Entradas

nueva-subvencion-para-autonomos-miembros-de-cooperativas-y-asociaciones-laborales

NUEVA SUBVENCIÓN PARA AUTÓNOMOS, MIEMBROS DE COOPERATIVAS Y ASOCIACIONES LABORALES

Se ha publicado una nueva subvención destinada a los autónomos, ,miembros de cooperativas y de asociaciones laborales. ¿Te interesa saber si cumples los requisitos para solicitarla?

El día 26 de junio de 2019 se publicó una resolución por parte de la Dirección General de Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas, por la que se aprobó la convocatoria para la concesión de subvenciones a las actividades de promoción del trabajo autónomo, de la economía social y de la responsabilidad social de las empresas y para sufragar los gastos de funcionamiento para el año 2019.

OBJETIVO DE LAS SUBVENCIONES Y DESTINATARIOS

La finalidad de estas subvenciones es contribuir a la financiación de los gastos derivados de la realización de actividades del trabajo autónomo, de las cooperativas, sociedades laborales, empresas de inserción y de otros entes representativos de la economía social que integren a asociaciones de ámbito estatal de cooperativas y de sociedades laborales. 

También podrán beneficiarse de estas subvenciones otras asociaciones, fundaciones y universidades, entre las que están incluidas las asociaciones profesionales de trabajadores autónomos de ámbito estatal y carácter sectorial.

Se concederán en régimen de concurrencia competitiva y se tendrán en cuenta, como prioritarias a efectos de valoración de las solicitudes, las siguientes actuaciones:

– Implantación de una política de igualdad de oportunidades realizando actuaciones para favorecer la diversidad en las plantillas, como, por ejemplo, incluir la promoción de mujeres en puestos directivos.

– Acciones de integración de prácticas de responsabilidad social en PYMES.

– En consonancia con la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, realizar proyectos cuyo ámbito de actuación sean los territorios rurales y los territorios despoblados, dirigidos a evitar la despoblación y el desarraigo.

– Promoción de la Responsabilidad Social y de la sostenibilidad en los diferentes niveles educativos.

– Elaboración y difusión de materiales divulgativos sobre información no financiera y diversidad.

Le puede interesar

ACTIVIDADES OBJETO DE LA SUBVENCIÓN

Serán subvencionables, entre otras, las siguientes actividades de ámbito estatal:

1.- Acciones de apoyo y asesoramiento a emprendedores, autónomos y promotores de la economía social.

2.- Programas de fomento de la cultura emprendedora, del autoempleo, de la economía social y de la responsabilidad social de las empresas.

3.- Campañas de comunicación y divulgación orientadas a la promoción del trabajo autónomo, de la economía social y de la responsabilidad social de las empresas, incluidas las que se lleven a cabo en el marco del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

4.- Elaboración y publicación de estudios, trabajos de documentación, análisis e investigación y otras actuaciones análogas.

5.-  Actividades de formación tendentes a iniciar, perfeccionar y cualificar en el conocimiento del trabajo autónomo, de la economía social y de la responsabilidad social de las empresas.

6.-  Organización de congresos, seminarios, jornadas, presencia en ferias y otras actividades de naturaleza similar, con convocatoria pública de realización de la actividad.

GASTOS SUBVENCIONABLES

Los gastos subvencionables, entre otros, serían:

a) Los gastos en los que se incurra en la realización de la actividad objeto de subvención, que de manera indubitada respondan a la naturaleza de la misma.

b) Los salarios imputados directamente por su dedicación a la realización de la actividad objeto de subvención. No serán subvencionables los costes derivados de las cotizaciones al Sistema de la Seguridad Social relacionados con los salarios indicados.

De igual forma, no serán subvencionables los gastos de personal y los gastos por servicios profesionales que pudieran derivarse de la contratación de algún miembro de los órganos de gobierno de la entidad solicitante.

c) Se podrá considerar coste indirecto, imputable a la actividad subvencionada, hasta el 8 % del coste directo subvencionable, sin que esta fracción del coste requiera justificación adicional. 

2. Para los gastos de funcionamiento de las asociaciones, serán subvencionables los gastos generales en los que incurra la entidad que se encuentren comprendidos entre las siguientes partidas:

a) Salarios.

b) Cotizaciones a la Seguridad Social.

c) Arrendamientos y cánones.

d) Reparaciones y conservación.

e) Servicios profesionales independientes.

f) Primas de seguros.

g) Material de oficina, fotocopias e imprenta.

h) Comunicaciones.

i) Suministros.

j) Cuotas, tanto las de suscripción a publicaciones e inscripción en actividades como las abonadas por pertenencia a otras organizaciones nacionales o internacionales, hasta una cuantía máxima del setenta y cinco por ciento de las distintas cuotas abonadas.

Le puede interesar

CRITERIOS DE VALORACIÓN PARA LA CONCESIÓN DE LA SUBVENCIÓN

Se tendrán en cuenta los siguientes criterios de valoración para el otorgamiento de las subvenciones:

1.- Adecuación de los objetivos del proyecto a las políticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social en el campo del fomento del trabajo autónomo, de la economía social y de la responsabilidad social de las empresas.

2.- Contenido de la actividad a desarrollar en orden a la consecución de los objetivos del proyecto.

3.- Grado de incidencia directa del apoyo ofrecido a emprendedores, autónomos y trabajadores de la economía social.

4.-  Proyección de la actividad en el ámbito al que van dirigidas las actuaciones.

5.-  Relación entre el importe solicitado y los objetivos que se persiguen en el desarrollo de la actividad.

A estos efectos, en la Resolución de convocatoria se señalarán los objetivos e indicadores asociados que habrán de ser estimados, recogidos y reportados por los solicitantes de la subvención, en orden, por un lado, a que el órgano instructor de la subvención realice una valoración de los mismos y, por otro, a que en la fase de justificación de la subvención se aporte la información sobre el grado de cumplimiento efectivo de tales objetivos e indicadores.

Estos criterios tendrán la misma importancia con independencia del orden en que figuren recogidos, asignándoseles a cada uno de ellos una puntuación, en números enteros, entre un mínimo de cero y un máximo de diez.

CUANTÍA DE LA SUBVENCIÓN

a) Los importes asignados a cada uno de los grupos de subvenciones se irán adjudicando, hasta agotar el crédito disponible, a las solicitudes ordenadas de mayor a menor puntuación del siguiente modo:

1) El 100 por 100 del importe solicitado a las solicitudes que hayan obtenido una puntuación superior a 44 puntos.

2) El 75 por 100 a las solicitudes con una puntuación comprendida entre 38 y 44 puntos.

3) El 50 por 100 a las solicitudes con una puntuación comprendida entre 32 y 37 puntos.

4) El 25 por 100 a las solicitudes con una puntuación inferior a 32 puntos.

PLAZO DE PRESENTACIÓN DE LAS SOLICITUDES

El plazo de presentación de solicitudes será de veinte días hábiles contados a partir del día siguiente al de la publicación del extracto de la resolución de convocatoria en el «Boletín Oficial del Estado». Por lo que el plazo finalizará el dia 24/07/2019

Si está interesado en ampliar información sobre estas u otras subvenciones, o necesita ayuda para solicitarlas, no dude en ponerse en contacto con nuestro Departamento laboral, que se encargará de asesorarle y encontrar la mejor opción para su empresa y trabajadores.

Emilia Espín Navarro

Graduado Social

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados

 

https://www.freepik.es/foto-gratis/macro-foto-concepto-financiero_3740570.htm

ventajas-de-crear-una-sociedad-cooperativa

VENTAJAS DE CREAR UNA SOCIEDAD COOPERATIVA

¿CONOCE LAS VENTAJAS DE CREAR UNA SOCIEDAD COOPERATIVA?

Cuando varios profesionales o trabajadores desean unir sus esfuerzos y metas para formar una sociedad y poner en común sus conocimientos profesionales, surge la duda de cuál es la mejor forma jurídica para constituir ésta.

Una de las opciones más ventajosas es crear una sociedad cooperativa, regulada a través de la Ley General de Cooperativas, Ley 27/1999, de 16 de julio.

Pero, ¿Qué es una sociedad cooperativa de trabajo asociado? 

Es aquella en las que varias personas se asocian de manera voluntaria para la realización de actividades empresariales, encaminadas a la satisfacción de sus necesidades, así como la obtención de beneficios mediante la organización en común de la producción de bienes o servicios.

Existen dos tipos de sociedades cooperativas:

  • Cooperativas de primer grado: En este tipo de cooperativa, los socios pueden ser personas físicas o jurídicas. Ejemplos de este tipo de cooperativas serían: cooperativas de viviendas, cooperativas sanitarias y cooperativas de enseñanza.
  • Cooperativas de segundo grado: Los socios de esta cooperativa son otras cooperativas. Los socios de las cooperativas de segundo grado no pueden ser personas físicas, sino que deben ser personas jurídicas.

Se ajustará en su estructura y funcionamiento a los siguientes principios:

  • Adhesión voluntaria y abierta.
  • Gestión democrática por parte de los socios.
  • Autonomía e independencia.
  • Educación, formación e información.
  • Cooperación entre sociedades cooperativas.
  • Interés por la Comunidad.

Le interesa

Características de una sociedad cooperativa 

  • La sociedad se constituye mediante escritura pública y debe ser inscrita en el Registro de Sociedades Cooperativas.
  • Deberán estar integradas por, al menos, tres socios, en una sociedad cooperativa de primer grado e integradas por, al menos, dos sociedades cooperativas, en las sociedades cooperativas de segundo grado.
  • Los Estatutos sociales deberán fijar el capital social mínimo con el que puede constituirse y funcionar la sociedad cooperativa (no se exige un mínimo de capital para constituir la sociedad), y que estará totalmente desembolsado en el momento de su constitución.
  • La responsabilidad será limitada a la aportación de cada socio y el importe total de las aportaciones de cada socio no podrá exceder de un tercio del capital social (en las cooperativas de primer grado), para cooperativas de segundo grado, se estará a lo que dispongan los Estatutos sociales o acuerde la Asamblea General.
  • Se podrá realizar contrataciones de trabajadores asalariados siempre y cuando el número de horas realizadas por éstos no supere el 30% del total horas al año realizadas por los socios trabajadores.

Ventajas de una sociedad cooperativa

  • Existe la posibilidad de cobrar el Pago Único de la Prestación por desempleo, en el caso de que alguno (o todos) de los socios tuviera derecho a cobrar la prestación por desempleo. Cobraría la prestación de una sola vez, si justifica ese importe como aportación a la Sociedad o en gastos de las cotizaciones en la Seguridad Social.
  • Es habitual que cada Comunidad Autónoma apruebe ayudas y subvenciones anualmente para ayudar en el caso de ampliaciones de capital, contrataciones, etc. de este tipo de sociedades.
  • Se benefician de diversas bonificaciones y beneficios en el Impuesto de Sociedades (Ley 20/1990 sobre Régimen Fiscal de las Cooperativas.)
  • En cuanto al encuadramiento de los socios trabajadores en Seguridad Social podrán optar entre:
    • Asimilar a sus socios a los trabajadores por cuenta ajena (sin cotizar por desempleo ni FOGASA), incorporándolos al Régimen General de la Seguridad Social. 
    • Incorporarse al Régimen Especial de Trabajadores Autónomo (RETA) podrán beneficiarse de las bonificaciones de la Tarifa Plana si reúnen los requisitos. Gran ventaja con respecto al restos de sociedades mercantiles que no gozan de este gran beneficio. La opción por el RETA deberá realizarse en los estatutos de la misma y deberá alcanzar a TODOS los socios trabajadores de la misma.

La opción de uno u otro Régimen sólo podrá modificarse mediante reforma de los estatutos y siempre que hubieran transcurrido cinco años como mínimo desde la última opción.

Respecto a los autónomos, en la Ley 6/2017 de 24 octubre de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, en su artículo 3.6, se indica a este respecto: “ Lo previsto en el presente artículo resultará de aplicación aun cuando los beneficiarios de esta medida, una vez iniciada su actividad, empleen a trabajadores por cuenta ajena”, por lo que no perderían la bonificación al contratar trabajadores.

Un ejemplo de sociedad cooperativa

Pondremos un ejemplo para clarificar todo lo expuesto anteriormente:

Tres personas dedicadas al sector del automóvil deciden asociarse y constituir una sociedad, deciden aportar cada uno 300€ y además cada uno aporta herramientas, local y maquinaria necesarias para el desarrollo de la actividad.

Además, uno de ellos tiene menos de 30 años, nunca ha estado de alta en RETA y acaban de despedirlo de una empresa en la que llevaba más de 6 años trabajando, con lo cual, tiene derecho a la prestación por desempleo, por lo que decide solicitar el Pago único y utilizar todo el importe de la prestación para las participaciones adquiridas de la sociedad y sufragar el gasto de cotización mensual de Seguridad Social.

Los dos trabajadores restantes tienen más de 30 años y nunca han estado de alta como autónomos en Seguridad Social (RETA).

Deciden estar de alta en RETA, ya que les resulta mucho más ventajoso que Régimen General ya que pueden optar a los beneficios de la tarifa plana.

Teniendo en cuenta estos beneficios, las cuotas a pagar serían las siguientes:

  • Primeros 12 meses: la cuota sería de 50€ mensuales
  • Mes 13 al mes 18: bonificación del 50% quedando la cuota mensual de 139€
  • Mes 19 al 24: bonificación del 30% quedando la cuota mensual de 195€

Además, para el socio menor de 30 años:

  • Mes 25 al mes 36: bonificación del 30% quedando la cuota mensual de 195€

Para resolver cualquier duda acerca de esta forma de asociación empresarial no dude en ponerse en contacto con nosotros. Estaremos encantados de asesorarle.

 

Emilia Espín.

Graduado Social

Dpto. Laboral-Jurídico

ASELEC, asesoría y abogados.

 

facturar-sin-ser-autonomo-cooperativas-de-facturacion

¿FACTURAR SIN SER AUTONOMO? LA COOPERATIVA DE FACTURACIÓN Y SU REALIDAD

En nuestro despacho recibimos de manera frecuente la consulta por parte de profesionales y empresarios individuales que quieren trabajar de manera legal, pero evitar los costes del alta en el Régimen de Autónomos y las obligaciones fiscales y administrativas que conlleva el empleo por cuenta propia. Vamos a tratar aquí sobre una alternativa muy de moda y publicitada en nuestro país que ha sido planteada por varias empresas como la gran solución a esta cuestión: “Cooperativa de Trabajo Asociado”.

Recientemente ha sido noticia la descalificación como sociedad Cooperativa de Trabajo Asociado por parte del Ministerio de Trabajo a la mercantil “FidelisFactu, S. Coop.” – conocida como “Factoo” – con motivo de que «no realiza actividad cooperativizada alguna».

Dicha Sociedad Cooperativa se presentaba de cara al público como una plataforma que trabaja bajo la forma de “Cooperativa de Trabajo Asociado”, y ofrecía a trabajadores por cuenta propia (autónomos) facturar sin la necesidad de estar dado de alta o constituir su propia empresa y sin tener que presentar las declaraciones trimestrales de IVA e IRPF.

Además, la Cooperativa aseguraba encargarse de todas las gestiones con Seguridad Social, la prevención de riesgos laborales y un seguro de responsabilidad civil, asumiendo todos estos costes.

No se trata de un caso aislado, ya que cada vez es más frecuente tener noticias sobre estas «Cooperativas de Facturación» las cuales se enmascaran bajo la estructura organizativa de Cooperativas de Trabajo Asociado.

El mecanismo de funcionamiento en el que se basaba dicha sociedad era el siguiente: cuando una persona decidía asociarse a la «cooperativa» lo hacía mediante el pago de una inscripción que le confiere la condición de socio, y de manera automática, pasaba a ser la sociedad la encargada de asumir todos los deberes legales del socio. Por lo tanto, en el caso de que un trabajador quisiera realizar un trabajo y facturarlo, sólo tenía que avisar a la cooperativa de las horas o días para la realización de dicho trabajo, y antes de facturar, avisar a la Sociedad para que ésta lo diera de alta en el “Régimen General de la Seguridad Social” como trabajador por cuenta ajena, asalariado, evitando el alta de autónomo. Una terminado el trabajo, se le tramitaba la baja al trabajador por parte de la Cooperativa. Esta era la encargada de emitir la factura y reembolsar el dinero facturado al socio, quedándose una comisión por dicho trámite.

El Ministerio de Trabajo fundamenta la descalificación de estas empresas como Cooperativas de Trabajo Asociado en que, en la práctica, los trabajadores funcionan como trabajadores autónomos utilizando la cooperativa como medio para evitar pagar las cuotas de autónomo.

Actualmente, muchos de estos socios están siendo investigados individualmente, pudiendo llegar a reclamársele las cuotas de autónomo no ingresadas.

Otro de los motivos de su descalificación, ha sido su estructura societaria, y es que se define como Cooperativa de Trabajo Asociado, esto es, aquella que tiene por objeto proporcionar a sus socios puestos de trabajo mediante su esfuerzo personal y directo a través de la organización en común de la producción de bienes o servicios para terceros.

En el caso de una «cooperativa de facturación» no existe ningún objetivo en común entre sus socios ni trabajan conjuntamente para conseguirlo por lo que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social declara que estas sociedades tienen la finalidad de aprovecharse de las ventajas legales que ofrece, pero su realidad no se ajusta a la norma que las regula.

En ASELEC asesoría y abogados nunca hemos apostado por el criterio escogido por las Cooperativas de Facturación, por tratarse de una interpretación interesada de la normativa que podía ser reprochable por la Administración como así ha sido, y por tanto un riesgo para nuestros clientes.

No obstante, en nuestra opinión existe una laguna legislativa para cubrir a los trabajadores que realizan trabajos de manera esporádica y con escasa facturación, ya que legalmente no existe otra alternativa para facturar que darse de alta en Hacienda y Seguridad Social con los costes que esto conlleva mensualmente, lo cual no favorece en absoluto el emprendimiento ni el autoempleo.

Si bien es cierto que existe jurisprudencia de la no obligación de alta en Seguridad Social – sí en Hacienda – para trabajadores que prestan sus servicios de manera esporádica y marginal sin llegar a superar el 75% del SMI, pero se trata de una mera interpretación de la Ley y por tanto no existe una seguridad jurídica absoluta. Consúltenos a este respecto.

Por consiguiente, entendemos que a la vista de estos acontecimientos, deberían debatirse alternativas legislativas que contemplen esta realidad económica como medida dinamizadora de la economía que representan los Autónomos Empresarios y Profesionales.

 

Ana García

Graduado Social
Dpto. Laboral

Aselec, asesoria y abogados