Entradas

elegir-un-convenio-colectivo-aselec

ELEGIR UN CONVENIO COLECTIVO

Es usted empresario y va a contratar trabajadores por primera vez, pero, ¿sabe qué convenio colectivo debe aplicarles?

EL CONVENIO COLECTIVO DETERMINADO POR LA ACTIVIDAD DE LA EMPRESA

En el  Título III del Estatuto de los Trabajadores ,»De la negociación colectiva y de los convenios colectivos» (E.T.), encontramos la regulación correspondiente a los convenios colectivos. El propio artículo 82 del E. T. define los convenios colectivos como resultado de la negociación desarrollada por los representantes de los trabajadores y de los empresarios y que además constituyen la expresión del acuerdo libremente adoptado por ellos en virtud de su autonomía colectiva.

Los convenios colectivos obligan a todos los empresarios y trabajadores incluidos dentro de su ámbito de aplicación y durante todo el tiempo de su vigencia.

Mediante los convenios colectivos, los trabajadores y empresarios regulan las condiciones de trabajo y productividad. Es determinante la adecuada elección del convenio correcto, puesto que éste va a regular, dentro de la relación laboral, los derechos y obligaciones entre empresa y trabajadores.

La actividad de la empresa, considerada como principal, es la determinante a la hora de establecer qué convenio colectivo se debe aplicar a los trabajadores.

Para que un colectivo de trabajadores esté afectado por un convenio colectivo, tiene que encontrarse bajo la jurisdicción del Estatuto de los Trabajadores. Es decir, aquellos trabajadores que no le es de aplicación el ET, no tienen negociación colectiva como tal.

Así, podemos decir que quedan excluidos del ámbito de negociación colectiva:

  • Funcionarios públicos.
  •  Transportistas
  • Consejeros o miembros del Consejo de Administración de empresas.
  • Los trabajos familiares, o a título de amistad o buena vecindad, así como las prestaciones personales obligatorias (cuidado de hijos o dependientes, etc.).
  • Los trabajos u operaciones mercantiles que asuman el riesgo y ventura de las mismas.
  • Trabajadores autónomos o por cuenta propia, salvo que se refleje algún artículo de manera concreta.

La duración de un convenio colectivo será la que se pacte entre las partes. Es habitual negociar convenios con duraciones de 3 años, pero con bloques de revisión en materia salarial anuales. Si no existe pacto sobre duración en el convenio, éste se entiende prorrogado año a año, hasta que una de las partes firmantes del mismo denuncie su cese.

Le puede interesar

ÁMBITO DEL CONVENIO COLECTIVO

A la hora de elegir el  convenio colectivo que vamos a aplicar en la empresa, nos encontramos con que existen diferentes tipos de convenios según su área geográfica:

  • Convenios colectivos de ámbito nacional: afectan al territorio estatal.
  • Convenios colectivos de ámbito autonómico: afectan a una comunidad autónoma y dentro de esta a un sector de actividad determinado.
  • Convenios colectivos de ámbito provincial: afectan a una provincia y dentro de esta a un sector de actividad determinado.
  • Convenios colectivos de ámbito local: afecta a una localidad en concreto

También existe la posibilidad de que la empresa tenga convenio colectivo propio, fruto de la negociación con los representantes de los trabajadores, cuyo texto debe presentarse ante la Autoridad Laboral, los Servicios de mediación y arbitraje laboral, para su aprobación. Este convenio colectivo pactado, una vez autorizado, prevalecerá sobre el resto de convenios colectivos. Puede leer aquí nuestro artículo acerca de los convenios colectivos propios:

CONTENIDO DEL CONVENIO COLECTIVO

Los convenios colectivos deben que contener acuerdos que respeten la legislación laboral vigente en todos sus extremos. Teniendo en cuenta esto, un convenio colectivo puede mejorar las condiciones establecidas en el Estatuto de los Trabajadores, pero nunca empeorarlas. 

Algunas de las materias que suelen regular y que desarrollan en el texto del convenio son las siguientes:

  • salarios según categorías,
  • vacaciones,
  • distribución de la jornada,
  • duración de los contratos,
  • condiciones de empleo,
  • permisos,
  • seguridad,
  • régimen disciplinario,
  • capacitación,
  • medidas de promoción profesional,
  • condiciones de trabajo y de productividad,
  • asistenciales (mejoras voluntarias de Seguridad Social),
  • etc

Los convenios colectivos se publican en el BOE, los de ámbito estatal y en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma o de la provincia a la que corresponda el convenio, en función del ámbito territorial del mismo.

A la hora de escoger convenio colectivo, habrá que tener en cuenta la ubicación geográfica en la que se encuentre la empresa y si existe convenio colectivo del sector de actividad de la misma. En el caso de que no exista, se deberá buscar uno de ámbito superior (provincial, autonómico o nacional).

¿Y si no hay ningún convenio que se ajuste a la actividad principal de la empresa?

En este caso, las condiciones laborales de los trabajadores de la empresa  deberán acogerse a lo estipulado en el Estatuto de los Trabajadores. También se deberá acudir al Estatuto, cuando aún existiendo un Convenio aplicable, en todos aquellos aspectos que el propio convenio colectivo no haya recogido o regulado.

Además de poder encontrar los convenios colectivos en el BOE y Boletines Oficiales de las Comunidades Autónomas, podemos realizar una consulta sobre qué convenio se debe aplicar, a la Comisión Consultiva de Convenios Colectivos.

La Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos es un órgano colegiado adscrito al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social a través de la Dirección General de Trabajo, de carácter tripartito y paritario e integrado por representantes de la Administración General del Estado, así como de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas.

Esta Comisión tiene como funciones:

  • El asesoramiento y consulta sobre el ámbito funcional de los convenios colectivos y sobre el convenio colectivo de aplicación a una empresa, así como la consulta en el supuesto de extensión de un convenio colectivo, regulado en el art. 92.2 del Estatuto de los Trabajadores.
  • El estudio, información y elaboración de documentación sobre la negociación colectiva, así como la difusión de la misma mediante el Observatorio de la Negociación Colectiva.

La intervención en los procedimientos de solución de discrepancias en los casos de desacuerdo en el periodo de consultas para la inaplicación de las condiciones de trabajo establecidas en los convenios colectivos de acuerdo con el artículo 82.3 del Estatuto de los Trabajadores.

Le puede interesar

En resumen, como hemos visto, para que un convenio colectivo tenga validez, además de estar firmado por todos los integrantes de la mesa negociadora, tiene que estar autorizado y ser inscrito en los Servicios de mediación y arbitraje laboral y publicado de manera oficial en el boletín oficial que le corresponda por su ámbito geográfico de aplicación.

El convenio colectivo está sujeto a la revisión formal del Ministerio de Trabajo, como organismo supervisor de las cláusulas pactadas entre las partes y como regulador de las relaciones laborales.

Como vemos, el convenio colectivo es la legislación laboral aplicable para cada empresa a la que le afecte a nivel sectorial. Es un texto que obliga, pero que tiene la consideración de mínimo, tanto por empresas como trabajadores, pudiendo mejorar ambos voluntariamente las condiciones reflejadas en el texto pactado.

En Aselec, asesoría y abogados, les asesoraremos en este y otros aspectos que puedan afectar a las condiciones laborales de aplicación en su empresa, siempre en la búsqueda de entornos laborales adaptados a la legalidad, pero en condiciones de la máxima eficiencia. Contacte con nosotros sin compromiso.

Emilia Espín Navarro

Graduado Social

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados.

Foto by Freepik
la-gestion-del-talento-en-la-empresa-aselec

LA GESTIÓN DEL TALENTO EN LA EMPRESA

GESTIÓN DE TALENTO COMO HERRAMIENTA DIFERENCIADORA.

Sabemos que el mercado de trabajo está en continuo cambio y los empresarios y otros gestores de las empresas, deben tener presente el objetivo de adaptarse y cambiar con él. Diferenciarnos de nuestra competencia es un valor añadido a nuestro negocio, y esto lo podemos obtener mediante las clásicas estrategias de precios, productos o servicios, o segmentación de mercados, pero no debemos olvidarnos de los propios recursos humanos de nuestra empresa, puesto que una estrategia, que nos puede aportar un gran valor diferencial, es apostar por la gestión del talento de nuestro EQUIPO de trabajo.

Pilar Jericó (2001) define talento como “un profesional comprometido que pone en práctica sus capacidades para obtener resultados superiores en su entorno y organización”  

gestio-talento-aselec.png

TALENTO ES LA COMBINACIÓN DE CAPACIDAD DE COMPROMISO Y ACCIÓN.

  • Capacidad conocimientos que poseemos, elementos básicos para el desarrollo diario de nuestro trabajo.
  • Compromiso el querer hacer, la motivación. (Son muchas las teorías de motivación, en el trabajo la motivación de los diferentes empleados varía, ya que no todos somos iguales y no nos mueven las mismas cosas, al igual que por edades, no buscan el mismo ambiente de trabajo)
  • Acción es llevar a cabo el proyecto, la materialización del proyecto cuanto antes.

…”no hay nada más tangible, más objetivo y fiable para predecir el éxito de una organización que las personas. Creemos muchísimo en las personas que marcan la diferencia.” Norman Broadbent- White paper del talento.

INFOGRAFÍA: DIFERENCIAS EN LA GESTIÓN DEL TALENTO ENTRE GENERACIONES

¿CÓMO GESTIONAR EL TALENTO?

Debemos tener claro que, todos los componentes de la organización deben participar en estos proyectos, desde la alta dirección hasta la última incorporación, mediante el establecimiento de objetivos.

Desde la planificación estratégica inicial del departamento de RRHH, analizando los puestos de trabajo de la empresa y detectando las competencias necesarias para cubrir las necesidades de la organización, llegamos a las diferentes áreas del departamento de RRHH.

Selección:  mediante la política de RSC, como hablamos en un artículo anterior, que nos facilita la atracción de personas con potencial a nuestras organizaciones. Esto nos ahorrará algunos costes en cuanto a procesos de selección, ya que, es posible que hayamos encontrado a los candidatos idóneos incluso antes de iniciar el proceso o sin saber que necesitábamos cubrir algunas necesidades organizacionales.

Desempeño: como vimos anteriormente, la evaluación del desempeño, es una herramienta para poder gestionar el talento de nuestras organizaciones, detectar necesidades y seguir potenciando aquellos puntos más fuertes de nuestro equipo de trabajo.

Desarrollo y crecimiento: en nuestra estrategia de gestión del talento debemos desarrollar y fomentar nuestro equipo, así como estudiar qué podemos ofrecerles. De ahí a establecer planes de desarrollo y carrera del equipo.

Le puede interesar

Si está interesado en ampliar información sobre este tema, o necesita asesoramiento a la hora de implantar este tipo de metodologías en su empresa, no dude en ponerse en contacto con nuestro Departamento laboral, donde estaremos encantados de asesorarle y ayudarle a encontrar la mejor opción para su empresa y trabajadores.

María José Penín Pina

Dpto. laboral

Aselec, asesoría y abogado

 

Foto de Negocios creado por creativeart – www.freepik.es

 

que-es-la-evaluacion-del-desempeno

¿QUÉ ES LA EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO?

El equipo de Recursos Humanos de una empresa u organización cuenta, entre sus funciones, con la evaluación del desempeño laboral de los empleados de la misma. Qué es y cómo se desarrolla esta evaluación del desempeño, es el tema de nuestro artículo de hoy, en el que hablaremos de cómo, a través de este instrumento de gestión y análisis, podemos comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos individuales de cada trabajador de la empresa y su contribución al éxito de nuestro negocio.

Así, podremos analizar su rendimiento, su conducta y la consecución eficaz de los resultados propuestos o esperados, de una manera global, sistemática y objetiva.

LA ENTREVISTA AL TRABAJADOR

A través de una entrevista realizada al empleado o profesional de nuestra empresa, podemos realizar evaluaciones del desempeño,  destinadas a lograr que la gestión de nuestra organización sea más competitiva y eficaz.

Antes de hablar de la evaluación del desempeño propiamente dicha, hablaremos un poco de la entrevista.

Así, en primer lugar nos encontramos con varios tipos de entrevista, que R.Mayntz clasifica de 3 modos:

  1. Por la estandarización
    1. Entrevistas no dirigidas: tipo de entrevista más liviana.
    2. Entrevistas intensivas 
    3. Entrevistas por cuestionario estandarizado: método más fiable, siendo las alternativas respuestas ya dadas.

2.  Por el modo en el que se realiza

  1. Oral 
  2. Escrita 
  1. Por el número de personas que intervienen 
    1. Individuales 
    2. Colectivas

CUIDADO CON LAS PRIMERAS IMPRESIONES

Además, antes de enfrentarnos a una entrevista, deberemos tener en cuenta que, casi siempre, al realizarla, nos vemos influenciados por nuestro estado de ánimo o percepción, es decir, debemos tener en cuenta la influencia de los sesgos inconscientes.

Por ejemplo, la primera impresión que nos cause un candidato o candidata al puesto de trabajo, no debería determinar el desarrollo de la entrevista, ya sea ésta una  impresión positiva o negativa.

Tampoco debemos dejarnos llevar por los estereotipos que creamos en función de la apariencia de la persona o efecto halo, y que venga motivado por una característica destacada de la persona ya sea positiva o negativa, de modo que obviemos aspectos negativos del entrevistado, en favor de una  sola  positivo o viceversa.

En conclusión, a la hora de realizar entrevistas, debemos dejar estos sesgos en la puerta, y así realizar una entrevista más fiable y objetiva.

Por último,  antes de comenzar con la evaluación del desempeño a los empleados, debemos recuperar la entrevista inicial que le realizamos antes de la contratación. Tenemos que volver a retomar todo aquello que ya valoramos: lo qué buscábamos para cubrir un determinado puesto de trabajo, cómo  definimos un perfil de trabajador para cubrir el puesto ofertado, que formación debía tener el candidato, su experiencia profesional, y las aptitudes y actitudes que requeríamos de la persona a la hora de relacionarse con su equipo o compañeros y cómo enfrentarse o gestionar diferentes situaciones.

Así pues, esta recopilación de información y competencias que recogimos en la entrevista inicial, nos puede ayudar en una posterior entrevista,  para evaluar el desempeño de los trabajadores en nuestra organización, y saber si realmente se cumplieron o no nuestras expectativas y objetivos.

Le puede interesar

LA EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO

Son diferentes los métodos utilizados a la hora de realizar evaluaciones del desempeño. Veamos algunos de ellos:

  • Listas de verificación: un check list basado en diversos factores, por el que el empleado deberá ser considerado o evaluado, y en el que cada factor, recibe una evaluación cuantitativa.

Veamos un ejemplo:lista de verificación aselec

  • Incidentes críticos: Creada por Jhon C. Flanagan en 1954, se trata de un proceso que nos ayuda a conocer o a hacernos una idea de las competencias de los empleados.

Se realiza mediante una entrevista estructurad, realizando preguntas abiertas, para que el empleado conteste qué hizo, cómo lo hizo, y cómo se sintió ante una situación determinada.

  • Evaluación 360º: se trata de una evaluación en la que participan todos aquellos que tienen relación con la empresa, desde directores, jefes inmediatos, compañeros de trabajo, clientes y proveedores. Es una evaluación muy completa, puesto que el trabajador que es evaluado desde las diferentes áreas de la organización.
  • Por último, nos centraremos en la evaluación del desempeño por COMPETENCIAS:

Los profesores Olaz y Brändle, (2013) en “Diseño de una entrevista de evaluación del desempeño por competencias desde una perspectiva microsociológicadefinen las competencias teniendo en cuenta tres elementos: CONOCIMIENTOS, CAPACIDADES Y HABILIDADES.

  1. CONOCIMIENTOS: referidos a aquellos conocimientos adquiridos ya sean o no reglados y desde una perspectiva teórico-práctica, dando lugar a conocimientos:

Generales, conocimientos necesarios para realizar nuestro trabajo.

-Específicos,relacionados con la organización, planificación y seguimiento de las tareas y actividades”

Adaptados, otros conocimientos, como pueden ser los idiomas.

  1. CAPACIDADES: siendo estas las características naturales del individuo, como, por ejemplo, el autocontrol personal 
  2. HABILIDADES: Relacionado con las capacidades del individuo, se puede definir habilidades como destrezas, que pueden ser también entrenadas. Son, por ejemplo, la motivación, el liderazgo personal.

OBJETIVO DE LA EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO

A través de un sistema de medición,  se trata de comprobar el grado de desempeño de la persona en su puesto de trabajo.

Los resultados que obtenemos pueden hablar de:

  • Adecuación competencial al puesto de trabajo, situación ideal, en la que se adapta en un grado alto persona al puesto de trabajo. 
  • Inadecuación competencial al puesto de trabajo, las competencias se encuentran por debajo de las necesidades del puesto.

En ambos casos, será necesario estudiar el caso concreto de cada trabajador evaluado, esto es,  la situación de la persona y su puesto de trabajo. Así, puede que la persona en la evaluación del desempeño, para un puesto de trabajo que requiera determinadas habilidades, se sitúe un punto por debajo de lo estimado como necesario, pero esto no quiere decir no sea válido para el puesto que está desempeñando. Lo que nos puede indicar es que, invirtiendo en formación o gestionando mejores herramientas que faciliten el desarrollo del trabajo, podremos alcanzar una mayor compenetración entre puesto de trabajo y persona y lograr una mayor eficiencia.

En definitiva, la evaluación del desempeño nos ayuda a conocer en qué dirección va nuestra organización, y si estamos gestionando nuestros recursos humanos de la manera mas efectiva para el logro de nuestros objetivos empresariales.

Veamos ahora un ejemplo gráfico:

Se trata de un puesto de trabajo de un operario que trabaja junto con 4 personas, a las que tiene que supervisar y motivar. Estos empleados realizan esculturas o figuras, tanto por encargo como de creación propia, y que están hechas de metal.

En estas tablas, describimos tanto aquello que es necesario para el puesto de trabajo, como al propio trabajador en las mismas competencias:

perfil del puesto de trabajo aselecperfil del trabajador aselec

Como podemos ver son 5 las competencias que podemos evaluar, tanto por encima como por debajo.

Una vez evaluado, podemos actuar en aquellos puntos con menor valoración:  por ejemplo, si se trata de la competencia en prevención de riesgos laborales, podemos proponer la realización de un curso básico. Si se trata de la competencia de motivación, en la propia entrevista debemos descubrir el origen de esta falta de motivación y ofrecer soluciones al trabajador teniendo en cuenta su opinión.

Si está interesado en ampliar información sobre este tema, o necesita asesoramiento a la hora de implantar este tipo de metodologías, no dude en ponerse en contacto con nuestro Departamento laboral, donde estaremos encantados de asesorarle y ayudarle a encontrar la mejor opción para su empresa y trabajadores.

María José Penín Pina 

Dpto. laboral 

Aselec, asesoría y abogados

 

 

 

<a href=»https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/negocios»>Foto de Negocios creado por yanalya – www.freepik.es</a>

el-profesional-competitivo-en-2020-aselec

EL PROFESIONAL COMPETITIVO EN 2020

¿CUÁL ES EL FUTURO DEL MERCADO TRABAJO?

El pasado año, el Foro Económico Mundial daba a conocer su reporte El futuro del trabajo 2018 (http://reports.weforum.org/future-of-jobs-2018/), que hablaba de un mundo próximo en el que habrá cada día una mayor convivencia entre los seres humanos y las máquinas. Algunos llaman a este fenómeno la Cuarta Revolución Industrial, motivada por la búsqueda de ventajas en materia de eficiencia y productividad para conservar y expandirse a nuevos mercados en una economía única dominada por lo digital.

El mercado laboral se transformará de manera acelerada, debido a esta nueva era de cambios y de innovación y se espera que la cresta de este ciclo empiece en 2023 y duré al menos 15.

En este informe del FEM también se destaca el hecho de que «para 2022, 59% de los empresarios encuestados, esperan haber modificado significativamente cómo producen y distribuyen, cambiando la composición de su cadena de valor, y casi la mitad espera haber modificado su ubicación geográfica base de operaciones. Al determinar las decisiones sobre la ubicación del trabajo, las empresas priorizan abrumadoramente la disponibilidad de talento local cualificado como su principal consideración, con un 74% de los encuestados que califican este factor como un valor «clave».

Además,  el 50% de las empresas, esperan que la automatización conduzca a una cierta reducción en su fuerza de trabajo a tiempo completo para 2022, según los perfiles de trabajo de su base de empleados de hoy. Sin embargo, 38% de las empresas encuestadas esperan extender su fuerza de trabajo a nuevos roles que mejoran la productividad, y más de una cuarta parte espera que la automatización lleve a la creación de nuevos puestos de trabajo en su empresa.

Pero, ¿qué impulsa estos cambios? El Reporte del Foro Económico Mundial apunta a la irrupción generalizada de cuatro grandes tecnologías: el Internet móvil ubicuo de alta velocidad, la inteligencia artificial, la adopción generalizada de análisis de big data y la tecnología en la nube.

Así, se espera una gran evolución en la digitalización de la economía que inevitablemente afectará a todas las empresas y organizaciones de modo que si quieren ser competitivas, deberán crear estrategias encaminadas a captar y fidelizar a los clientes, así como contar con una tecnología específica para gestionar los entornos digitales y explotar el conocimiento.

Es importante tener en cuenta el avance y la relevancia que tendrá la Inteligencia Artificial a nivel empresarial, puesto que, entrará en competencia directa con las cualidades personales, y para la supervivencia en el mercado laboral, los trabajadores y profesionales deberán adquirir nuevas habilidades y competencias, que hagan valer sus cualidades frente a las tecnológicas.

LAS «SOFT SKILLS» O HABILIDADES BLANDAS DE LOS EMPLEADOS O PROFESIONALES

En este panorama, llegará el momento en que ciertas habilidades personales estén tan consideradas, o más, que las habilidades técnicas. Estas valiosas habilidades personales se conocen como “soft skills” o habilidades blandas.

Entre las soft skills  podemos encontrarnos con la toma de decisiones y resolución de problemas, la planificación, organización y priorización, habilidades de comunicación, adquisición y procesamiento de información, el análisis de datos, el conocimiento técnico relacionado con la actividad profesional desarrollada, el manejo de programas informáticos, la habilidad para la realización de informes, o la capacidad para vender y persuadir a otros de que compren nuestros productos o servicios, entre otras.

En esta misma línea, el informe aludido del Foro Económico Mundial nos apunta también esas nuevas habilidades que sin duda debería tener cualquier profesional, que quiera permanecer activo en esta incipiente era, de modo que para lograr un perfil competitivo sea imprescindible el dominio de las siguientes competencias a nivel profesional y laboral:

  1. Capacidad para la resolución de problemas complejos.
  2. Pensamiento crítico basado en la creatividad.
  3. Coordinación efectiva y comunicación multidireccional de equipos.
  4. Capacidad y toma de decisiones en tiempo real.
  5. Flexibilidad cognitiva y uso de la inteligencia emocional.

Le puede interesar

Según un estudio realizado por el Institute for the Future de la Universidad de Fenix, estos son los modelos de trabajo orientados a la consecución de las mencionadas competencias profesionales:

  • Modelo de pensamiento adaptativo: Se trata de poder ofrecer soluciones eficaces más allá de la propia lógica. Este método tiene mucho que ver con la flexibilidad.

ciclo-información-negocio-adaptativo

  • Modelo de habilidad transcultural: Como consecuencia de la globalización de la economía mundial, el profesional deberá poder desenvolverse en entornos culturales diferentes al propio.
  • Modelo de colaboración virtual: Habilidad para trabajar productivamente impulsando la participación como miembro de un equipo virtual.
  • Modelo de nueva literatura mediática: Es la habilidad para crear impacto creando contenidos utilizando las nuevas vías de comunicación (Facebook, linkedin…etc).
  • Modelo de inteligencia social: Se basa en la habilidad de conectar con los demás sabiendo provocar reacciones en ellos.
  • Modelo de pensamiento computacional: Se trata de tener la capacidad de trasladar una gran cantidad de datos al pensamiento abstracto. La empresa Google promueve este modelo para potenciar esta capacidad entre sus empleados.

Por otro lado, no podemos dejar de hablar de las habilidades directivas que todo emprendedor deberá tener en cuenta en el desarrollo exitoso de su actividad profesional:

  • Confianza en sí mismo: Poder dirigirnos a los demás con la misma soltura con la que nos dirigimos a nuestros amigos o familiares.
  • Saber observar y explorar: Debemos conocer analizar en entorno que nos rodea para poder detectar las oportunidades de negocio.
  • Crear en innovar: La clave para destacar es ofrecer algo adicional o excepcional a lo que hace el resto.
  • Saber analizar, medir y gestionar el riesgo: Medirlo en dinero, tiempo, oportunidades perdidas, etc.
  • Toma de decisiones y análisis estratégico de las decisiones tomadas.
  • Capacidad de comunicación con los demás: La capacidad de influir en los demás positivamente nos dará la ventaja de que nuestra empresa sea recordada.
  • Ser una persona planificada y organizada: La planificación influye en todos los aspectos de nuestro negocio. Por ejemplo, la calidad de nuestro servicio o producto es esencial para que seamos mejores que la competencia.
  • Trabajar día a día con la misma o superior eficacia. Debemos pensar en aquello que nuestro negocio puede alcanzar y no rendirnos a la mínima.

¿Y CÓMO SERÁ EL FUTURO MERCADO DE TRABAJO EN ESPAÑA?

Según un estudio publicado por Adecco sobre el futuro del empleo nacional, el mercado girará entorno al concepto de “profesionales transversales” de modo que deberemos contar con habilidades pertenecientes a diferentes perfiles: habilidades de colaboración, de gestión, capacidades técnicas y orientadas a resultados, competencias en comunicación e interpersonales, capacidad de mando y liderazgo, óptima adaptación a los cambios, trabajo en equipo, resiliencia, flexibilidad y aprendizaje selectivo. Además el mercado priorizará a aquellos profesionales que sepan gestionar su propia marca e imagen personal, demostrando valores sociales en un contexto internacional.

 

Emilia Espín Navarro

Graduado Social

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados

 

 

<a href=»http://www.freepik.com»>Designed by rawpixel.com / Freepik</a>

los-beneficios-de-invertir-en-rsc-o-responabilidad-social-corporativa-ASELEC

LOS BENEFICIOS DE INVERTIR EN RSC O RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

¿QUÉ ES LA RSC O RESPONABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA?

Desde un punto de vista global, en España, la definición más utilizada en materia de Responsabilidad Social de la Empresa (RSE), es la propuesta por el Foro de Expertos en RSE, constituido en 2005 por iniciativa del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales:

La Responsabilidad Social de la Empresa es, además del cumplimiento estricto de las obligaciones legales vigentes, la integración voluntaria en su gobierno y gestión, en su estrategia, políticas y procedimientos, de las preocupaciones sociales, laborales, medio ambientales y de respeto a los derechos humanos que surgen de la relación y el diálogo transparentes con sus grupos de interés, responsabilizándose así de las consecuencias y los impactos que se derivan de sus acciones”.

La norma internacional voluntaria ISO 26000, define la Responsabilidad Social como

La Responsabilidad de una organización respecto de los impactos de sus decisiones y actividades en la sociedad y el medio ambiente, por medio de un comportamiento transparente y ético.

Desde el punto de vista de la empresa, podemos ver la Responsabilidad Social Corporativa como aquellas políticas de las organizaciones basadas en la interacción y relación con agentes externos (proveedores, competidores, consumidores, clientes) e internos (directivos, propietarios, empleados y con la comunidad). Es una forma de dirigir las empresas basado en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general.

En definitiva, hoy día, y debido a la gran competencia existente en el mercado, cualquier empresa debe saber diferenciarse de su competidores, e invertir en RSC puede ser una buena herramienta para lograrlo, accesible para cualquier negocio y no sólo a las grandes empresas.

¿Qué ámbitos de la empresa se vinculan a la Responsabilidad Social Corporativa?

La RSC es un concepto transversal que afecta a distintos ámbitos de gestión de la empresa, por lo que las actividades desarrolladas en el marco de la RSC han de estar:

  • Vinculadas a la actividad básica de la empresa
  • Tener una vocación de permanencia
  • Implicar un compromiso de la alta dirección

Así pues, hay que tener en cuenta que la RSC engloba varios departamentos de las organizaciones, por no decir todos, ya que hablamos de estrategias de marketing, recursos humanos, financiero, procesos productivos e innovación, por lo que, a la hora de plantear estrategias en este sentido, es conveniente que todos sean partícipes de la implantación de estas políticas.

Beneficios en la imagen corporativa

  • Mejoramos la imagen de empresa y la reputación de marca.
  • Mejoramos nuestro posicionamiento en redes sociales, contando nuestra historia desde los inicios, compartiendo nuestros valores de empresa, dando lugar a la creación de un vínculo y la fidelización de nuestro público objetivo (proveedores, clientes) con nuestros productos o servicios.

Atracción y retención del personal y del talento.

Las necesidades del mercado de trabajo han cambiado, y a las nuevas generaciones, ya no sólo les importa el salario a la hora de presentar sus CV, sino que tienen muy en cuenta otros valores en la empresa, como, programas de formación, que ayuden a nuestros trabajadores a seguir creciendo en la empresa y convertirse en mejores profesionales; horarios flexibles para conciliar vida laboral y personal, promoción interna, buen ambiente de trabajo, equipos de trabajo participativos en la toma de decisiones, etc.

Todos estos valores integrados en nuestra organización, a la larga tendrán como resultado un aumento de la productividad en nuestra empresa, por un lado, y por otro, una retención de nuestros empleados  que no se marcharán con la competencia y la vez, la atracción hacia nuestra organización de más personal con talento, que quiera incorporarse a nuestra firma y que venga llamado, entre otras cosas, por estas estrategias y políticas que determinan la actividad diaria de nuestro negocio.

Eficiencia energética

Apostar por cuidado del medio ambiente gestionando políticas que ayuden a promover estos valores desde dentro de la empresa, da una imagen de compromiso con la sociedad. ¿Cómo hacerlo? Mediante el cumplimiento de la legislación medioambiental, promocionando buenas prácticas ambientales y utilizando racionalmente los recursos en la empresa, así como relacionarnos con proveedores que lleven a cabo similares políticas medioambientales.

Facilita la financiación

La creación de una imagen de confianza y credibilidad dará lugar a obtener más facilidades a la hora de obtener financiación. Esto es aún más evidente si tenemos en cuenta que ya están aplicando nuevos criterios a la hora de evaluar riesgos en la financiación como los de carácter social y ambientales.

¿Cómo gestionar la RSC en la empresa?

Planificación:

Programar objetivos que sean:

  • Específicos
  • Medibles
  • Alcanzables
  • Relevantes
  • Con término temporal

Organización: agrupar a todas las partes implicadas para la consecución de los objetivos marcados.
Comunicación: gestionar una buena comunicación interna y externa para conocer el proceso de la consecución de los objetivos marcados.
Control: revisar el cumplimiento de los objetivos, si no es así analizar los procesos y volver al inicio para la consecución de los objetivos marcados.

En definitiva, a largo plazo, la inversión en RSC mejora la imagen de empresa, dando lugar a una fidelización tanto de clientes como proveedores, atracción de personal con talento que quiera trabajar con nosotros, la apertura a nuevos mercados, facilidad de financiación, así como una mayor eficiencia y productividad que tendrán como resultado un incremento de los beneficios económicos para nuestra empresa.

Le interesa

Si está interesado en ampliar información sobre este tema, o necesita asesoramiento a la hora de implantar estas políticas, no dude en ponerse en contacto con nuestro Departamento laboral, donde estaremos encantados de asesorarle y ayudarle a encontrar la mejor opción para su empresa y trabajadores.

 

María José Penín Pina
Dpto. laboral
Aselec, asesoría y abogados

criterios-de-la-inspeccion-ante-el-registro-de-jornada

CRITERIOS DE LA INSPECCIÓN ANTE EL REGISTRO DE JORNADA

El pasado día 10 de junio la Inspección de Trabajo y Seguridad Social publicó algunos criterios que la inspección tendrá en cuenta en materia de registro de jornada.

Desde la publicación del RD- ley 8/2019 de 8 de marzo de medias urgente de protección social y lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo en el cual establece la obligatoriedad de llevar el registro diario de la jornada para todas las empresas, y su entrada en vigor el 12 de mayo de 2019, han sido varias las especificaciones que se han publicado para llegar a clarificar un poco más este artículo.

*Ver también

EL REGISTRO DE JORNADA EN EL ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES

Art. 34.9 ET:”La empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en este artículo.

Mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, se organizará y documentará este registro de jornada.

La empresa conservará los registros a que se refiere este precepto durante cuatro años y permanecerán a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.”

Le puede interesar

EL CRITERIO DE LA INSPECCIÓN ANTE EL REGISTRO DE LA JORNADA

Veamos ahora, el CRITERIO DE LA INSPECCIÓN ante dicha regulación.

¿Es obligatorio el registro horario de todos los trabajadores?

Es obvio que SÍ, y esta obligatoriedad está  fundamentada en la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 4 de noviembre de 2003, tratando de unificar normas nacionales en materia de duración de trabajo, en el que se establecen unas disposiciones mínimas. Esta directiva trata de proteger la seguridad y salud de los trabajadores respetando los periodos mínimos de descanso e impedir la duración máxima de la jornada de trabajo. 

¿Qué debe contener el documento de registro de jornada?

En concreto, el horario de inicio de la jornada y fin y de forma diaria. No exige el registro de interrupciones o pausas. Lo que se desea es el reflejo fiel de trabajo efectivo a través de medios objetivos y fiables. 

Conviene tener en cuenta que es una norma de mínimos, por lo que, el mínimo es reflejar hora de inicio y fin, pero siempre mediante acuerdo entre empresa y los representantes de los trabajadores, también se pueden establecer otras variables en el registro, que entre acuerdo de las partes, consideren necesarias para un registro más exhaustivo.

No es válido un calendario previo o cuadrantes de horarios elaborados para determinados periodos, ya que es previo, a la realización de dicha jornada y no es cierta la realización de ésta, por lo que se exige que sea control diario a posteriori de esta organización del trabajo.

¿Hasta cuándo y cómo tengo que conservar el documento de registro de jornada?

Lo que sí deja claro es que debemos de disponer de este registro horario hasta 4 años, pero, ¿cómo? No establece el cómo, el registro debe ser FIABLE Y VERAZ, y que sea ACCESIBLE. 

Este registro debe estar accesible, no sólo para la inspección de trabajo, cuando se presente en la empresa, sino que también tienen que poder acceder a ellos, los trabajadores y/o sus representantes. 

Este registro debe permanecer en formato físico en la empresa, como hemos dicho durante 4 años, y la comprobación de la existencia de este documento ante la inspección, debería ser casi, inmediata, ¿por qué? Porque la inspección quiere corroborar que ese documento no ha sido alterado o manipulado. 

¿Cómo se organiza la documentación del registro?

Será la que se determine mediante negociación colectiva, acuerdo de empresa o decisión del empresario previa consulta con los representantes legales. Referido a si la documentación se organiza a través de medios informático, papel, y cómo mantener estos en la empresa, por ejemplo, escaneo de los registros de jornada por trabajador.

Conclusiones 

Podemos concluir, que la inspección solicitará, un mínimo, hora de inicio y fin de la jornada, tener en cuenta que la inspección requerirá, al momento de personarse en la empresa, la documentación de registro de jornada, y que ésta, deberá ser facilitada con rapidez, y convendrá que sea fiable, cierta y no exista duda alguna de que ese registro horario ha sido modificado.  

Hay que tener presente también, que el incumplimiento del registro de jornada (la transgresión de las normas y los límites legales o pactados en materia de jornada, trabajo nocturno, horas extraordinarias, horas complementarias, descansos, vacaciones, permisos, registro de jornada y, en general, el tiempo de trabajo a que se refieren los artículos 12, 23 y 34 a 38 del Estatuto de los Trabajadores) se considera con una INFRACCIÓN GRAVE, y puede acarrear sanciones de hasta un importe máximo de 6.250 euros, según el art. 7.5 de la LISOS.

En ASELEC trabajamos para mantenerle informado de las novedades al respecto de esta nueva normativa, así como de los criterios inspectores que puedan establecerse, siempre en la búsqueda de la forma más eficiente de llevarlo a cabo en su contexto empresarial. Si tiene alguna consulta al respecto o necesita ayuda a la hora de poner en práctica el registro de la jornada de sus empleados, en ASELEC, asesoría y abogados,  ponemos a su disposición nuestra experiencia y profesionalidad. Contacte con nosotros.

María José Penín Pina 

Dpto. laboral 

Aselec Consultores

Foto de fondo creado por pressfoto – www.freepik.es

guia-del-registro-de-jornada-aselec

GUÍA DEL REGISTRO DE JORNADA

¿TIENE DUDAS ACERCA DEL REGISTRO DE JORNADA DEL TRABAJADOR? ¿SABE QUE EXISTEN RESPUESTAS A LAS PREGUNTAS MÁS FRECUENTES SOBRE ESTE TEMA RECOGIDAS EN UNA GUÍA?

EL REGISTRO OBLIGATORIO DE JORNADA DEL TRABAJADOR

EL Real Decreto – Ley 8/2019 de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo,  incorporaba dos novedades principales: la rebaja (como venía siendo hasta la última reforma en 2013) a los 52 años de la edad mínima para el acceso al subsidio por desempleo en su (por lo tanto, ya extinta) modalidad de mayores de 55, y la obligatoriedad de llevar un registro diario de jornada para todas las empresas, independientemente de su tamaño y sector, en el que deberán estar incluidos todos sus trabajadores, sea cual sea su jornada de trabajo.

Desde su entrada en vigor, por su trascendencia en el mundo empresarial y por las numerosas dudas que la publicación de la norma ha suscitado, se hacía necesaria una ayuda en la aplicación práctica de la misma.

Para dar respuesta a estas dudas, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha publicado una guía para facilitar la aplicación práctica de la norma, en la que no se establecen criterios vinculantes, sino criterios meramente informativos relacionados con este deber empresarial, todo ello sin perjuicio de la interpretación de la norma que corresponde a los Juzgados y Tribunales del orden social.

Realizamos hoy un resumen de la citada guía a fin de concretar las respuestas a las cuestiones más frecuentes.

1.- ¿A qué tipo de trabajadores se aplica el registro de jornada?

El registro horario se aplica a la totalidad de los trabajadores independientemente de su categoría o grupo profesional, a todos los sectores de actividad y a todas las empresas (siempre que estén incluidas dentro del ámbito de aplicación que define el artículo 1 de Estatuto de los Trabajadores).

También quedarán obligados los trabajadores que se desplazan y no desarrollan, total o parcialmente, su relación laboral en el centro de trabajo, como pueden ser los comerciales, trabajadores a distancia, etc.

2- ¿Quién quedaría excluido de este registro de jornada?

  • Las relaciones laborales de carácter especial, que se estará a lo establecido en su norma específica. Este es el caso del personal de alta dirección que se regula en el artículo 2.1ª) del Estatuto de los trabajadores.
  • Trabajadores con contrato a tiempo parcial, para los que ya se realiza un registro de jornada (ya existía una obligación anterior).
  • Trabajadores para los que ya existía la obligación según el Real Decreto 1561/1995 de 21 de septiembre (determinados transportes por carretera, trabajadores de marina mercante, etc.
  • Los que están excluidos del ámbito de aplicación el Estatuto de los Trabajadores como socios de trabajadores de cooperativas, trabajadores autónomos, etc.

En cuando la flexibilidad del tiempo de trabajo y la distribución irregular de la jornada, siempre dentro de los límites legales, el registro de jornada no resta operatividad ni es impedimento alguno, ya que se pueden realizar jornadas diarias superiores compensadas con otras inferiores, por ejemplo, siempre y cuando se cumpla una determinada jornada mensual, libremente distribuida por el trabajador. Esto no supondrá un trabajo extraordinario o por encima del pactado si, analizados los registros de los restantes días del mes, queda acreditado el cumplimiento de la jornada mensual ordinaria.

En el caso de Empresas de Trabajo Temporal, será la empresa usuaria la obligada al cumplimiento del deber de registro de jornada y el deber de guardar estos registros durante cuatro años.

En cuanto a la subcontratación establecida en el artículo 42 ET, la empresa contratista o subcontratista, será la responsable del cumplimiento de todas las obligaciones laborales, incluido el registro de jornada.

3.- ¿Se como tiempo de trabajo efectivo la totalidad del tiempo transcurrido entre el horario registrado de inicio y finalización de la jornada diaria?

El registro diario de jornada debe contener el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de cada persona trabajadora, por lo que habrá que indicar en este registro las pausas diarias para que no se entienda que todo el tiempo que media entre el inicio y finalización de jornada registrada constituye tiempo de trabajo efectivo.

Con respecto a las pausas/descansos que se realizan en medio de la jornada, se insta a la negociación colectiva o el acuerdo de empresa para la realización de un modelo de registro de jornada idóneo.

Lo que se pretende es que se conozca la jornada real realizada por el trabajador y de constatarse jornadas extraordinarias, asegurar su compensación en salario o descansos en los términos aplicables, salvo que sean fruto de otras fórmulas de flexibilidad del tiempo de trabajo establecidas en la normativa.

Asimismo, los trabajadores desplazados fuera del centro habitual del trabajo, deben igualmente llevar un registro diario de la jornada, indicando su tiempo de trabajo efectivo.

4.- Medios para el cumplimiento de la obligación de registro de jornada.

No se establece un modelo específico y la norma se limita a señalar que se debe llevar a cabo día a día e incluir el momento de inicio y finalización de la jornada.

Será válido cualquier sistema o medio, en soporte papel o telemático, que proporcione información fiable, inmodificable y no manipulable a posteriori, ya sea por el empresario o por el propio trabajador. 

Mediante negociación colectiva o acuerdos de empresa pueden realizar un modelo o sistema de registro adecuado a sus características siempre y cuando no esté expresamente regulado en el artículo 34.9 ET y que cumpla con su finalidad. 

5.- Conservación y acceso al registro de jornada.

Es válido cualquier medio de conservación siempre que se garantice su preservación y la fiabilidad e invariabilidad a posteriori de su contenido.

Los registros deben permanecer físicamente en el centro de trabajo y ser accesibles desde el mismo en el momento que se soliciten por los trabajadores, sus representantes o la Inspección de Trabajo y Seguridad Social

6.- Horas extraordinarias de fuerza mayor (artículo 35 ET).

Su obligatoriedad y exigencia empresarial al trabajador, permitirá exceder el número de horas que constituye la jornada ordinaria, aún cuando habrán de computarse y retribuirse como horas extraordinarias, con cuantos efectos formales y materiales derivan de su realización además de su registro en los términos previstos en el artículo 35 ET.

En ASELEC estamos trabajando para mantenerle informado de las novedades al respecto de esta nueva normativa, así como de los criterios inspectores que puedan establecerse, siempre en la búsqueda de la forma más eficiente de llevarlo a cabo en su contexto empresarial.

Si tiene alguna consulta al respecto o necesita ayuda a la hora de poner en práctica el registro de la jornada de sus empleados, en ASELEC, asesoría y abogados,  ponemos a su disposición nuestra experiencia y profesionalidadContacte con nosotros.

Emilia Espín Navarro

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados.

OBLIGATORIEDAD DE REGISTRO DE JORNADA PARA TODAS LAS EMPRESAS

12 DE MAYO 2019: OBLIGATORIEDAD DE REGISTRO DE JORNADA PARA TODAS LAS EMPRESAS

El pasado 12 de marzo se publicaba en el BOE uno más de los “Reales Decretos Sociales” a los que venimos aludiendo en este blog y a los que nos estamos acostumbrando en estos últimos meses de legislatura,  que nos trae  novedades normativas a través de esta vía de urgencia, y que recoge entre otras medidas,  la obligatoriedad de llevar un registro diario de jornada para todas las empresas, independientemente de su tamaño y sector.

Otros artículos del blog relacionados con los «Reales Decretos Sociales»:

Este nuevo Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, incorpora dos novedades principales: la rebaja (como venía siendo hasta la última reforma en 2013) a los 52 años de la edad mínima para el acceso al subsidio por desempleo en su (por lo tanto, ya extinta) modalidad de mayores de 55, y la obligatoriedad de llevar un registro diario de jornada para todas las empresas, independientemente de su tamaño y sector, en el que deberán estar incluidos todos sus trabajadores, sea cual sea su jornada de trabajo.

Nos centraremos en esta ocasión en la mencionada obligatoriedad, por su trascendencia en el mundo empresarial y por las numerosas dudas que la publicación de la norma ha suscitado.

¿PERO NO ERA YA OBLIGATORIO EL REGISTRO DE LA JORNADA?

Mirando este tema con perspectiva, cabe mencionar que ya en el año 2016, y a raíz de varias sentencias de la Audiencia Nacional, se hizo extensivo el registro de jornada, no sólo para los trabajadores a tiempo parcial como ya estaba establecido desde diciembre de 2013 (RD 16/2013 de 20 de diciembre) sino para todos los trabajadores de la empresa, independientemente de su jornada de trabajo. En aquel momento y enmarcadas en el Plan de Control de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad para ese año, ya se giraron numerosas actuaciones Inspectoras a empresas, con la premisa destacable (por lo novedosa en su planteamiento) de que el Inspector podría solicitar el registro de jornada “in situ”, para evitar posibles manipulaciones posteriores.

Esta medida ya causó gran revuelo, por la amplia difusión que se le dio a los actores implicados (como cabe imaginar, con desigual acogida) y por el desembolso económico que exigió a las empresas que decidieron implementar sistemas de control de presencia electrónicos a partir de aquel momento.

Le interesa

Sin embargo, esto no impidió que aquella obligatoriedad no llegara para quedarse, ya que posteriormente sendas sentencias del la Sala de lo Social de Tribunal Supremo (246/2017 y 338/2017) con mayor rango normativo y sentando jurisprudencia, obligaron a revisar aquel criterio llevando la situación a lo anteriormente previsto, es decir, un registro diario de jornada solo para los trabajadores a tiempo parcial y para las horas extraordinarias

NUEVA OBLIGATORIEDAD DEL REGISTRO DE LA JORNADA DEL 12 DE MAYO DE 2019

Este RD 8/2019, denominado “de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo” y con la clara voluntad de controlar y perseguir los incumplimientos en materia de jornada laboral de los trabajadores, deja como margen para su implementación dos meses desde su publicación, estableciendo como fecha de inicio de la obligatoriedad y por tanto de exigencia del mismo, el próximo 12 de mayo de 2019.

A través de una modificación de urgencia del art. 34 del ET establece el “deber de la empresa de garantizar el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria existente”.

Este registro deberá conservarse por un plazo de cuatro años y deberá estar accesible y disponible en el centro de trabajo para el trabajador y sus representantes, así como para la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que muy probablemente iniciará como ya hizo en 2016 campañas inspectoras al respecto.

Los incumplimientos que puedan observarse relativos a este registro obligatorio de jornada serán considerados infracción grave, pudiendo ser sancionados con un importe máximo de 6.250 euros según el art. 7.5 de la LISOS.

obligado-auditar-cuentasCONDICIONES QUE DEBE CUMPLIR ESTE REGISTRO DE JORNADA

Hasta aquí estrictamente lo legislado. Pero desafortunadamente, como ocurre en la mayoría de las ocasiones en este tipo de normas, la parte práctica arroja, al menos en un primer estadio de aplicación, algunas lagunas.

En cuanto a la forma de este registro, con la premisa clara de que tendrá que estar estructurado por trabajador, haciendo contar diariamente su horario de entrada y salida, el RD no establece ninguna fórmula específica, y sólo remite a lo que se había venido aplicando anteriormente es decir, que “resulte fiable y se gestione de modo objetivo “por lo que podría adoptar cualquier forma ( manual o control electrónico) siempre que garantice la fiabilidad de los registros y la imposibilidad de manipulación de los mismos.

Para llevar a cabo la elección de la forma de organización, la norma remite a la negociación colectiva o acuerdo de empresa. Sólo en defecto de acuerdo, se prevé la decisión del empresario previa consulta a los representantes legales.

Pero ¿y si en mi empresa no hay delegados de personal y/o no tengo ningún sistema de control de presencia?

El RD, establece una modificación del punto 7 del art. 34 ET en el que el Gobierno se reserva la posibilidad de establecer “…ampliaciones o limitaciones en la ordenación y duración de la jornada de trabajo y los descansos, así como especialidades en las obligaciones de registro de jornada para aquello sectores, trabajos y categorías profesionales que por sus peculiaridades así lo requieran”.

Hasta que no se legislen (si se da el caso) esas posibles modulaciones, está por ver el criterio de la Inspección de Trabajo respecto a los registros recogidos de forma manual que por lógica deberían ser los habituales en empresas con reducido número de trabajadores donde la implantación de un sistema electrónico puede resultar complicado y poco práctico. Atendiendo a los criterios de aplicación anteriores, relativos a otros registros similares, deberían ser aceptados, siempre que se realicen en condiciones de garantías de veracidad y de invariabilidad a posteriori.

Para terminar reseñar que el establecimiento de este registro obligatorio de jornada diaria no anula las obligatoriedades anteriormente establecidas, de registro de jornada a tiempo parcial y de registro de horas extras, sino que son obligaciones que coexistirán a partir del 12 de mayo.

En ASELEC estamos trabajando para mantenerle informado de las novedades al respecto de esta nueva normativa, así como de los criterios inspectores que puedan establecerse, siempre en la búsqueda de la forma más eficiente de llevarlo a cabo en su contexto empresarial. Si tiene alguna consulta al respecto o necesita ayuda a la hora de poner en práctica el registro de la jornada de sus empleados, en ASELEC, asesoría y abogados,  ponemos a su disposición nuestra experiencia y profesionalidad. Contacte con nosotros.

Fuensanta Nicolás
Dpto. Laboral
ASELEC, asesoría y abogados

 

conoce-la-mochila-austriaca-aselec

¿CONOCE LA «MOCHILA AUSTRIACA» ?

¿Ha oído hablar alguna vez del modelo de la «Mochila Austriaca»? ¿Sabe en qué consiste este modelo que sustituye a la indemnización por despido? ¿Sería viable su implantación en España?

En los últimos años y, especialmente, con motivo de los procesos electorales y cambios políticos, se vienen planteando debates acerca de cuál sería la mejor opción a la hora de reformar el mercado laboral y el sistema de pensiones. En este contexto,  algunos políticos y expertos han propuesto como modelo a seguir la llamada «mochila austríaca», o modelo austriaco de indemnización por despido.

QUÉ ES EL MODELO AUSTRIACO DE INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO

El llamado “modelo austriaco” (o “mochila austriaca”) de indemnización por despido, consiste en la implantación gradual de un sistema de cuentas individuales de capitalización para la movilidad a través de la creación del fondo correspondiente, es decir, el trabajador acumularía parte de su sueldo en una cuenta individual que puede rescatar en caso de despido, si abandona voluntariamente la empresa para cambiar de empleo, para emprender un negocio por su cuenta o para su jubilación. En el caso de fallecimiento del trabajador, este fondo pasaría a formar parte de la herencia de sus allegados.

La cuantía acumulada en la «mochila» del trabajador, será invertida por una entidad financiera en búsqueda de un rendimiento, con la garantía del Estado, y permite a las empresas despedir a coste cero al trabajador, quien puede entonces hacer uso del capital acumulado en ella, aunque también se puede utilizar como complemento a la pensión pública de jubilación. En este último caso, el trabajador podrá elegir si accede a su fondo de capitalización individualizado a través de un solo pago o cobrar cada año una parte de su fondo.

Este nuevo sistema crearía una mayor flexibilidad externa, al mantener los costes de despido predecibles en todo momento, mejorando al mismo tiempo la seguridad financiera de los trabajadores excluidos anteriormente del sistema, y aquellos trabajadores, que estaban cubiertos pero que terminaron su contrato a sí mismos. Al mismo tiempo, el sistema también contribuye a la creación de un pilar adicional de pensiones, que complementa las disposiciones existentes.

Ahondando más en esta flexibilidad laboral, se estarían suprimiendo los obstáculos para ejecutar un despido, por lo tanto, ante un despido, prevalecería la propia capacidad del trabajador dentro de la empresa y no su coste de despido. Esto permite a las empresas ajustarse inmediatamente ante los cambios de mercado y no verse solapada por unos costes o cambios que les pueda alterar la situación financiera de las empresas.

VENTAJAS DESVENTAJAS DE LA IMPLANTACIÓN DE ESTE MODELO

Este modelo tiene por supuesto, defensores y detractores. Los defensores proponen las siguientes ventajas:

  • Fomenta la contratación
    • El empleador tiene más libertad para adaptar su plantilla a las condiciones de la empresa sin temor a tener que pagar finiquitos.
  • Complemento al sistema público de pensiones
    • Se garantizaría la sostenibilidad del sistema ante el reto del envejecimiento demográfico.
  • No habría motivo por parte de las empresas para no realizar contratos indefinidos.
    • Al no haber impedimentos para el despido, no hay necesidad de contratos temporales.
  • No existe límite a la indemnización.
    • La indemnización será mucho mayor cuanto mayor sea nuestra vida laboral.
  • Reduce la incertidumbre sobre los costes empresariales futuros.
  • Flexibilidad laboral tanto para las empresas como para el trabajador.

¿Y qué opinan los detractores? Estos últimos,  frente a las ventajas anteriores, piensan que el modelo austriaco:

  • Facilita el despido.
    • El empresario puede ajustar su plantilla cuando quiera sin coste alguno.
  • Podría hacer desaparecer la prestación por desempleo.
  • Hace que se encarezcan los costes laborales para el empleador.
  • El empleado ve repercutido otro coste sobre su nómina.

¿Cuánto sería el porcentaje a aplicar sobre el salario y que pasaría a formar parte de esta mochila?

Cada mes, el empresario aportaría un porcentaje del 1,53% del salario bruto del empleado a este fondo, que, como ya hemos indicado, no solo se acumularía, sino que sería gestionado por una entidad que lo invertiría en busca de un rendimiento, garantizado por el Estado el 100% del capital.

Para poder llegar a la implantación de este modelo, es necesario que se produzca  un cambio de mentalidad, tanto por parte de las empresas como en los trabajadores, puesto que éste nos llevaría a abandonar la idea de tener “un trabajo para toda la vida”,  hacia un pensamiento en el que “la flexibilidad del mercado laboral es la base para una economía más productiva y económica». ¿Y usted, qué opina?

Esperamos sus comentarios en nuestra web.

Emilia Espín Navarro

Graduado Social

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados.

convenio-propio-para-mi-empresa-requisitos

CONVENIO PROPIO PARA MI EMPRESA ¿CUMPLE LOS REQUISITOS?

La negociación colectiva, y por ende también el tema de los convenios colectivos, ha sido una de las materias que más en profundidad han sido objeto de modificación en los últimos años, con una clara vocación de flexibilizar un campo que había quedado un tanto anticuado en cuanto a sus planteamientos dentro de un mundo laboral cada vez más cambiante.

MARCO LEGAL DEL CONVENIO COLECTIVO

Ya el RD 7/2011 iniciaba esta senda de modernización, en materias como los contenidos mínimos que los convenios debían recoger, estructura de la negociación colectiva (convenios de ámbito estatal y autonómico) y en los procedimientos para la resolución de conflictos, entre otras.

Sin embargo, el cambio más sustancial y el que afecta directamente a la cuestión que hoy nos ocupa vendría posteriormente con la Ley 3/2012 de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo.

En esta norma se introducían modificaciones en artículos del Capítulo I del Título III (relativo a la negociación colectiva) del Estatuto de los Trabajadores en vigor en aquel momento, intentando facilitar la adaptación de las condiciones laborales a las realidades de las empresas, encuadradas necesariamente hasta aquel momento en unas condiciones marcadas por convenios de ámbito superior.

La novedad estrella y que sin duda marcaba un antes y un después en esta materia sería el establecimiento de la prevalencia del convenio colectivo de empresa sobre el convenio colectivo sectorial, en concreto en lo relativo al art. 84 ET.

Este cambio de criterio puso en el mapa las negociaciones de convenios colectivos a nivel de empresa, que iban a permitir buscar un marco laboral propio, siempre acordado entre la empresa y los trabajadores o representantes sindicales.

Así, los convenios colectivos de empresa pueden incluir modificaciones sobre el de ámbito superior en materias tales como cuantías salariales, abono de horas extraordinarias, horarios y distribución de las jornadas, clasificaciones profesionales propias…etc.

Estas materias podrán llegar a límites incluso por debajo del convenio de aplicación en el sector, sin que por ello no siga siendo de aplicación el principio general de que jamás se podrá pactar por debajo de lo previsto en el Estatuto de los Trabajadores.

Le puede interesar

REQUISITOS PARA NEGOCIAR EL CONVENIO

El requisito previo para poder plantear esta cuestión sería que la empresa tenga mínimo seis trabajadores, que es también el número mínimo establecido para que los trabajadores puedan elegir un delegado sindical, si están de acuerdo.

Su creación está sujeta a un proceso de negociación, y a la posterior aceptación del convenio acordado por parte de la Autoridad laboral. Ésta dependerá en gran medida de que estas negociaciones estén ajustadas a los plazos legalmente establecidos, así como a la válida constitución de la mesa negociadora, que iniciará un periodo de consultas.

Esta mesa estará compuesta por el empresario y por una representación sindical hasta un máximo de trece personas. En las empresas o centros de trabajo donde no haya representación sindical, se estará a lo previsto en el art. 41.4 del ET y así los trabajadores tendrán que elegir democráticamente una comisión negociadora que tendrá como máximo tres miembros.

Los acuerdos tendrán que quedar siempre plasmados por escrito y deberán ser remitidos a la Autoridad Laboral, que podrá hacer todas las comprobaciones que considere oportunas en cuanto a contenido mínimo y representatividad de la comisión negociadora.

Son muchos los convenios declarados nulos por defectos en este sentido, ya que habiendo varios centros de trabajo, todos deben estar válidamente representados, sin ser válida la presencia en la negociación de sólo los centros donde haya representación sindical.

Una vez pasado ese filtro, el convenio será registrado y finalmente publicado.

Le puede interesar

UNA HERRAMIENTA PARA EL EMPRESARIO

En definitiva, es importante que los empresarios conozcan esta posibilidad que la ley puso a su alcance, en tanto en cuanto da acceso a la posibilidad de modificar las condiciones laborales establecidas por el convenio sectorial, que en determinados casos puedan estar dificultando la flexibilidad productiva necesaria antes determinadas situaciones de mercado o encareciendo costes laborales ante una situación de especial dificultad económica.

Es posible en estos casos, mediante el proceso de negociación iniciado válidamente, llevado a cabo en el marco de la buena fe y con la observancia de todos los requisitos, llegar a nuevos marcos colaboración entre sindicatos y empresa, que den viabilidad a proyectos empresariales en dificultades o encaminados a despidos colectivos o incluso su desaparición.

En Aselec, asesoría y abogados, les asesoraremos en este y otros aspectos que puedan afectar a las condiciones laborales de aplicación en su empresa, siempre en la búsqueda de entornos laborales adaptados a la legalidad, pero en condiciones de la máxima eficiencia. Contacte con nosotros sin compromiso.

 

 

Fuensanta Nicolás

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados