como- actuar-inspeccion-trabajo

CÓMO ACTUAR ANTE UNA INSPECCION DE TRABAJO

Antes de nada, debemos tener claro que cualquier empresa o autónomo puede verse sometido a una inspección de trabajo. Dicha visita puede estar provocada por una previa denuncia, pero no necesariamente tiene por qué ser así, ya que las inspecciones son un procedimiento rutinario

Hay que tener claro que no podemos negarnos a la Inspección de Trabajo, exista o no preaviso, ya que el inspector actúa como autoridad y si se le impide la entrada en la empresa, puede reclamar ayuda policial para que le facilite su entrada por la fuerza más las posibles futuras sanciones que dicha obstrucción pueda traer consigo. Además podrá exigir que le acompañen durante la inspección los trabajadores que estime necesario para el mejor desarrollo de la función inspectora.
No obstante, si su centro de trabajo coincide con su domicilio, en este caso si deberá tener su consentimiento o bien una autorización judicial para entrar, aunque siempre es aconsejable mostrar colaboración para evitar futuras sanciones.
Existe la falsa creencia de que los inspectores tienen la obligación de identificarse pero lo cierto es que no, si consideran que dicha identificación puede perjudicar el éxito de sus funciones. De esta forma puede empezar la inspección antes de que el empresario o autónomo tenga conocimiento de quién es , pudiendo hacerse pasar el inspector por un posible cliente, proveedor, etc… y de esta forma ir analizando aspectos como horarios, condiciones laborales y jugar con el factor sorpresa evitando que se proceda a deshacerse de documentación relevante.


Los inspectores no sólo nos podrán solicitar cualquier tipo de documentación pertinente para analizar toda actividad sujeta a inspección, sino que también tienen derecho a la obtención de cualquier examen o prueba que consideren necesaria, ya sea mediante la realización de mediciones, obtención de fotografías, vídeos, requerimiento de información de índole laboral (tenemos la obligación de darle nuestras claves en caso de que sea necesario), y en definitiva, a través de cualquier tipo de documento o medio que estimen oportuno. No obstante, también hay que tener en cuenta que existen determinados documentos que sólo pueden ser entregados por el empresario, por lo que si no se encuentra en el momento de la inspección en el centro de trabajo ésta no se podrá practicar.
En caso de una inspección pactada, la ausencia del empresario se podrá considerar como un acto de obstrucción. El inspector podrá requerir la identificación de todas las personas que estén presentes en el momento de la inspección así como tomarles declaración
Así pues, en caso de una inspección de trabajo, es aconsejable siempre  mostrarse cooperativo, ayudar en todo lo que podamos y mantener la calma.

 

Ana García
Dpto. Laboral-Jurídico
aselec consultores, s.l.p.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.