Un elevado absentismo laboral en la empresa, puede contribuir a reducir la productividad, provocar problemas organizativos y generarle altos costes, si hay que cubrir el puesto del trabajador absentista.

Qué es el absentismo laboral

Se habla de absentismo laboral en  los periodos en los que un empleado se ausenta de su puesto de trabajo, bien por causas justificadas (bajas por incapacidad temporal, permisos para ejercitar labores de representante de los trabajadores o delegado de personal, etc), bien por causas injustificadas (retrasos en la hora de llegada al puesto de trabajo, recados, cuidado de los hijos, etc.).

Costes que puede generar el absentismo laboral

En cuanto a los costes que pueden generar a la empresa, pueden ser:

  • Costes directos: Complementos salariales, salario del sustituto, costes de la Seguridad Social.
  • Costes indirectos: tiempo que se emplea en buscar a la persona adecuada para sustituir al empleado, la formación que hay que darle a esa persona, la adaptación del sustituto al puesto de empleo.

¿Cómo controlar el absentismo laboral?

El absentismo más habitual es el justificado por bajas médicas. La forma de controlarlo es con los partes médicos y a través de la mutua, ya que a veces se puede identificar qué es lo que lo provoca y se puede minimizar aplicando una política correcta de prevención de riesgos laborales.

En el caso del absentismo por incumplimiento del horario de trabajo, se puede controlar a través de algún sistema de control de entrada y salida (lo que comúnmente se le llama “fichar”) o control de la hora que se enciende y apaga el ordenador.

Posibles soluciones para reducir el absentismo

La solución para evitar el absentismo laboral está en la motivación. Una buena política de motivación puede contribuir a aumentar la satisfacción de los empleados a través de acciones concretas.

Se debe reforzar la cultura corporativa y generar motivación para que el empleado se sienta identificado con la empresa.

Entre las acciones concretas que se podrían aplicar, estarían las siguientes:

  • Implantación de un horario flexible, que contribuiría a conciliar la vida familiar con la laboral.
  • Crear una cultura orientada a la asistencia, fortalecer la motivación a asistir al trabajo mejorando el atractivo del entorno laboral.
  • Trabajar desde casa o teletrabajar, posibilitando unos trabajos sin horarios que se acoplen a las nuevas necesidades de los trabajadores.
  • Implantar una política de asistencia sanitaria que agilice la atención médica a los empleados y así se reduzca el número de días y horas de absentismo por enfermedad.
  • Establecer planes de carrera a los trabajadores, así como posibilidades de promoción, haciendo de este modo entender al trabajador que las faltas al trabajo pueden perjudicar su desarrollo profesional y sus posibilidades de ascenso.

Estas y otras acciones concretas pueden ser muy útiles para reducir el absentismo laboral.

Te recomendamos la lectura de estos otros artículos relacionados con este tema:

Si necesitas más ideas, soluciones o ayuda en la gestión de tu plantilla laboral, no lo dudes y contacta con nuestra asesoría laboral en Murcia para que podamos ayudarte.

Emilia Espin
Dpto.Laboral-Jurídico
ASELEC asesoría y abogados.

+ posts

Economista

Socio Profesional en ASELEC Consultores

Pin It on Pinterest