Entradas

elegir-un-convenio-colectivo-aselec

ELEGIR UN CONVENIO COLECTIVO

Es usted empresario y va a contratar trabajadores por primera vez, pero, ¿sabe qué convenio colectivo debe aplicarles?

EL CONVENIO COLECTIVO DETERMINADO POR LA ACTIVIDAD DE LA EMPRESA

En el  Título III del Estatuto de los Trabajadores ,»De la negociación colectiva y de los convenios colectivos» (E.T.), encontramos la regulación correspondiente a los convenios colectivos. El propio artículo 82 del E. T. define los convenios colectivos como resultado de la negociación desarrollada por los representantes de los trabajadores y de los empresarios y que además constituyen la expresión del acuerdo libremente adoptado por ellos en virtud de su autonomía colectiva.

Los convenios colectivos obligan a todos los empresarios y trabajadores incluidos dentro de su ámbito de aplicación y durante todo el tiempo de su vigencia.

Mediante los convenios colectivos, los trabajadores y empresarios regulan las condiciones de trabajo y productividad. Es determinante la adecuada elección del convenio correcto, puesto que éste va a regular, dentro de la relación laboral, los derechos y obligaciones entre empresa y trabajadores.

La actividad de la empresa, considerada como principal, es la determinante a la hora de establecer qué convenio colectivo se debe aplicar a los trabajadores.

Para que un colectivo de trabajadores esté afectado por un convenio colectivo, tiene que encontrarse bajo la jurisdicción del Estatuto de los Trabajadores. Es decir, aquellos trabajadores que no le es de aplicación el ET, no tienen negociación colectiva como tal.

Así, podemos decir que quedan excluidos del ámbito de negociación colectiva:

  • Funcionarios públicos.
  •  Transportistas
  • Consejeros o miembros del Consejo de Administración de empresas.
  • Los trabajos familiares, o a título de amistad o buena vecindad, así como las prestaciones personales obligatorias (cuidado de hijos o dependientes, etc.).
  • Los trabajos u operaciones mercantiles que asuman el riesgo y ventura de las mismas.
  • Trabajadores autónomos o por cuenta propia, salvo que se refleje algún artículo de manera concreta.

La duración de un convenio colectivo será la que se pacte entre las partes. Es habitual negociar convenios con duraciones de 3 años, pero con bloques de revisión en materia salarial anuales. Si no existe pacto sobre duración en el convenio, éste se entiende prorrogado año a año, hasta que una de las partes firmantes del mismo denuncie su cese.

Le puede interesar

ÁMBITO DEL CONVENIO COLECTIVO

A la hora de elegir el  convenio colectivo que vamos a aplicar en la empresa, nos encontramos con que existen diferentes tipos de convenios según su área geográfica:

  • Convenios colectivos de ámbito nacional: afectan al territorio estatal.
  • Convenios colectivos de ámbito autonómico: afectan a una comunidad autónoma y dentro de esta a un sector de actividad determinado.
  • Convenios colectivos de ámbito provincial: afectan a una provincia y dentro de esta a un sector de actividad determinado.
  • Convenios colectivos de ámbito local: afecta a una localidad en concreto

También existe la posibilidad de que la empresa tenga convenio colectivo propio, fruto de la negociación con los representantes de los trabajadores, cuyo texto debe presentarse ante la Autoridad Laboral, los Servicios de mediación y arbitraje laboral, para su aprobación. Este convenio colectivo pactado, una vez autorizado, prevalecerá sobre el resto de convenios colectivos. Puede leer aquí nuestro artículo acerca de los convenios colectivos propios:

CONTENIDO DEL CONVENIO COLECTIVO

Los convenios colectivos deben que contener acuerdos que respeten la legislación laboral vigente en todos sus extremos. Teniendo en cuenta esto, un convenio colectivo puede mejorar las condiciones establecidas en el Estatuto de los Trabajadores, pero nunca empeorarlas. 

Algunas de las materias que suelen regular y que desarrollan en el texto del convenio son las siguientes:

  • salarios según categorías,
  • vacaciones,
  • distribución de la jornada,
  • duración de los contratos,
  • condiciones de empleo,
  • permisos,
  • seguridad,
  • régimen disciplinario,
  • capacitación,
  • medidas de promoción profesional,
  • condiciones de trabajo y de productividad,
  • asistenciales (mejoras voluntarias de Seguridad Social),
  • etc

Los convenios colectivos se publican en el BOE, los de ámbito estatal y en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma o de la provincia a la que corresponda el convenio, en función del ámbito territorial del mismo.

A la hora de escoger convenio colectivo, habrá que tener en cuenta la ubicación geográfica en la que se encuentre la empresa y si existe convenio colectivo del sector de actividad de la misma. En el caso de que no exista, se deberá buscar uno de ámbito superior (provincial, autonómico o nacional).

¿Y si no hay ningún convenio que se ajuste a la actividad principal de la empresa?

En este caso, las condiciones laborales de los trabajadores de la empresa  deberán acogerse a lo estipulado en el Estatuto de los Trabajadores. También se deberá acudir al Estatuto, cuando aún existiendo un Convenio aplicable, en todos aquellos aspectos que el propio convenio colectivo no haya recogido o regulado.

Además de poder encontrar los convenios colectivos en el BOE y Boletines Oficiales de las Comunidades Autónomas, podemos realizar una consulta sobre qué convenio se debe aplicar, a la Comisión Consultiva de Convenios Colectivos.

La Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos es un órgano colegiado adscrito al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social a través de la Dirección General de Trabajo, de carácter tripartito y paritario e integrado por representantes de la Administración General del Estado, así como de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas.

Esta Comisión tiene como funciones:

  • El asesoramiento y consulta sobre el ámbito funcional de los convenios colectivos y sobre el convenio colectivo de aplicación a una empresa, así como la consulta en el supuesto de extensión de un convenio colectivo, regulado en el art. 92.2 del Estatuto de los Trabajadores.
  • El estudio, información y elaboración de documentación sobre la negociación colectiva, así como la difusión de la misma mediante el Observatorio de la Negociación Colectiva.

La intervención en los procedimientos de solución de discrepancias en los casos de desacuerdo en el periodo de consultas para la inaplicación de las condiciones de trabajo establecidas en los convenios colectivos de acuerdo con el artículo 82.3 del Estatuto de los Trabajadores.

Le puede interesar

En resumen, como hemos visto, para que un convenio colectivo tenga validez, además de estar firmado por todos los integrantes de la mesa negociadora, tiene que estar autorizado y ser inscrito en los Servicios de mediación y arbitraje laboral y publicado de manera oficial en el boletín oficial que le corresponda por su ámbito geográfico de aplicación.

El convenio colectivo está sujeto a la revisión formal del Ministerio de Trabajo, como organismo supervisor de las cláusulas pactadas entre las partes y como regulador de las relaciones laborales.

Como vemos, el convenio colectivo es la legislación laboral aplicable para cada empresa a la que le afecte a nivel sectorial. Es un texto que obliga, pero que tiene la consideración de mínimo, tanto por empresas como trabajadores, pudiendo mejorar ambos voluntariamente las condiciones reflejadas en el texto pactado.

En Aselec, asesoría y abogados, les asesoraremos en este y otros aspectos que puedan afectar a las condiciones laborales de aplicación en su empresa, siempre en la búsqueda de entornos laborales adaptados a la legalidad, pero en condiciones de la máxima eficiencia. Contacte con nosotros sin compromiso.

Emilia Espín Navarro

Graduado Social

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados.

Foto by Freepik
los-beneficios-de-invertir-en-rsc-o-responabilidad-social-corporativa-ASELEC

LOS BENEFICIOS DE INVERTIR EN RSC O RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

¿QUÉ ES LA RSC O RESPONABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA?

Desde un punto de vista global, en España, la definición más utilizada en materia de Responsabilidad Social de la Empresa (RSE), es la propuesta por el Foro de Expertos en RSE, constituido en 2005 por iniciativa del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales:

La Responsabilidad Social de la Empresa es, además del cumplimiento estricto de las obligaciones legales vigentes, la integración voluntaria en su gobierno y gestión, en su estrategia, políticas y procedimientos, de las preocupaciones sociales, laborales, medio ambientales y de respeto a los derechos humanos que surgen de la relación y el diálogo transparentes con sus grupos de interés, responsabilizándose así de las consecuencias y los impactos que se derivan de sus acciones”.

La norma internacional voluntaria ISO 26000, define la Responsabilidad Social como

La Responsabilidad de una organización respecto de los impactos de sus decisiones y actividades en la sociedad y el medio ambiente, por medio de un comportamiento transparente y ético.

Desde el punto de vista de la empresa, podemos ver la Responsabilidad Social Corporativa como aquellas políticas de las organizaciones basadas en la interacción y relación con agentes externos (proveedores, competidores, consumidores, clientes) e internos (directivos, propietarios, empleados y con la comunidad). Es una forma de dirigir las empresas basado en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general.

En definitiva, hoy día, y debido a la gran competencia existente en el mercado, cualquier empresa debe saber diferenciarse de su competidores, e invertir en RSC puede ser una buena herramienta para lograrlo, accesible para cualquier negocio y no sólo a las grandes empresas.

¿Qué ámbitos de la empresa se vinculan a la Responsabilidad Social Corporativa?

La RSC es un concepto transversal que afecta a distintos ámbitos de gestión de la empresa, por lo que las actividades desarrolladas en el marco de la RSC han de estar:

  • Vinculadas a la actividad básica de la empresa
  • Tener una vocación de permanencia
  • Implicar un compromiso de la alta dirección

Así pues, hay que tener en cuenta que la RSC engloba varios departamentos de las organizaciones, por no decir todos, ya que hablamos de estrategias de marketing, recursos humanos, financiero, procesos productivos e innovación, por lo que, a la hora de plantear estrategias en este sentido, es conveniente que todos sean partícipes de la implantación de estas políticas.

Beneficios en la imagen corporativa

  • Mejoramos la imagen de empresa y la reputación de marca.
  • Mejoramos nuestro posicionamiento en redes sociales, contando nuestra historia desde los inicios, compartiendo nuestros valores de empresa, dando lugar a la creación de un vínculo y la fidelización de nuestro público objetivo (proveedores, clientes) con nuestros productos o servicios.

Atracción y retención del personal y del talento.

Las necesidades del mercado de trabajo han cambiado, y a las nuevas generaciones, ya no sólo les importa el salario a la hora de presentar sus CV, sino que tienen muy en cuenta otros valores en la empresa, como, programas de formación, que ayuden a nuestros trabajadores a seguir creciendo en la empresa y convertirse en mejores profesionales; horarios flexibles para conciliar vida laboral y personal, promoción interna, buen ambiente de trabajo, equipos de trabajo participativos en la toma de decisiones, etc.

Todos estos valores integrados en nuestra organización, a la larga tendrán como resultado un aumento de la productividad en nuestra empresa, por un lado, y por otro, una retención de nuestros empleados  que no se marcharán con la competencia y la vez, la atracción hacia nuestra organización de más personal con talento, que quiera incorporarse a nuestra firma y que venga llamado, entre otras cosas, por estas estrategias y políticas que determinan la actividad diaria de nuestro negocio.

Eficiencia energética

Apostar por cuidado del medio ambiente gestionando políticas que ayuden a promover estos valores desde dentro de la empresa, da una imagen de compromiso con la sociedad. ¿Cómo hacerlo? Mediante el cumplimiento de la legislación medioambiental, promocionando buenas prácticas ambientales y utilizando racionalmente los recursos en la empresa, así como relacionarnos con proveedores que lleven a cabo similares políticas medioambientales.

Facilita la financiación

La creación de una imagen de confianza y credibilidad dará lugar a obtener más facilidades a la hora de obtener financiación. Esto es aún más evidente si tenemos en cuenta que ya están aplicando nuevos criterios a la hora de evaluar riesgos en la financiación como los de carácter social y ambientales.

¿Cómo gestionar la RSC en la empresa?

Planificación:

Programar objetivos que sean:

  • Específicos
  • Medibles
  • Alcanzables
  • Relevantes
  • Con término temporal

Organización: agrupar a todas las partes implicadas para la consecución de los objetivos marcados.
Comunicación: gestionar una buena comunicación interna y externa para conocer el proceso de la consecución de los objetivos marcados.
Control: revisar el cumplimiento de los objetivos, si no es así analizar los procesos y volver al inicio para la consecución de los objetivos marcados.

En definitiva, a largo plazo, la inversión en RSC mejora la imagen de empresa, dando lugar a una fidelización tanto de clientes como proveedores, atracción de personal con talento que quiera trabajar con nosotros, la apertura a nuevos mercados, facilidad de financiación, así como una mayor eficiencia y productividad que tendrán como resultado un incremento de los beneficios económicos para nuestra empresa.

Le interesa

Si está interesado en ampliar información sobre este tema, o necesita asesoramiento a la hora de implantar estas políticas, no dude en ponerse en contacto con nuestro Departamento laboral, donde estaremos encantados de asesorarle y ayudarle a encontrar la mejor opción para su empresa y trabajadores.

 

María José Penín Pina
Dpto. laboral
Aselec, asesoría y abogados

responsabilidad-frente-a-terceros-de-las-empresas-en-una-u-t-e

RESPONSABILIDAD FRENTE A TERCEROS DE LAS EMPRESAS EN UNA U.T.E

La unión temporal de empresas (U.T.E) es un sistema de colaboración entre empresarios por tiempo cierto, determinado o indeterminado para el desarrollo o ejecución de una obra, servicio o suministro.

Se trata de un sistema de colaboración entre empresas para llevar a cabo una determinada actividad en un concreto periodo de tiempo y que carece de personalidad jurídica propia, lo que las diferencia de las Agrupaciones de Interés Económico que sí tienen, cuya representación la ostenta un gerente único frente a terceros.

Ya tratamos en nuestro Blog del régimen fiscal que regula estas U.T.Es. Si quiere recordarlo, le dejamos el enlace aquí:

¿QUÉ ES UNA U.T.E?

El régimen jurídico de las U.T.E o Unión Temporal de Empresas viene regulado en la Ley 18/1982, de 26 de mayo, sobre Régimen Fiscal de Agrupaciones y Uniones Temporales de Empresas y de las Sociedades de Desarrollo Regional

Se trata de una entidad sin personalidad jurídica propia constituida para la colaboración empresarial cuyo objeto es el desarrollo o ejecución de una obra, servicio o suministro por un período de tiempo determinado el cual coincide con la duración del contrato y vigencia de la entidad.

La constitución de la UTE se formaliza en escritura pública en la que se comunica el nombre, apellidos, razón social de los otorgantes, su nacionalidad y su domicilio, la voluntad de los otorgantes de constituir la entidad y los estatutos o pactos que han de regir el funcionamiento de la misma.

Las empresas miembros de una UTE pueden ser personas físicas o jurídicas residentes en España o en el extranjero y debe designarse un Gerente único, con poderes suficientes de todos y cada uno de sus miembros para ejercitar los derechos y contraer las obligaciones correspondientes.

¿QUÉ RESPONSABILIDAD TIENEN LAS EMPRESAS QUE COMPONEN UNA U.T.E?

Como ya hemos dicho, las empresas que constituyan una U.T.E deberán hacerlo a través de escritura pública donde se deberá reflejar la participación que ostenta cada una de ellas e inscribirla en el Registro Mercantil.

Sin perjuicio de la participación que cada una de dichas empresas tenga, resulta imprescindible saber que la responsabilidad que contraen frente a terceros cada una de ellas, es solidaria e ilimitada. Pero, ¿qué significa esto?

La responsabilidad solidaria es aquella en la que, existiendo varios deudores, el acreedor puede dirigirse indistintamente a cualquiera y exigirle la deuda total pudiendo ir contra la totalidad de sus bienes, de ahí su naturaleza de ilimitada. Es decir, que, de cualquier deuda que tenga la U.T.E responde cada una de sus empresas por el 100 % de la misma, independientemente de la participación que tenga en la U.T.E. 

Si bien, aunque tal responsabilidad es ilimitada frente a terceros, no lo es entre las empresas que la conforman, pudiendo, una vez saldada la deuda por una sola de las empresas, repetir frente a las demás en la proporción que ostenten.

CÓMO SE RECLAMA A LAS EMPRESAS DE UNA U.T.E

¿Pueden los acreedores reclamar directamente a las empresas conformantes?

No, el acreedor deberá primeramente intentar saldar su deuda a través de los bienes de la U.T.E, y, una vez que esto devenga ineficaz, podrá dirigirse a la empresa o empresas que la conforman y reclamarle la deuda de la U.T.E.

¿CUÁNDO NACE ESA RESPONSABILIDAD?

Igualmente, es importante saber que la responsabilidad solidaria de la que hablamos únicamente nace por obligaciones contraídas por el gerente de la U.T.E en representación de ésta. Por tanto, no habrá lugar a reclamar responsabilidad a una de las empresas por las deudas contraída de manera exclusiva y en su propio nombre por otra, aun cuando se haga durante la vigencia de la U.T.E.

No obstante, si existe una reclamación por parte de un tercero sobre una deuda contraída por la U.T.E, lo más recomendable es buscar asesoramiento profesional a fin de dirimir si, efectivamente, debemos responder frente a tal acreedor y las posibilidades de repetición frente al resto de empresas de acuerdo a su participación. 

Para cualquier empresa, cualquiera que sea el sector al que pertenezca, resulta fundamental contar con un abogadocomo asesor legal que le ayude a gestionar y resolver los problemas de índole jurídico que se generan en el desarrollo de su actividad, tanto en las relaciones con los empleados, como con los clientes o proveedores.

El campo de actuación del abogado de empresa abarca tanto el asesoramiento preventivo para evitar situaciones que pongan en peligro buen funcionamiento de la misma, como, si ello resultara necesario, la efectiva actuación extrajudicial y judicial ante los juzgados y tribunales, en defensa de los interesas del negocio. Contacte con nosotros.

 

Estefanía Belchí Poveda

Abogada

Dpto. Jurídico

Aselec, asesoría y abogados

 

https://www.freepik.es/foto-gratis/grupo-negocios-hablando-reunion_2911122.htm#page=1&query=meeting&position=48

confirming-aselec-gastos

¿PUEDO RECLAMAR A MI DEUDOR LOS GASTOS DE CONFIRMING?

Hoy en día, resulta muy habitual que las empresas, en sus relaciones comerciales, hagan uso de sistemas financieros para la gestión del cobro anticipado de sus facturas.

Uno de ellos, es el llamado confirming.  Dicho sistema deriva en una ventaja para la empresa obligada al cobro, aunque para el proveedor supone unos costes que ha de asumir. Veamos en que consiste.

EL CONFIRMING

El confirming es un sistema de gestión de cobros, que no de deudas, en virtud del cual, una empresa encomienda, generalmente a una entidad financiera, el pago de las facturas a proveedores de manera anticipada a su fecha de vencimiento. De esta manera, el acreedor no genera deuda y el proveedor no necesita esperar a la fecha de vencimiento de las facturas para su cobro, si no que puede hacerlas efectivas en cualquier momento.

LOS GASTOS DEL ACREEDOR EN EL CONFIRMING

Pero, ¿qué gastos tiene que soportar el acreedor para beneficiarse de este sistema?

Como decíamos, para la empresa acreedora la ventaja de cobrar anticipadamente supone un gasto que, en muchas ocasiones, no resulta baladí, pues el hecho de adherirse a este sistema de pagos va a suponer que la entidad financiera nos cobre una comisión sobre el importe de la factura además de un tipo de interés.

Aunque, en un primer momento nos pueda parecer un gasto mínimo si se trata de una factura únicamente, dicho gasto ha de tenerse presente a la hora de hacer uso del confirming puesto que, cuando nos encontramos ante una relación comercial constante con nuestro deudor y, máxime, cuando se trate de facturas de cuantía elevada, dichas comisiones e intereses pueden suponer un gasto importante para nuestra empresa.

Ahora bien, ¿puedo repercutir tales gastos a mi deudor? la respuesta es negativa.

La jurisprudencia viene considerando este sistema como un sistema al que su adhesión resulta voluntaria, por lo que, desde el momento de dicha adhesión, se consideran asumidos los gastos que ello conlleve, sin que dichos gastos puedan ser encuadrados y por tanto, reclamados, en concepto de los gastos por gestión de cobro que prevé la Ley 3/2004, de lucha contra la morosidad, en los que únicamente se pueden encuadrar, además del coste fijo de 40 € por factura cuyo pago se reclama, los gastos ocasionados por la intervención de abogado y procurador para el cobro de la misma. 

De esta manera, a pesar de que el confirming puede constituir una vía de escape para las empresas que tienen facturas pendientes de cobro cuando su deudor ha fijado un plazo de vencimiento de las mismas elevado, obteniendo así un cobro casi inmediato, hay que estudiar con atención los gastos que pueden conllevar para nuestra empresa pues, en ocasiones, podría ocasionar un elevado coste. 

Le puede interesar

Por todo ello, a la hora de decidir aceptar el sistema de confirming como sistema de cobro anticipado de facturas, lo mejor es pedir asesoramiento profesional a fin de estudiar los costes que ello conllevaría para tu empresa, teniendo en cuenta que dichos costes no van a poder ser reclamados al deudor.

Si no cuenta con un abogado de empresa, ASELEC asesoría y abogados dispone de  un equipo de letrados especializados en distintas áreas jurídicas que le ayudarán,  realizando tanto la labor de asesoramiento jurídico preventivo, como la de representación ante los Tribunales de Justicia, bien a personas físicas como jurídicas. Contacte con nosotros HOY.

Estefanía Belchí Poveda

Abogada

Aselec, asesoría y abogados

subvencion-pyme-implantar-plan-de-igualdad-empresa-aselec

SUBVENCIÓN A LA PYME POR IMPLANTAR UN PLAN DE IGUALDAD

¿Sabe que puede obtener una ayuda de hasta 6.000€ por implantar un plan de igualdad en su empresa o negocio?

PLANES DE IGUALDAD

Un plan de igualdad, en el ámbito de las organizaciones laborales se puede definir como un instrumento para integrar la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres define plan de igualdad en su art. 46 “como un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y a eliminar la discriminación por razón de sexo.”

¿POR QUÉ ES NECESARIO IMPLANTAR UN PLAN DE IGUALDAD?

• Acabar con los desequilibrios y desigualdades en el acceso, participación y desarrollo de las mujeres y de los hombres en la organización. 

• Asegurar que todos los procesos de gestión (comunicación, calidad, prevención de riesgos, responsabilidad social, entre otros) y los procesos de gestión de recursos humanos, se realizan de acuerdo al principio de igualdad de trato y oportunidades. 

• Alcanzar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la organización, es decir, lograr que mujeres y hombres se encuentren en el mismo punto de partida. 

• Garantizar un adecuado tratamiento de la gestión del talento de su personal, así como una mejora del conocimiento de la organización y con ello, de su funcionamiento.

Por estas razones, el Instituto de la Mujer convoca esta subvención de hasta un máximo de 6.000€ para promover la implantación de planes de igualdad en pequeñas y medianas empresas.

OBLIGATORIEDAD DE LOS PLANES DE IGUALDAD

Recordar que estos planes de igualdad son OBLIGATORIOS para aquellas empresas que,

  • lo tengan establecido por convenio
  • empresas de más de 250 empleados
  • autoridad laboral lo hubiera acordado en un procedimiento sancionador.

REQUISITOS PARA SOLICITAR LA SUBVENCIÓN

  1. Ser empresa de entre 30 y 49 personas
  2. Elaboración por 1ª vez el plan de igualdad efectiva de mujeres y hombres y para eliminar la, discriminación por razón de sexo (art. 49 Ley Orgánica 3/2007 de 22 marzo.

Ojo que NO podrán ser beneficiarios aquellos que hayan elaborado con anterioridad a la publicación de esta convocatoria un plan de igualdad independientemente de si han obtenido o no ayudas o subvenciones.

PRINCIPALES CONTENIDOS DE LOS PLANES DE IGUALDAD

  1. Compromiso de todos en la empresa, dirección y conjunto de plantilla en la elaboración implantación y seguimiento del plan de igualdad 
  2. Fomentar el uso de un lenguaje no sexista 
  3. Áreas a modificar, en el caso de que existan deficiencias:
    1. Acceso al empleo: estableciendo un procedimiento de igualdad de oportunidades, facilitando la incorporación a puestos en los que la mujer este menos representada, así como formación en los procesos de selección y reclutamiento para que no sea sesgados y se favorezca la igualdad de trato.
    2. Condiciones de trabajo: igualdad retributiva, tipo de contratación, número de mujeres en cargos de responsabilidad, clasificación profesional.
    3. Promoción y formación profesional: criterios que den lugar a la igualdad a la hora de promocionar en el trabajo. Formación y sensibilización en igualdad de oportunidades 
    4. Tiempo de trabajo: flexibilización de horario en terminaos de igualdad entre mujeres y hombres o en la adopción de medidas de conciliación de la vida laboral, personal y familiar y de corresponsabilidad.
    1. Actuación de prevención y actuación frente al acoso sexual: elaboración y aprobación de un protocolo frente el acoso sexual por razón de sexo, negociado con la representación legal de la plantilla y difundir en el código de buenas prácticas.
    2. Comunicación y lenguaje: uso de un lenguaje no sexista en las acciones dirigidas a la política de imagen de empresa reeducando y previniendo acciones discriminatorias. 

FASES DE ELABORACIÓNN DEL PLAN DE IGUALDAD

  1. Estudio datos estadísticos en materia de igualdad entre hombres y mujeres. 
  2. Elaboración de un plan que subsane las carencias detectadas.
  3. Fase 1 de implantación del plan de igualdad: consistente en implantar 3 acciones que se han definido anteriormente siendo éstas prioritarias, en función de las deficiencias detectadas. 

Las más importantes a llevar a cabo son: el compromiso de la dirección, ya que sin el apoyo de estos el plan no podría levarse a cabo, así como la constitución de un equipo de trabajo con los representantes de los trabajadores y junto con la dirección para la elaboración del plan, y por ultimo dar difusión al plan de igualdad y otros protocolos y/o manuales aprobados durante la elaboración de este plan.

PLAZO DE PRESENTACION DE LA SOLICITUD DE LA SUBVENCIÒN

10 días hábiles contados a partir de la fecha de la publicación del extracto (13 de junio de 2019)

Y hasta el 31 de agosto de 2020 para realizar las actividades propuestas en el plan.

LUGAR

CUANTÍA DE LA SUBVENCIÓN

La cuantía máxima de la subvención será 6.000,00 €, subvención concedida a cubrir los gastos de elaboración e implantación del plan de igualdad.

El pago se realizará de forma fraccionada, en función de las fases de comprobación de cumplimiento del plan de igualdad.

INCOMPATIBILIDADES 

Esta subvención es incompatible con cualquier otra ayuda o subvención destinada al mismo fin.

DOCUMENTACIÓN

La documentación necesaria podemos encontrarla en el siguiente enlace: http://www.igualdadenlaempresa.es/recursos/subvenciones/home.htm, la cual habrá que rellenar y presentar en loa página web arriba mencionada.

CRITERIOS DE VALORACIÓN

El criterio de valoración está estructurado en un sistema de puntos, como mínimo para optar a esta subvención hay que obtener un mínimo de 60 puntos. ¿Qué se tiene en cuenta y cuál es su valoración?

  1. Coherencia, planificación y adecuación del proyecto para implantar el plan. (25 puntos)
  2. Implicación y partición de los representantes de los trabajadores. (30 puntos)
  3. Gestión: recursos que se aportan a la hora de la implantación del plan. (20 puntos)
  4. Herramientas, seguimiento y evaluación previstos en el plan. (20 puntos)
  5. Antigüedad y estructura de la entidad solicitante en cuanto al equilibrio entre mujeres y hombres en plantilla. (5 puntos)

Por todo lo anterior, si este año ha pensado en elaborar un plan de igualdad, es tiempo de iniciar dicho proyecto, solicitando la subvención hasta el 13 de junio e ir implantándolo hasta 2020.

Si necesita ayuda a la hora de implantar un plan de igualdad en su empresa , en ASELEC, asesoría y abogados,  ponemos a su disposición nuestra experiencia y profesionalidadContacte con nosotros.

 

María José Penín Pina 

Dpto. laboral 

Aselec, asesoría y abogados

recuperar-inversion-prevencion-riesgos

RECUPERAR LA INVERSIÓN EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

¿SABE QUE PUEDE RECUPERAR PARTE DE LA INVERSIÓN EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES, ASÍ COMO EL PAGO DE LAS CONTINGENCIAS PROFESIONALES? 

CÓMO RECUPERAR ESA INVERSIÓN EN MATERIA PREVENTIVA

A través de un incentivo que la Tesorería General de la Seguridad Social abona a las mutuas colaboradoras del resultado de reducir las cotizaciones a las contingencias profesionales en materia de prevención de riesgos laborales, está destinado a aquellas empresas que en el año 2017 contribuyeron a una disminución y prevención de la siniestralidad laboral.

Este Plan surge del Plan de acción para el impulso y ejecución en la estrategia española de seguridad y salud en el trabajo 2007-2012 realizado por el Instituto de Seguridad y Salud de Trabajo, en el que su principal objetivo es la consecución de una concienciación a la mejora continua en el ámbito de Prevención de Riesgos Laborales y un acercamiento a los valores establecidos en esta materia por la Unión Europea.

Este incentivo, se encuentra englobado en el primer objetivo operativo de dicho plan, siendo éste lograr una mejora y mayor eficacia en el cumplimiento de la normativa de Prevención de Riesgos Laborales, enfocado a pequeñas y medianas empresas.

Posteriormente ha sido desarrollada por diversos Reales-decretos, RD 404/2010 de 31de marzo, modificada posteriormente por el Real Decreto 231/2017 de 10 de marzo. 

En resumen, es una medida para fomentar y promover la Prevención de Riesgos Laborales en las empresas.

Pero, ahora bien,

QUIÉN PUEDE SOLICITAR EL INCENTIVO PARA RECUPERAR LA INVERSIÓN EN MATERIA DE PREVENCIÓN

Toda empresa que cotice por contingencias profesionales y cumpla con los siguientes requisitos:

    1. Durante el periodo de observación haber cotizado por contingencias profesionales un volumen superior a 5000€, para la pequeña empresa oscila entre 250€ y 5000€.

Se tendrán en cuenta los siguientes parámetros:

Periodo  Volumen de cotización Solicitud en el año anterior
2018 >5000€
2017- 2018 >5000€ en los dos año No lo hayan solicitado
2016-2017-2018 >5000€ No lo hayan solicitado
2015-2016-2017-2018 > 5000€ No lo hayan solicitado
2015-2016-2017-2018 = 250€ o < 5000€ 

sumando los 4 años €

*Dirigido a pequeñas empresas

No lo  hayan solicitado

Esto quiere decir que, si no cumplimos con el primer parámetro, se tendrán en cuanta los años anteriores siempre y cuando no se haya solicitado en los años anteriores esta solicitud.

    1. Índices de siniestralidad general y extrema: estar en el periodo de observación por debajo de estos índices, publicados en Orden TMS83/2019 de 31 de enero (Anexo I).
    2. Estar al corriente del cumplimiento de las obligaciones de Seguridad Social (a fecha 31 de mayo de 2019)
    3. Sanciones: la NO haber cometido infracciones muy graves existiendo resolución firme en vía administrativa o infracciones graves de forma reiterada en materia de PRL o Seguridad Social.
    4. En materia de PRL:  Haber cumplido con las obligaciones básicas en materia de PRL para optar al incentivo.
    5. Información: Informar a los delegados de prevención de la solicitud de dicho incentivo.

Le interesa

¿DÓNDE SOLICITARLO?

En la mutua donde tengamos contratado las coberturas de accidente de trabajo y enfermedad profesional, en general vía telemática. 

¿CUÁL ES LA CUANTÍA QUE PUEDO PERCIBIR?

Si cumplimos con los requisitos podremos optar al importe resultante de, calcular el 5% de las cuotas por contingencias profesionales en el año de observación.

Además, podemos optar a un 5% más, siempre y cuando la empresa haya realizado acciones preventivas, y cuáles son esas acciones preventivas, son acciones muy sencillas y hace distinción con la pequeña empresa, por lo que en general dichas acciones son:

  • Incorporar recursos preventivos 
  • Auditorías externas 
  • Inversiones en Equipos de Protección Individual (EPI`S) o equipos de trabajo 

Para las pequeñas empresas, se tienen en cuantas otras acciones, ya que el peso de las misma no es igual que para una gran empresa, son las siguientes:

  • Empresario haya asumido la realización de actividades preventivas o incorporación de recursos preventivos 
  • Invertir en equipos de trabajo y Equipos de Protección Individual (EPI`S)  
  • Formación real y efectiva en materia de PRL.

¿QUÉ PLAZO TENGO? 

Lo podemos solicitar hasta el 31 de mayo de 2019.

¿NECESITO PRESENTAR ALGUNA DOCUMENTACIÓN?

En el portal de las diferentes mutuas aparecen los formularios tipo para rellenar y enviar directamente desde su portal electrónico, pero, en general, la documentación que necesitaremos será la siguiente:

  • Formulario de solicitud
  • Declaración responsable sobre las actividades preventivas y sobre la existencia de RRTT
  • Declaración responsable del empresario 
  • Documento identificativo de la persona representante 
  • Documento acreditativo de facultad de representación 

Veamos un ejemplo: 

Pepe tiene en su taller desde 2018, en este tiempo ha tenido contratados a 3 empleados, Pepe, realizó compras de guantes de protección, señalizaciones de riesgo de caída a mismo y distinto nivel y algunos tampones cuando el ruido en taller es excesivo. También envió a estos antes de su contratación a curso de formación en prevención de riesgos laborales y sólo tuvo un incidente con uno de los trabajadores, sus cotizaciones por contingencias profesionales en el año 2018 fueron de 1525.32€

¿Optaría Pepe a este incentivo? Y ¿cuál sería la cuantía?

La respuesta a la 1 pregunta es afirmativa ya que, cumple con el baremo para pequeñas empresas, que oscila entre 250€ hasta 5000€ en cotizaciones por contingencias profesionales.

Y, ¿cuál sería la cantidad a percibir?

1525.32*5% = 76.26 €

Pero Pepe, realizó acciones preventivas que demostró con recibos y facturas con el Servicio de Prevención, por lo que a esos 76.26 le sumamos el 5% de aplicar acciones preventivas, siendo un total a percibir de 152.532€.

Ahora bien, si nuestro amigo Pepe, hubiera abierto su taller en 2015, y con la suma de las cotizaciones de 2015 hasta 2018 supera esos 5000€ en contingencias profesionales, y solicitó en 2018 dicho incentivo, ¿puede optar a éste en 2019? La respuesta es que NO.

 A continuación, se muestra una tabla, publicada en la Revista de la Seguridad Social, en la que refleja los importes totales que se abonaron en la campaña del año anterior y por CC. AA, podemos observar que fueron la comunidad de Madrid, Catalunya y Andalucía, aquellas comunidades con un importe más alto, estando en la cola, La Rioja y Extremadura.

Por lo que, si cumple con los requisitos anteriores, es hora de solicitar este incentivo, antes de que se pase el plazo, que vence el 31 de mayo 2019. 

No obstante, si tiene alguna consulta al respecto o necesita ayuda a la hora de solicitar este incentivo, en ASELEC, asesoría y abogados, ponemos a su disposición nuestra experiencia y profesionalidad. Contacte con nosotros.

 

María José Penín Pina

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados

 

Fuentes:

RD 404/2010 de 31 de marzo, por el que se regula el establecimiento de un sistema de reducción de las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que hayan contribuido especialmente a la disminución y prevención de la siniestralidad laboral

 

subvenciones-a-la-contratacion-indefinida-en-murcia

SUBVENCIONES A LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA EN MURCIA

¿LE GUSTARÍA RECIBIR UNA SUBVENCIÓN POR LA CONTRATACION DE TRABAJADORES? ¿SABE QUE SE HAN PUBLICADO NUEVAS SUBVENCIONES PARA LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA PARA LA REGIÓN DE MURCIA?

En el mes de abril se ha publicado en el Boletín Oficial de la Región de Murcia, SUBVENCIONES PARA EL FOMENTO DE LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA, cuyo objeto es fomentar la contratación indefinida de personas desempleadas, por empresas con centros de trabajo en la Región de Murcia y la conversión de contratos formativos en indefinidos.

Estas contrataciones deberán ser (para que puedan ser objeto de la subvención):

1.- Contrataciones indefinidas realizadas a tiempo completo o a tiempo parcial, cuando la jornada pactada sea, como mínimo, del 50 por ciento de la jornada laboral a tiempo completo, de personas desempleadas.

2.- Conversión en indefinidos delos contratos temporales formativos (de prácticas y de formación), bien sean a tiempo completo o bien a tiempo parcial, con una jornada mínima del 50 por ciento de la jornada laboral a tiempo completo.

REQUISITOS PARA OBTENER LA SUBVENCIÓN A LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA

Los requisitos más importantes a cumplir para obtener la condición de beneficiario de las subvenciones objeto de la regulación son:

1.- Hallarse al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias (tanto de la Agencia Estatal de Administración Tributaria como frente a la Agencia Tributaria de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia).

2.- Estar al corriente en el cumplimiento de las obligaciones económicas con la Seguridad Social.

3.- Celebrar un contrato indefinido subvencionable con personas desempleadas que con anterioridad al inicio de la relación laboral:

  1. Sean personas desempleadas de larga duración y se encuentren inscritas como demandantes de empleo en las Oficinas de Empleo de la Región de Murcia.
  2. Tengan cumplidos 45 años o más, se encuentren inscritas como demandantes de empleo en las Oficinas de Empleo de la Región de Murcia, y puedan ser consideradas en situación de empleo prolongado, tengan o no cargas familiares.
  3. No hayan cumplido los 30 años de edad y se encuentren desempleadas e inscritas como demandantes de empleo en las Oficinas de Empleo de la Región de Murcia.
  4. Hayan obtenido la condición de beneficiarias del Programa de Activación para el Empleo por el Servicio Público de Empleo Estatal, y estén inscritos como demandantes de empleo en las Oficinas de empleo de la Región de Murcia.
  5. Se encuentren inscritas como demandantes de empleo en las Oficinas de empleo de la Región de Murcia y realizando prácticas no laborales en empresas (siempre que hayan transcurrido al menos seis meses desde el inicio de las mismas).
  6. Se encuentren inscritas como demandantes de empleo en las Oficinas de empleo de la Región de Murcia y puedan ser consideradas víctimas de violencia de género, víctimas de terrorismo o personas en situación de riesgo de exclusión social. 
  7. Se trate de mujeres desempleadas e inscritas en la Oficina de Empleo de la Región de Murcia con hijos menores de 4 años.

4.- Formalizar una conversión en indefinido del contrato temporal formativo.

Además de estos requisitos, las empresas beneficiarias vendrán obligadas al mantenimiento de los contratos subvencionados durante un periodo de dos años (730 días). El cómputo de dicho plazo se iniciará con la fecha de alta del trabajador en el régimen correspondiente de la Seguridad Social por el contrato indefinido por el que se solicita la subvención o desde la fecha de la conversión del contrato formativo en indefinido.

Le interesa

EXCLUSIONES PARA LA OBTENCIÓN DE LA SUBVENCIÓN A LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA

Quedarán excluidos de la concesión de la subvención (entre otros) los siguientes supuestos:

  • Contrataciones realizadas con trabajadores que hubiesen prestado servicios en la misma empresa, empresas vinculadas o grupos de empresas, en los veinticuatro meses anteriores a la fecha de contratación objeto de la subvención, mediante un contrato por tiempo indefinido. 
  • Las empresas que en el momento de redactarse la propuesta de resolución no mantengan en su plantilla al trabajador por el que se solicitó la subvención.
  • Contrataciones que afecten a familiares hasta segundo grado inclusive del empresario.
  • Las empresas que hubieren efectuado, en los doce meses anteriores a la fecha de inicio del contrato por el que se solicita la subvención extinciones de contratos de trabajo por despido reconocido o declarado improcedente.

SUSTITUCIÓN DE LOS TRABAJADORES

En los supuestos de extinción del contrato subvencionado por despido declarado o reconocido como improcedente o amortización del puesto de trabajo, no procederá la sustitución del trabajador, por lo que deberá proceder a la devolución del importe recibido como subvención.

El número máximo de sustituciones que se admitirán (en general) será de una y el plazo para sustituir será de tres meses.

El sustituto deberá cumplir los mismos requisitos que el sustituido, excepto en las conversiones de contratos formativos que la sustitución, si no es posible por no disponer la empresa de contratos formativos para su conversión, se podrá admitir la contratación inicial de alguno de los colectivos para poder celebrar un contrato indefinido con derecho a subvención, sin que ello conlleve incremento alguno en la cuantía de la subvención concedida.

Le interesa

CUANTÍA DE LA SUBVENCIÓN A LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA

La cuantía individual a conceder se determinará en función de la duración de la jornada establecida en el contrato y que por colectivos serían las siguientes: 

1.- Para el caso de contrataciones indefinidas subvencionables:

COLECTIVO Importe
A tiempo

Completo

A tiempo

Parcial

a) Personas desempleadas que se encuentren inscritas como

demandantes de empleo en las Oficinas de Empleo del SEF y…

a.1)…puedan ser consideradas paradas de larga

duración (art. 6.1.a).

6.000 € 3.000 €
a.2)…puedan ser consideradas paradas de larga

duración (art. 6.1.a) con 24 meses o más inscrito.

7.000 € 3.500 €
b) Personas desempleadas que hayan cumplido 45 años o más, se encuentren inscritas en las Oficinas de Empleo del SEF, y en situación de desempleo. prolongado, y … b.1)…no tengan cargas familiares (art.6.1.b). 7.000 € 3.500,00
b.2)…tengan cargas familiares (art. 6.1.b). 9.000 € 4.500 €
c) Personas desempleadas beneficiarias del Programa de Activación para el Empleo por el Servicio Público de Empleo Estatal, y se encuentren inscritas como demandantes de empleo en las Oficinas de Empleo del SEF (art.6.1.c). 7.500 € 3.750 €
d) Personas beneficiarias del Sistema Nacional de Garantía Juvenil. d.1) En general. 6.000 € 3.000 €
d.2) Si la persona contratada es titulado universitario y el contrato indefinido se realiza para el desarrollo de tareas propias de su titulación (art. 6.1 d.).

Se considerará que la contratación del titulado universitario se ajusta a lo indicado en este apartado, cuando el alta en la Seguridad Social se produzca dentro de los grupos de cotización 1 o 2, según titulación.

7.500 € 3.750 €
e) Personas desempleadas que no hayan cumplido 30 años de edad, y que se encuentren inscritas como demandantes

de empleo en Oficinas de Empleo del SEF. (art. 6.1.e).

6.000 € 3.000 €
f) Personas desempleadas que se encuentren desarrollando practicas no laborales, de acuerdo con lo previsto en Real Decreto 1543/2011, de 31 de octubre. (art. 6.1.f). 7.000 € 3.500 €
g) Personas desempleadas e inscritas en las Oficina de Empleo del SEF, que tengan reconocida la condición de víctimas de violencia de género, víctimas de terrorismo o en situación de riesgo de exclusión social (art. 6.1.g). 7.500 € 3.750 €
h) Mujeres desempleadas e inscritas en la Oficina de Empleo de la Región de Murcia con hijos menores de 4 años

(art. 6.1 h).

8.500 € 4.250 €

2.- Para el caso de conversión en indefinidos de los contratos formativos, la cuantía individual de la subvención se determinará en función de la duración de jornada del contrato:

– A tiempo completo………..6.000€

– A tiempo parcial…………….3.000€

 

Si está interesado en ampliar información sobre estas u otras subvenciones, o necesita ayuda para solicitarlas, no dude en ponerse en contacto con nuestro Departamento laboral, que se encargará de asesorarle y encontrar la mejor opción para su empresa y trabajadores.

 

Emilia Espín Navarro

Graduado social

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados

soy-distribuidor-y-me-han-resuelto-el-contrato-puedo-reclamar-aselec

HAN RESUELTO MI CONTRATO DE DISTRIBUCIÓN ¿PUEDO RECLAMAR?

El contrato de distribución y su regulación.

El contrato de distribución es aquel en el que el productor o fabricante acuerda con el distribuidor la entrega de bienes para su comercialización, actuando en nombre propio y obteniendo como beneficio el margen ganado en la reventa. Estos contratos son denominados atípicos debido a su falta de regulación normativa, aunque dicha carencia ha ido siendo suplida doctrinal y jurisprudencialmente, ayudada por la aplicación analógica de la Ley del Contrato de Agencia.

La problemática surge cuando, debido precisamente a esa ausencia normativa, de manera unilateral y sin preaviso, el productor o fabricante decide resolver el contrato al distribuidor.

¿Tiene derecho el distribuidor a algún tipo de indemnización? ¿Qué conceptos puede reclamar? ¿Cómo se calculan? ¿Qué plazo tiene para reclamar?

La Ley del Contrato de Agencia, en sus artículos 25, 28 y 29 contempla los conceptos indemnizatorios a reclamar en caso de resolución del contrato y que se vienen aplicando analógicamente al contrato de distribución, si bien, dicha aplicación ha sido matizada por la jurisprudencia, habiendo establecido que no tendrán lugar en todo caso si no, siempre y cuando se acrediten los requisitos exigibles para ello, pudiendo reclamar la falta de preaviso, la indemnización por clientela y daños y perjuicios sufridos.

En cuanto a la falta de preaviso, en primer lugar, habrá de estarse a lo pactado en el contrato suscrito por las partes y, a falta de pronunciamiento expreso sobre ello, habrá de estarse a lo establecido en el artículo 25 de la LCA, que dispone que será de un mes por cada año de vigencia del contrato, con un máximo de seis.

En caso de incumplimiento, el distribuidor tendrá derecho a la indemnización de la ganancia que el distribuidor esperaba obtener y que se ha visto frustrada de manera repentina y sin margen de maniobra para reorientar su negocio.

¿Cómo se calcula? Se calculará acudiendo al beneficio medio mensual obtenido durante los últimos 5 años y proyectado sobre los meses que debían haber concurrido de preaviso.

El nacimiento de la indemnización por clientela exige la concurrencia de tres requisitos:

1º.- Que el distribuidor haya incrementado sensiblemente la clientela preexistente o aportado nuevos clientes;
2º.- Que de ello se deriven ventajas sustanciales para el empresario en la medida en que pueda aprovecharse de la cartera de clientes creada por el distribuidor;
3º.- Que la indemnización resulte equitativamente procedente por las circunstancias que concurran.

Le puede interesar

Si se acredita el cumplimiento de estos aspectos, el distribuidor debido a la sorpresiva resolución de su contrato, puede solicitar una indemnización por ello.

¿Cómo se calcula? Se calculará atendiendo al importe medio anual de las remuneraciones percibidas en los últimos cinco años, efectuando dicho cálculo sobre los beneficios netos obtenidos por el distribuidor una vez descontados los gastos y los impuestos.

Por último, se podrá reclamar también una indemnización por los daños y perjuicios que contemplarán todos aquellos que la resolución del contrato le ha causado tales como los gastos de promoción, inversión, publicidad o personal que haya realizado el distribuidor y que no puedan ser amortizados.

Y, ¿cuánto tiempo tengo para reclamar?

Retomando la atipicidad de este contrato, no se existe un plazo especial para el ejercicio de estas acciones, quedando amparado por el plazo general que, hasta 2015 era de 15 años y que, desde dicho año, se vio reducido a 5.

No obstante, se trata de procedimientos muy particulares dependiendo del caso en cuestión pues, en la práctica la mayoría de ellos se pactan de manera verbal, se incluyen cláusulas de exclusividad, etc. Por tanto, en caso de resolución unilateral por parte del fabricante, lo mejor es buscar asesoramiento profesional a fin de que estudie el asunto en profundidad y determine cuáles son los pasos a seguir en defensa de tus intereses.

ASELEC, asesoría y abogados cuenta con un equipo de Letrados especializados en distintas áreas jurídicas que le ayudarán realizando tanto la labor de asesoramiento jurídico preventivo, como la de representación ante los Tribunales de Justicia, bien a personas físicas como jurídicas.

La amplia experiencia, la formación continua y la dedicación personal a nuestros clientes, le garantizan la fiabilidad y eficacia para resolver cada situación.

Los Abogados de ASELEC asesoría y abogados se coordinan con el equipo de Asesores, lo que implica un conocimiento y tratamiento completo de los asuntos. Por ello, conseguimos ofrecer un asesoramiento integral con los mejores resultados.

 

Estefanía Belchí Poveda

Abogada

Dpto. Jurídico
Aselec, asesoria y abogados

preguntas-frecuentes-sobre-vacaciones-en-empresa

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LAS VACACIONES EN LA EMPRESA

¿SE PUEDEN SUSTITUIR LAS VACACIONES POR UNA COMPENSACIÓN ECONÓMICA? ¿HAY QUE LIQUIDAR VACACIONES CUANDO UN TRABAJADOR DEJA LA EMPRESA POR UNA  BAJA VOLUNTARIA? ¿SE PUEDEN DISFRUTAR LAS VACACIONES MÁS ALLÁ DEL AÑO NATURAL?

Estas y otras preguntas surgen continuamente  acerca de las vacaciones en la empresa. Con anterioridad, dedicamos un articulo de nuestro blog a la legalidad del pacto entre trabajador y empresa acerca de una posible compensación económica a cambio de no disfrutar de todos los días de vacaciones. Puede leerlo en el siguiente enlace:

No obstante, este no es el único tema que genera dudas o controversias alrededor de los días de descanso necesario de los empleados en la empresa. Al contrario, las vacaciones son uno de los derechos más importantes que tienen los trabajadores, y existe una gran cantidad de normativa reguladora, que desarrolla lo establecido en el articulo 38 del Estatuto de los Trabajadores y que podemos encontrar en otros textos legales, así como Convenios Colectivos, contratos, jurisprudencia, etc.

NORMATIVA REGULADORA DE LAS VACACIONES

La primera de todas las normas y la más importante en nuestro país es la Constitución Española que, en su artículo 4, indica que “compele a los poderes públicos a garantizar el descanso necesario mediante, entre otras alternativas, las vacaciones periódicas retribuidas”.

El referido Artículo 38 Estatuto de los Trabajadores recoge el siguiente texto, en relación con las Vacaciones anuales.

«1. El periodo de vacaciones anuales retribuidas, no sustituible por compensación económica, será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a treinta días naturales.

2. El periodo o periodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones.

En caso de desacuerdo entre las partes, la jurisdicción social fijará la fecha que para el disfrute corresponda y su decisión será irrecurrible. El procedimiento será sumario y preferente.

3. El calendario de vacaciones se fijará en cada empresa. El trabajador conocerá las fechas que le correspondan dos meses antes, al menos, del comienzo del disfrute.

Cuando el periodo de vacaciones fijado en el calendario de vacaciones de la empresa al que se refiere el párrafo anterior coincida en el tiempo con una incapacidad temporal derivada del embarazo, el parto o la lactancia natural o con el periodo de suspensión del contrato de trabajo previsto en los apartados 4, 5 y 7 del artículo 48, se tendrá derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal o a la del disfrute del permiso que por aplicación de dicho precepto le correspondiera, al finalizar el periodo de suspensión, aunque haya terminado el año natural a que correspondan.

En el supuesto de que el periodo de vacaciones coincida con una incapacidad temporal por contingencias distintas a las señaladas en el párrafo anterior que imposibilite al trabajador disfrutarlas, total o parcialmente, durante el año natural a que corresponden, el trabajador podrá hacerlo una vez finalice su incapacidad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se hayan originado.”

Ahora bien, estos periodos de disfrute de las vacaciones se fijarán de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones, no siendo posible que empresario o trabajador decidan unilateralmente el periodo de disfrute. Es causa de despido procedente la conducta del trabajador de decidir unilateralmente el periodo de disfrute de las vacaciones, ausentándose de su trabajo sin previo acuerdo con el empleador.

Le interesa

¿SIEMPRE 30 DIAS DE VACACIONES?

La duración de las vacaciones será lo que se establezca en convenio colectivo o contrato de trabajo sin que, en ningún caso, tengan una duración inferior a treinta días. El Estatuto de los Trabajadores fija esta duración en treinta días naturales. Ahora bien, por convenio colectivo o contrato individual, puede fijarse la duración mínima en días hábiles o laborables, o por meses (de fecha a fecha). Esta duración mínima se corresponde con la prestación de servicios durante un año completo. Si la prestación de servicios es inferior al año, el trabajador tendrá derecho a un número de días de vacaciones proporcional al tiempo trabajado.

Las vacaciones pueden disfrutarse de forma ininterrumpida o fraccionada, aunque de carácter general se recomienda que, al menos una de las fracciones consista en dos semanas ininterrumpidas. Así pues, será el convenio colectivo el que marque si se disfrutan de una manera fraccionada o ininterrumpida. Si se establece esto último, el empresario unilateralmente no podrá fraccionar el disfrute de las mismas.

Como ya vimos aquí, el periodo anual de vacaciones no es sustituible por compensación económica. El Estatuto de los Trabajadores impide que las vacaciones no se disfruten, sino que se trabajen y se paguen. Esta prohibición que no puede ser eludida por acuerdo de las partes, ya sea de forma individual en el contrato de trabajo, o ya sea mediante convenio colectivo y tampoco por decisión unilateral de la empresa.

La excepción a dicha prohibición, es que la relación laboral se extinga y no se hayan disfrutado de las vacaciones. En este caso, el empleador deberá entregar el finiquito al trabajador en el que se incluirá la parte proporcional de las vacaciones no disfrutadas. Esta parte deberá ser cotizada en Seguros Sociales complementarios.

También procede la compensación económica en los siguientes casos:

  • Trabajador que, en el año natural, ha prestado servicios durante los primeros meses y, tras una situación de incapacidad temporal, se le extingue el contrato a causa de baja en la empresa por prejubilación sin haber podido disfrutar de las vacaciones que le correspondían.
  • Trabajador que tras una situación de incapacidad temporal es declarado en situación de incapacidad permanente y se extingue la relación laboral.

¿CUÁNDO SE PUEDEN DISFRUTAR LAS VACACIONES?

El disfrute de las vacaciones debe producirse dentro del año natural al que correspondan, entendiéndose que, si no se disfrutan antes del 31 de diciembre, caduca el derecho a disfrutarlas y tampoco se podrán acumular con las del año siguiente.

La excepción es que la fecha prevista de disfrute coincida con el tiempo con una incapacidad temporal ya sea derivada por enfermedad común, accidente de trabajo o baja por maternidad, en la que un trabajador no pierde el derecho a vacaciones anuales retribuidas que no haya podido ejercitar por causa de enfermedad.

En estos casos, el trabajador sí tiene derecho a disfrutar de las vacaciones en una fecha distinta al finalizar el periodo de suspensión, aunque hubiese ya terminado el año natural al que correspondían las mismas.

Si tiene alguna consulta al respecto o necesita ayuda a la hora de confeccionar el calendario de vacaciones de sus empleados, en ASELEC, asesoría y abogados,  ponemos a su disposición nuestra experiencia y profesionalidad. Contacte con nosotros.

Emilia Espín Navarro

Graduado Social

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados.

conoce-la-mochila-austriaca-aselec

¿CONOCE LA «MOCHILA AUSTRIACA» ?

¿Ha oído hablar alguna vez del modelo de la «Mochila Austriaca»? ¿Sabe en qué consiste este modelo que sustituye a la indemnización por despido? ¿Sería viable su implantación en España?

En los últimos años y, especialmente, con motivo de los procesos electorales y cambios políticos, se vienen planteando debates acerca de cuál sería la mejor opción a la hora de reformar el mercado laboral y el sistema de pensiones. En este contexto,  algunos políticos y expertos han propuesto como modelo a seguir la llamada «mochila austríaca», o modelo austriaco de indemnización por despido.

QUÉ ES EL MODELO AUSTRIACO DE INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO

El llamado “modelo austriaco” (o “mochila austriaca”) de indemnización por despido, consiste en la implantación gradual de un sistema de cuentas individuales de capitalización para la movilidad a través de la creación del fondo correspondiente, es decir, el trabajador acumularía parte de su sueldo en una cuenta individual que puede rescatar en caso de despido, si abandona voluntariamente la empresa para cambiar de empleo, para emprender un negocio por su cuenta o para su jubilación. En el caso de fallecimiento del trabajador, este fondo pasaría a formar parte de la herencia de sus allegados.

La cuantía acumulada en la «mochila» del trabajador, será invertida por una entidad financiera en búsqueda de un rendimiento, con la garantía del Estado, y permite a las empresas despedir a coste cero al trabajador, quien puede entonces hacer uso del capital acumulado en ella, aunque también se puede utilizar como complemento a la pensión pública de jubilación. En este último caso, el trabajador podrá elegir si accede a su fondo de capitalización individualizado a través de un solo pago o cobrar cada año una parte de su fondo.

Este nuevo sistema crearía una mayor flexibilidad externa, al mantener los costes de despido predecibles en todo momento, mejorando al mismo tiempo la seguridad financiera de los trabajadores excluidos anteriormente del sistema, y aquellos trabajadores, que estaban cubiertos pero que terminaron su contrato a sí mismos. Al mismo tiempo, el sistema también contribuye a la creación de un pilar adicional de pensiones, que complementa las disposiciones existentes.

Ahondando más en esta flexibilidad laboral, se estarían suprimiendo los obstáculos para ejecutar un despido, por lo tanto, ante un despido, prevalecería la propia capacidad del trabajador dentro de la empresa y no su coste de despido. Esto permite a las empresas ajustarse inmediatamente ante los cambios de mercado y no verse solapada por unos costes o cambios que les pueda alterar la situación financiera de las empresas.

VENTAJAS DESVENTAJAS DE LA IMPLANTACIÓN DE ESTE MODELO

Este modelo tiene por supuesto, defensores y detractores. Los defensores proponen las siguientes ventajas:

  • Fomenta la contratación
    • El empleador tiene más libertad para adaptar su plantilla a las condiciones de la empresa sin temor a tener que pagar finiquitos.
  • Complemento al sistema público de pensiones
    • Se garantizaría la sostenibilidad del sistema ante el reto del envejecimiento demográfico.
  • No habría motivo por parte de las empresas para no realizar contratos indefinidos.
    • Al no haber impedimentos para el despido, no hay necesidad de contratos temporales.
  • No existe límite a la indemnización.
    • La indemnización será mucho mayor cuanto mayor sea nuestra vida laboral.
  • Reduce la incertidumbre sobre los costes empresariales futuros.
  • Flexibilidad laboral tanto para las empresas como para el trabajador.

¿Y qué opinan los detractores? Estos últimos,  frente a las ventajas anteriores, piensan que el modelo austriaco:

  • Facilita el despido.
    • El empresario puede ajustar su plantilla cuando quiera sin coste alguno.
  • Podría hacer desaparecer la prestación por desempleo.
  • Hace que se encarezcan los costes laborales para el empleador.
  • El empleado ve repercutido otro coste sobre su nómina.

¿Cuánto sería el porcentaje a aplicar sobre el salario y que pasaría a formar parte de esta mochila?

Cada mes, el empresario aportaría un porcentaje del 1,53% del salario bruto del empleado a este fondo, que, como ya hemos indicado, no solo se acumularía, sino que sería gestionado por una entidad que lo invertiría en busca de un rendimiento, garantizado por el Estado el 100% del capital.

Para poder llegar a la implantación de este modelo, es necesario que se produzca  un cambio de mentalidad, tanto por parte de las empresas como en los trabajadores, puesto que éste nos llevaría a abandonar la idea de tener “un trabajo para toda la vida”,  hacia un pensamiento en el que “la flexibilidad del mercado laboral es la base para una economía más productiva y económica». ¿Y usted, qué opina?

Esperamos sus comentarios en nuestra web.

Emilia Espín Navarro

Graduado Social

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados.