crear-empresa-aselec-red-pae

¿CREAR UNA EMPRESA? ASELEC Y LA RED PAE PARA EL EMPRENDEDOR

APOYO AL EMPRENDEDOR

¿Cómo creo una empresa? Si eres Emprendedor, el servicio de Apoyo a Emprendedores de ASELEC asesoría y abogados está pensado para colaborar estrechamente contigo, formar parte de tu equipo en el área legal y financiera, y ayudarte a que tu proyecto se desarrolle con éxito.

 ASELEC, PUNTO DE ATENCIÓN AL EMPRENDEDOR

formamos parte de la red pae para emprendedores

La Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización 14/2013, del 27 de septiembre, tenía como objetivo el desarrollo de medidas para promover la creación de empresas, además de ofrecer facilidades a modo de incentivos fiscales, bonificaciones de cuotas de la Seguridad Social o reducciones de trámites administrativos. Así se crearon los llamados Puntos de Atención al Emprendedor (PAE).

¿Quieres saber qué son los Puntos de Atención al Emprendedor PAE?

Los PAE se encargan de facilitar la creación de nuevas empresas a través de la prestación de servicios de información, tramitación de documentación, formación y asesoramiento, así como medidas de apoyo para la financiación empresarial.

Ejerciendo una doble misión:

  • Prestar servicios presenciales de información y asesoramiento a los emprendedores en la tramitación telemática de sus iniciativas empresariales (S.R.L, S.R.L. de formación sucesiva y S.L.N.E.) o bien tramitando el alta de Autónomos.
  • Iniciar el trámite administrativo de constitución de la sociedad, o alta en autónomos a través del Documento Único Electrónico (D.U.E) mediante la plataforma CIRCE.

Le interesa

En Aselec, asesoría y abogados, como Punto de Atención al Emprendedor,  proporcionamos los siguientes servicios a los emprendedores:

    1. Información sobre las características, marco legal, aspectos mercantiles más importantes, ventajas fiscales, aspectos contables, sistemas de tramitación, normativa aplicable de:
      • Sociedades Limitadas Nueva Empresa (SLNE),
      • Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL),
      • Sociedades Limitadas de Formación Sucesiva (SLFS),
      • Comunidades de bienes,
      • Empresarios Individuales (Autónomos) y
      • Emprendedores de Responsabilidad Limitada. Además, se ofrece información de otras formas jurídicas vigentes en el ordenamiento jurídico mercantil.
    2. Constitución de empresas mediante el sistema de tramitación telemática desarrollado por la Dirección General de Industria y de la PYME, utilizando el Documento Único Electrónico (DUE). Este servicio deberá prestarse con carácter obligatorio y gratuito.
    3. Información y gestión de las ayudas e incentivos para la creación de empresas aplicables al proyecto.
    4. Información sobre el régimen de Seguridad Social aplicable, criterios de adscripción, afiliación, cotización, etc.
    5. Información general sobre temas de interés para las empresas, tales como: Financiación, fiscalidad, contratación laboral, internacionalización, investigación, desarrollo tecnológico e innovación, cooperación empresarial, etc.
    6. Realizar la reserva de la denominación social para la tramitación presencial de la SLNE.

Le interesa

Los Puntos de Atención al Emprendedor, presenciales o electrónicos, podrán prestar todos o alguno de los servicios mencionados en el apartado anterior, de acuerdo con lo establecido en el citado Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital (Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de Julio).

TU EMPRESA EN MARCHA EN 48 HORAS

Realizamos todos los trámites para constituir tu empresa en 48 h ya que contamos con la acreditación como un punto PAE en Murcia (Puntos de Atención al Emprendedor) concedido por la Dirección General de Industria y de la PYME, y, por tanto, tenemos capacitación para asesorar y tramitar a Emprendedores en todo el proceso de creación y desarrollo de su proyecto empresarial en virtud de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

TRES SENCILLOS PASOS PARA UN FUTURO BRILLANTE

INFORMACIÓN: Ven a informarte gratuitamente

Concierta una reunión con nosotros. Vamos a ayudarte de forma gratuita a comenzar a desarrollar tu proyecto empresarial.

PROYECTO DE VIABILIDAD ECONÓMICA: Juntos haremos el estudio y la planificación que harán tu Proyecto Viable.

Ordenamos tus ideas, les daremos forma en un Plan de Negocio que te ayude a Valorar la Inversión, la Financiación y los Resultados Estimados.

TRÁMITES LEGALES, COMIENZO Y SEGUIMIENTO: Trámites, Ayudas y Subvenciones, Financiación y Seguimiento.

Vamos a preparar legalmente tu Proyecto, a realizar por ti los trámites legales, a guiarte y tramitar las ayudas y subvenciones y la financiación del proyecto, y haremos contigo el seguimiento del Plan para que tu negocio tenga éxit0.

DESPUÉS TAMBIÉN SEGUIREMOS CONTIGO

Porque el camino  del empresario es largo y exigente, y necesita de toda tu ilusión para llevar a cabo tu proyecto…

Nosotros te ayudaremos en lo que mejor sabemos hacer: analizar, asesorar, planificar y realizar los trámites. Todo emprendedor es a la vez empresario, y es su responsabilidad estar al día en las obligaciones legales, pero también lo es gestionar económicamente su empresa con eficacia. Nosotros seremos tu equipo de apoyo para conseguirlo.

Puede contactar con nosotros por teléfono, correo electrónico o acudir a nuestro despacho. Contacte aquí con nosotros. Pida cita sin compromiso.

ASELEC asesoría y abogados

 
emprendedores-por-donde-empiezo-aselec

EMPRENDEDOR – ¿POR DÓNDE EMPIEZO?

¿Eres emprendedor?¿Tienes una idea de negocio y no sabes por dónde empezar los trámites para su puesta en marcha? Al principio tendrás muchas dudas sobre los procedimientos y pasos a seguir. Eso es lo más habitual, pero no te preocupes, podemos ayudarte. 

En primer lugar, una vez que hayas analizado la idea de negocio y tomes la decisión de emprender deberás elegir la forma jurídica adecuada para desarrollar la actividad, es decir, si darte de alta como autónomo o crear una empresa. 

El emprendedor como autónomo

Conocemos la figura de autónomo como el empresario individual persona física que realiza de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, dé o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena. 

Normalmente, los emprendedores escogen la figura del empresario autónomo por la sencillez de los trámites de la puesta en marcha. Sobre todo para los comercios (tiendas de ropa, de artículos de regalo, de alimentos, etc.) y para ejercer las actividades profesionales de abogados, fisioterapeutas, psicólogos…

Ahora bien, debes saber que el autónomo posee el control total de la empresa (dirige su gestión) pero también responde personalmente de todas las obligaciones que contraiga la empresa, ya que no existe diferenciación entre el patrimonio mercantil y su patrimonio personal. 

Le puede interesar

El emprendedor como empresa

Otra opción sería la de crear una empresa, una entidad con personalidad jurídica propia. Lo más habitual es constituir una sociedad limitada cuando la idea de negocio es compartida por dos o más socios, aunque también es posible que sea de un solo socio (sociedad limitada unipersonal). La ventaja principal de una sociedad de carácter mercantil es que la responsabilidad está limitada a las aportaciones a capital. Y en contra, podemos señalar que tiene más obligaciones a nivel mercantil y fiscal que un autónomo.

La constitución de la sociedad hay que formalizarla en escritura pública e inscribirla en el Registro Mercantil de la provincia correspondiente a su domicilio social. Además, tiene otras obligaciones mercantiles como legalizar los Libros registro de socios y de actas, Libros Contables y depositar las Cuentas Anuales.

Una vez establecida la estrategia de negocio y la forma jurídica, los siguientes pasos serán los trámites administrativos correspondientes al ejercicio de la actividad empresarial, que son comunes a las dos opciones que hemos visto, para el autónomo y para la sociedad cuando esté inscrita en el registro correspondiente:

  • Alta en el Censo de empresarios, profesionales y retenedores en la Agencia Tributaria, mediante la declaración censal de alta (modelos 036 o 037). En esta declaración se informará a la Administración de la fecha de alta como empresario/empresa y del resto de obligaciones aparejadas a esta alta, por ejemplo: si vas a contratar a trabajadores, hay que tramitar el alta como retenedor de rendimientos del trabajo; al igual que si alquilas un local para la actividad, tendrás que marcar la obligación de retener por satisfacer rendimientos del capital inmobiliario desde la fecha del contrato de arrendamiento.
  • Impuesto sobre Actividades Económicas, también ante la Agencia Tributaria (modelo 840). Mediante esta declaración se informa a Hacienda el epígrafe de actividad, la fecha de inicio y el domicilio y superficie del local o locales donde se va a ejercer la actividad.
  • Alta en el Régimen especial de Trabajadores Autónomos (RETA) o alta de los socios y administradores en los regímenes de la Seguridad Social que corresponda. El tipo del alta e importe del recibo está condicionado al tipo de sociedad y/o a la participación en el capital social. Puedes consultar más información sobre las bases de cotización y bonificaciones en este artículo (link).
  • Certificado electrónico. Las sociedades están obligadas a relacionarse con todas las administraciones de forma telemática, por lo que la obtención del certificado digital por parte del representante de la misma es indispensable. En caso de los autónomos con carácter general aún no es obligatorio, pero recomendamos su solicitud para agilizar los trámites y consultar los expedientes.

Por último, debes tener en cuenta que, según la actividad, serán necesarios otros trámites como:

  • Licencia de actividad expedidas por los Ayuntamientos.
  • Inscripción en otros organismos oficiales y/o registros.
  • Registro de ficheros de carácter personal. 

En ASELEC formamos parte de la red PAE, siendo un Punto de Atención al Emprendedor y contamos con una dilatada experiencia en el alta de autónomos y creación de sociedades. 

Contacte con nosotros para concertar una cita, le resolveremos sus dudas y estudiaremos su caso particular para aconsejarle en su negocio y ponerlo en marcha. 

 

 

Dpto. Contable-Fiscal

ASELEC, asesoría y abogados

de-autonomo-a-sociedad-limitada-aselec

DE AUTÓNOMO A SOCIEDAD LIMITADA, ¿CÓMO LO HAGO?

¿Autónomo? ¿Sociedad? Cuando decides iniciar una actividad, emprender una idea de negocio, tienes que es escoger la forma jurídica más conveniente.

En un post anterior ya hablamos de las diferentes formas jurídicas que se nos plantean a la hora de constituir una empresa, y de ellas, las dos opciones más comunes en nuestro país son el empresario individual (autónomo) y la sociedad limitada. 

Lo más habitual es iniciar la actividad como autónomo por el reducido tamaño de la empresa y más adelante te plantearás la idea del paso de autónomo a Sociedad Limitada.

Pero, ¿sabes cuándo hacerlo? ¿Sabes cuáles son los pasos a seguir?

Nos referimos a Autónomos como las personas que realizan una actividad de forma habitual por cuenta propia y a título lucrativo, que pueden tener o no, trabajadores a cargo. Es una forma empresarial apropiada para empresas de muy reducido tamaño. Mientras que la Sociedad Limitada o Sociedad de Responsabilidad Limitada es una forma jurídica apropiada para para pequeñas y medianas empresas, lo que se denomina como PYMES.

Se suele escoger la figura del autónomo al inicio de la actividad por la simplicidad de los trámites de la puesta en marcha y las obligaciones contables y mercantiles pero la carga tributaria y las dificultades de financiación son mayores que en las sociedades cuando la actividad alcanza un determinado nivel, y las desgravaciones y deducciones son pocas. Por esto, a medio-largo plazo cuando el negocio va aumentando se suelen plantear el paso de autónomo a Sociedad Limitada.

El momento exacto del cambio depende de cada situación, no se puede determinar con cálculos matemáticos, pero podemos afirmar que suele ir de la mano con el crecimiento del negocio porque, por ejemplo, al tributar por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, cuantos más beneficios obtienes, más pagas, por la progresividad del impuesto. Mientras que para la Sociedad el tipo al que tributa es fijo.

LAS CINCO RAZONES PARA CAMBIAR DE AUTÓNOMO A S.L.

Podemos indicar que las 5 razones más habituales por las que pasar de autónomo a sociedad limitada sea una buena decisión son:

  • Beneficio superior a 40.000 euros.
  • Protección del patrimonio personal al limitar la responsabilidad al patrimonio empresarial.
  • Facilidad para trabajar con grandes empresas.
  • Agilidad en la obtención de créditos bancarios.
  • Formalización de relación con colaboradores habituales.

Una vez tomada la decisión del cambio, la siguiente duda que se suelen plantear los autónomos es la del traspaso de bienes, empleados, etc. que hasta el momento eran de su propiedad o titularidad.

En primer lugar, exponemos las 3 opciones para realizar el traspaso de bienes:

  1. Una opción sería la compraventa de los activos del autónomo a la sociedad limitada. El inconveniente de la compraventa es que la sociedad deberá disponer de liquidez suficiente para pagar el precio de los bienes. De este modo, si constituyes la sociedad con un capital mínimo (3.000 euros), te encontrarás con que deberás aplazar el cobro, y la situación financiera de la sociedad ya empezará mal desde el principio:

– El balance de la sociedad reflejará una deuda con su socio, lo que puede dificultar las futuras solicitudes de financiación bancaria.

– Por otro lado, si esta deuda no se va cancelando, deberán generarse intereses (Hacienda lo exige expresamente), con el consiguiente lío administrativo y papeleo que ello conlleva (presentación de modelos fiscales e ingreso de las retenciones en Hacienda).

Además, la compraventa conlleva la obligación de pagar los impuestos generados por esta operación que serían: IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados) y ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales) e IVA (Impuesto sobre el valor añadido).

2.  Otra opción, sería la del traspaso mediante se arrendamiento. De manera, que mantendrás la propiedad de los bienes y obtendrás la renta por cederlos a la nueva sociedad. Por la formalización del contrato de alquiler y el pago de la renta, se liquidaría el IAJD y el IVA.

3.  Y por último, y a priori, la opción más recomendable es la de transmitir los activos a la sociedad mediante una aportación no dineraria de capital. Es decir, aportar los activos que tenías afectos a la actividad cuando la desarrollabas de forma individual, en lugar de aportar dinero en efectivo. Además, la constitución y la ampliación de capital están exentas del pago del Impuesto sobre Operaciones Societarias.

Esta forma es mucho más ventajosa que la compraventa porque de este modo la Sociedad Limitada no deberá nada, ya que los activos se traspasan a cambio de participaciones de capital, y el capital social será más alto, lo que reforzará la imagen frente a las entidades bancarias.

Es preciso indicar que es aconsejable adoptar precauciones en la valoración de los activos aportados mediante un Informe de Expertos Independientes.

El traspaso de tus empleados contratados como autónomo se lleva a cabo a través de una subrogación empresarial, de esa forma se garantizan los derechos adquiridos y las obligaciones de los trabajadores. (Art. 44 ET ). La subrogación es el cambio del empleador del trabajador, es decir, el cambio del empresario o empresa que tiene contratado al trabajador.

En cuanto a los créditos, préstamos y pólizas debes comunicar la situación a la entidad financiera para realizar una subrogación. Aunque vas a seguir teniendo la obligación de pago, ya no será a título personal si no bajo la forma jurídica de la Sociedad creada.

Si para desarrollar la actividad contabas con un local u oficina alquilada, una vez obtenido el visto bueno del arrendador, se puede formalizar una subrogación del contrato o solicitar la resolución y formalización de uno nuevo.

No siempre es sencillo dar el paso, pero pueden ser más los beneficios que puedes lograr con el cambio. El cambio de forma jurídica va a renovar y mejorar la imagen con respecto a otras empresas, se gana en tranquilidad al limitar la responsabilidad al capital social aportado y también es más fácil dar acceso a nuevos socios en el negocio.

Si después de leer lo anterior, aún tiene dudas sobre alguna cuestión especifica o bien, se acaba de decidir a cambiar la forma jurídica de su empresa, el equipo del departamento fiscal de ASELEC está a su disposición para ayudarle a tomar la decisión más favorable según su situación estudiando su caso concreto.No lo dude,  Contacte con nosotros.

 

 

Nerea Montesinos
Economista
Dpto. Fiscal-Contable
ASELEC asesoría y abogados