO DEDUCIBLE LAS CANTIDADES AHORA PERCIBIDAS?

  1. Si el acuerdo con la entidad financiera, la sentencia o el laudo, se ha producido desde el 5 de abril de 2017 hasta el 3 de abril de 2018: deberá presentar declaraciones complementarias con carácter general de los años 2013, 2014, 2015 y 2016, en el plazo de presentación de la declaración del IRPF del año 2017 (abril, mayo y junio de 2018).

Si entre las cantidades devueltas hubiera intereses abonados en el ejercicio 2017, el contribuyente ya no incluirá como gastos deducibles dichos importes en su declaración.

  1. Si se ha producido después del 3 de abril de 2018: deberá presentar declaraciones complementarias, con carácter general, de los años 2014, 2015 , 2016 y 2017 en el plazo de presentación del IRPF del año 2018 (abril, mayo y junio de 2019).

No obstante, si el acuerdo o la sentencia es anterior a la finalización del plazo de presentación de la declaración del IRPF de 2017 (2 de julio de 2018), los intereses del año 2017 no se tendrán en cuenta como gasto deducible y, por tanto, no tendrá que presentar declaración complementaria de dicho ejercicio.

Le interesa

SI YA REGULARICÉ POR TENER UNA SENTENCIA ANTERIOR, ¿QUÉ PUEDO HACER?

Si el contribuyente ya hubiese regularizado dichas cantidades por tener una sentencia anterior podrá instar la rectificación de sus autoliquidaciones solicitando la devolución de los intereses de demora satisfechos y, en su caso, la modificación de los intereses indemnizatorios declarados como ganancia.

La nueva declaración (complementaria) recogerá la totalidad de los datos que deban ser declarados, incorporando, junto a los correctamente reflejados en la declaración originaria, los de nueva inclusión o modificación.

Una vez determinada la cuota diferencial resultante de la nueva liquidación, se restará de la misma el importe que se ingresó en la declaración originaria, si ésta fue positiva, o bien se le sumará la devolución percibida, si resultó a devolver; el resultado obtenido es la cuota que deberá ser ingresada como consecuencia de la declaración complementaria.

Contacte con nuestro departamento fiscal para confeccionar y presentar su declaración de la RENTA incluyendo la devolución de la cláusula suelo y la regularización que corresponda en su caso.Nuestra experiencia y profesionalidad que le reportarán un resultado óptimo en su declaración de la renta.

 

 

Nerea Montesinos

Economista

Dpto. Fiscal-Contable

ASELEC asesoría y abogados

pagando-mas-de-lo-que-debe-tarjeta-credito

¿ESTÁ PAGANDO DE MÁS POR USAR SU TARJETA DE CRÉDITO?

LA NECESARIA TRANSPARENCIA DE LOS CONTRATOS

Gracias a las sucesivas reclamaciones y denuncias de las abusivas cláusulas suelo, y a raíz de la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013, se pusieron de manifiesto los requisitos que han de concurrir para que los contratos celebrados con entre las entidades bancarias y los consumidores y usuarios, superen un nivel de transparencia mínimo que permita garantizar los derechos de estos últimos y contratar con pleno conocimiento de las consecuencias económicas que suponen dichos acuerdos.

En consecuencia se declaró la nulidad de cientos de contratos que no superaron el nivel de transparencia requerido y, afortunadamente, no solo en relativo a las cláusulas suelo, sino que, se ha hecho extensiva a los contratos celebrados con entidades bancarias para la concesión de las tarjetas de crédito.

LA TARJETA “REVOLVING”

Concretamente, están siendo objeto de reclamación las denominadas “tarjetas revolving”, suscritas con entidades como Banco Popular, Banco Pastor, Bancopopular.es, Barclaycard, Barclays o Citibank, pertenecientes en la actualidad a WiZink Bank.

Este tipo de tarjetas de crédito son aquellas que nos permiten, o bien pagar en un solo plazo el capital del que dispongamos ese mes, o bien aplazar la deuda e ir pagándola poco a poco. Y es con esta segunda opción donde encontramos la trampa, puesto que el pago de la misma va a consistir en un porcentaje del capital dispuesto, más el interés pactado.

Ese porcentaje de la deuda, generalmente suele ser del 1% y el interés suele rondar el 24,27 % T.A.E. De esta manera, mes a mes, no habremos amortizado ni tan siquiera el 1% del capital dispuesto, y en cambio, lo que habremos pagado serán intereses en su mayor parte, generando así una deuda de capital pendiente de pago para el mes siguiente, que se acumulará consecutivamente, haciendo interminable el pago de la deuda generada, salvo que se deje de disponer del crédito, puesto que siempre será superior el capital dispuesto al amortizado.

Lo vemos en un ejemplo: si nuestra tarjeta tenía un crédito de 8.000 €, es probable que después de años pagando, ya hayamos abonado una cantidad que puede ascender a 12.000 €, pero aún estén pendientes de pago otros 4.000 €.

La causa es que mes a mes se amortizan casi en su totalidad los intereses, pero no el capital dispuesto, de modo que si el mes siguiente volvemos a utilizar nuestra tarjeta y disponer de crédito, éste se acumula al mes siguiente y la deuda será cada vez mayor pues nunca se amortiza más de lo que se dispone.
En resumen, el elevado tipo de interés pactado, unido a la forma aplazada del pago, conlleva que la amortización se base, casi de manera exclusiva, en el pago de intereses, de manera que mes a mes se va acumulando capital a devolver, y nunca se pueda terminar de amortizar la deuda.

Es evidente que nadie firmaría tales condiciones de manera consciente, puesto que resultan del todo abusivas, así pues, se entiende que el contrato de la tarjeta no cumple con los requisitos de transparencia exigidos por la jurisprudencia anteriormente mencionados.

En relación a la falta de transparencia de dichos contratos, resultó pionera la Sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, en las que se están apoyando los Juzgados y Tribunales de nuestro país para estimar las pretensiones de los consumidores. Dicha Sentencia considera de aplicación la Ley de la Represión y la Usura, habida cuenta del desproporcionado tipo de interés “pactado” y concluye que para que un interés pueda considerarse usurario es suficiente con que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado a las circunstancias del caso, sin necesidad expresa de que concurran los demás requisitos que marca dicha Ley.

Le interesa

RECLAME SUS DERECHOS Y RECUPERE SU DINERO

Nuestros Tribunales ya están empezando a declarar nulos los contratos que contemplen este tipo de condiciones, obligando a la entidad bancaria a devolver las cantidades pagadas de más, en casos evidentes de falta de transparencia y el consecuente abuso de las condiciones pactadas en cuanto al tipo de interés.

Si lleva años pagando cuotas mensuales de tarjetas de crédito y aún no ha terminado de amortizar la deuda, puede que tenga una tarjeta de las de tipo “revolving” y que adolezca de una posible nulidad por falta de transparencia en la fijación de sus condiciones.

No dude en ponerse en manos de un profesional que examine el caso en concreto y le asesore en defensa de sus intereses. Nuestros profesionales del Derecho están a su disposición. Contacte con nosotros.

 

Estefanía Belchí Poveda
Abogada
Aselec, asesoría y abogados.

nulidad-clausula-abusiva-vencimiento-anticipado-aselec

NULIDAD DE LA CLÁUSULA DE VENCIMIENTO ANTICIPADO

El TS precisa los efectos de la declaración como abusiva de la cláusula de vencimiento anticipado en los contratos de préstamo hipotecario.

La cláusula de vencimiento anticipado es aquella que se encuentra dentro de los préstamos hipotecarios y que permite al banco, o quien quiera que sea el prestamista, reclamar la totalidad de la deuda con anterioridad al plazo acordado para su devolución, cuando se producen impagos por parte del deudor, incluso cuando el impago venga referido a una sola de las cuotas.
La abusividad de esta cláusula ha sido puesta en entredicho habida cuenta de los efectos jurídicos que el vencimiento anticipado de dicha cláusula supone y que no son otros que el tan temido procedimiento de ejecución hipotecaria. Por ello, el Tribunal Supremo mediante Auto de fecha 8 de febrero, ha planteado dos cuestiones prejudiciales al Tribunal de Justicia de la Unión Europea a efectos de que determine el alcance de las facultades que ostenta un tribunal nacional una vez determinada la nulidad de esta cláusula.

 

En concreto, las consultas realizadas por el Alto Tribunal van dirigidas a que el TJUE se pronuncie sobre si se puede declarar parcialmente la abusividad de la cláusula, dando por válido el resto de la misma, más específicamente, si se decreta la nulidad del inciso “impago de una sola cuota” el resto de la cláusula de vencimiento anticipado puede permanecer vigente.

 

Por otro lado, se plantea el hecho de si un tribunal nacional puede determinar que la aplicación de su Derecho interno es más ventajosa para el deudor, aunque ello suponga continuar con el procedimiento de ejecución hipotecaria, que sobreseerlo y que el deudor quede expuesto a una ejecución ordinaria tras una sentencia firme en un juicio declarativo y ello, porque el procedimiento de ejecución hipotecaria es un procedimiento especial que protege en ciertos aspectos al deudor ejecutado, al contrario que la ejecución ordinaria.

 

Así pues, aún a la espera de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronuncie, las primeras consecuencias jurídicas no se han hecho esperar en la provincia de Murcia y, las ejecuciones hipotecarias llevadas a cabo en aplicación de esta cláusula ya han sido suspendidas tanto por parte de los Juzgados de Primera Instancia como la Audiencia Provincial, en tanto en cuanto no se resuelvan las cuestiones prejudiciales planteadas por el Tribunal Supremo.

 

 

Estefanía Belchí Poveda.
Dpto. Jurídico.
Aselec Consultores.

afecta-irpf-devolucion-clausulas-suelo

¿CÓMO AFECTA AL IRPF LA DEVOLUCIÓN DE LAS CLÁUSULAS SUELO?

Aprobada la normativa en el IRPF que trata la devolución de las cláusulas suelo.

Se ha introducido una nueva disposición adicional 45ª en la Ley del IRPF para regular el tratamiento de las cantidades devueltas en dicho impuesto.

Esta nueva Disposición adicional afecta a las cantidades percibidas por la devolución de las cláusulas suelo tras un acuerdo con el Banco o tras sentencia judicial o laudo arbitral.

Dichas cantidades no formarán parte de la base imponible del impuesto, es decir, la devolución percibida no tributa como renta percibida en el IRPF.

En el caso, en que las cantidades devueltas correspondan a ejercicios cuyo periodo de liquidación ya ha finalizado pero aún no ha prescrito se plantean dos supuestos:

  1. Dichas cantidades formaron parte de la base de la deducción (inversión en vivienda habitual u otra deducción autonómica). En este caso procederá conforme establece el art. 59 RIRPF “pérdida del derecho a deducir”, con algunas salvedades.

2. Dichas cantidades fueron gasto deducible (por obtención de alquileres): Se perderá tal consideración, debiendo practicarse autoliquidación complementaria correspondiente a los ejercicios no prescritos, sin sanción, ni intereses de demora, ni recargo alguno en el plazo comprendido entre la fecha del acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por este Impuesto.

En caso de que las cantidades devueltas corresponden a ejercicios cuyo periodo de liquidación aun no ha finalizado, las cantidades objeto de acuerdo, no formarán parte de la base de deducción por inversión en vivienda habitual ni tendrán la consideración de gasto deducible.

Pero además, es posible incluso eliminar cualquier coste fiscal si el acuerdo con el Banco consiste en una medida compensatoria que no sea la devolución del efectivo. Así lo reconoce también la normativa.

Si necesita más información, aclaración o consulta acerca de este tema, no dude en contactar con nosotros.

devolucion-clausulas-suelo

DEVOLUCIÓN DE LAS CLÁUSULAS SUELO

En el Boletín Oficial del Estado del pasado sábado 21 de enero, se ha publicado el Real Decreto Ley 1/2017, de 20 de enero de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo indebidas.

En él se establece un cauce extrajudicial para resolver, de forma sencilla, rápida y gratuita, las reclamaciones de los consumidores.

El procedimiento será obligatorio para la entidad financiera cuando lo solicite el cliente, y ésta tendrá tres meses para llegar a un acuerdo y resolver las reclamaciones en materia de cláusulas suelo indebidas.

Aunque la vía judicial siempre está abierta, se trata de evitar el colapso de los Tribunales y permitir que todo el proceso se lleve a cabo con las debidas garantías para el consumidor.

Para más información no dude en contactar con nosotros. Estaremos encantados de asesorarle en esta y otras cuestiones. http://www.aselecconsultores.com/despacho-abogados/