Los libros contables son aquellos documentos en los que se ve reflejada la información financiera de una empresa. En estos libros se plasmarán todas las operaciones que se lleven a cabo en el marco de la actividad económica de la empresa durante un ejercicio económico. Si bien es cierto que existen libros de contabilidad obligatorios que sí o sí el empresario deberá elaborar para cumplir adecuadamente con sus obligaciones fiscales, pero también existen otros libros contables de naturaleza no obligatoria o voluntaria, tal y como ocurre con los libros auxiliares. Por eso, hoy te vamos a explicar qué son los libros auxiliares.

Qué son los libros auxiliares en contabilidad y para qué sirven

Los libros auxiliares son libros contables voluntarios en los que se registran de forma detallada la información y los valores que se han plasmado en los libros contables principales. Así pues, en los libros auxiliares se registrará en detalle el ejercicio económico.

De esta forma, los libros auxiliares constituirán herramientas de gran utilidad para las empresas, ya que permiten dividir el trabajo contable de acuerdo con las necesidades de cada entidad. Esto significa que el número de libros auxiliares dependerá de cada empresa y de sus necesidades concretas. En cualquier caso, los libros auxiliares contienen la siguiente información:

  • Registro en orden cronológico de las operaciones llevadas a cabo durante el ejercicio económico.
  • Registro detallado de las actividades realizadas por la entidad.
  • Registro del valor de los movimientos de cada subcuenta.

Tipos de libros auxiliares

Como ya hemos adelantado, los libros auxiliares son ilimitados, lo que permite que cada empresa decida cuántos libros auxiliares elaborar, dependiendo de las necesidades de cada entidad. No obstante, hay diferentes tipos de libros auxiliares. Son los siguientes:

Libro de caja

En este tipo de libro auxiliar se plasmará el registro de todo el movimiento en efectivo que se llevará a cabo en la empresa, así como el saldo de caja. En este libro se deberán apuntar la fecha, el concepto, el debe, el haber y el saldo de caja.

Libro diario

En este tipo de libro auxiliar se anotarán por orden cronológico y diariamente los asientos contables. Los asientos contables hacen referencia a las transacciones que se registrarán en el libro diario y que deberán contener la fecha de registro, el número de referencia del registro, el código contable de la cuenta, el nombre de la cuenta y los valores que se anotarán en el debe y en el haber.

Libro mayor

En este tipo de libro contable incluye la información de forma individualizada de todas las cuentas que han sido utilizadas por la empresa en los asientos contables. Así pues, se plasmarán todos los aumentos y las disminuciones que han experimentado las cuentas de la empresa.

Libro auxiliar de inventario

En este libro auxiliar se tendrá en cuenta por orden cronológico las entradas y salidas de mercancías que ha experimentado el inventario de la entidad. De esta forma, se llevará a cabo un control y registro para conocer el stock del que dispone la empresa.

Libros de compras y de ventas

En estos libros auxiliares se plasmará toda la información relativa a las operaciones de compraventa que haya llevado a cabo la empresa, lo que resultará muy útil para llevar un control adecuado de los impuestos que se aplican a estas operaciones.

Libros auxiliares de subcuentas

En este tipo de libro auxiliar se encuentra la información recogida en el libro diario y en el libro mayor, presentando información mucho más detallada. Este libro auxiliar resultará muy útil para analizar en profundidad todas las transacciones económicas que han tenido lugar durante el ejercicio económico al que se refieren.

Libro auxiliar de vencimientos

Este libro auxiliar tiene como objetivo recoger la información relativa al vencimiento de los saldos en las cuentas por cobrar y por pagar. Así pues, este libro auxiliar resulta muy útil para conocer y controlar el flujo de caja y para proyectar el uso del dinero de la entidad.

Libro de clientes

En este libro auxiliar se encuentran las cuentas de cada cliente y toda la información relativa a las operaciones llevadas a cabo con cada cliente, desde las facturas a las notas de cargo que se hubieran emitido.

Libro de proveedores

Lo mismo que ocurre con el libro de clientes ocurre con el libro de proveedores, en el cual se anotará la información relativa a todos los movimientos que hayan tenido lugar con los proveedores de la entidad.

Sin duda, los libros auxiliares resultan una herramienta de gran utilidad para la correcta gestión de la contabilidad de las empresas. No obstante, no se debe tener en cuenta que estos libros contables son voluntarios y que, en todo caso, el empresario deberá cumplir y elaborar los libros contables obligatorios. Para ello, lo mejor es contar con nuestros servicios como asesoría contable en Murcia. Nosotros te orientaremos en la gestión de la contabilidad, consiguiendo los mejores resultados para tu empresa.

Socio Profesional en ASELEC Consultores | Web | + posts

Socio Profesional en ASELEC asesoría y abogados

Pin It on Pinterest