Una de las situaciones más desagradables a las que tiene que enfrentarse un empresario es al impago de facturas por parte de un cliente. Se trata de una circunstancia que puede causar cierta sensación de estrés y bloqueo al empresario, si no sabe cómo proceder ante una situación así.

Por ello, en estos casos es clave la función del abogado de la empresa, que interviene en su nombre y frente al cliente para reclamarle el pago de lo debido, gestionando la situación y pudiendo conseguir un alto grado de éxitos en sus reclamaciones.

Lo primero, la vía amistosa.

Lo mejor con el fin de evitar esa situación de impago de una factura, es ser previsores y para ello hay que indicar correctamente en nuestras facturas emitidas el modo de pago y su periodo.

 No olvides que, tan importante es indicar el número de cuenta en la que se tiene que ingresar el dinero, como el vencimiento de la factura. En el caso de que no se indique, es más complicado después poder reclamar el pago de esta factura. 

Ahora bien, si emitido nuestra factura correctamente, y aun así no nos pagan en el plazo convenido con el cliente, pasamos a reclamar el pago de la misma. ¿Qué pasos debemos seguir en este caso?

Lo primero es llamar al cliente

Si no recibes el pago a tiempo, lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con él, por si hubiera un error en el número de cuenta a ingresar o bien ha tenido algún contratiempo. Si el motivo del impago fuera la falta de liquidez, lo ideal es intentar llegar a un acuerdo con él a través de intercambio de servicios o productos o un pago a plazos.

Enviar una carta con acuse de recibo.

Si no logramos contactar con el cliente que nos ha impagado, podemos emitir una carta certificada con acuse de recibo haciendo referencia a la factura impagada. El objetivo será dejar constancia de que la petición ha llegado de modo efectivo. Si pasado un tiempo , seguimos sin respuesta, prepararemos nuestras siguientes acciones, exigiendo el pago inmediato de la factura a través del envío de un burofax e informando de que se van a iniciar acciones legales.

Derecho a la Justicia gratuita

Si la deuda exigida es inferior a 2.000€, puedes beneficiarte de la Justicia gratuita. En este caso, será el mismo secretario judicial quien valore el caso y el juez quien tome la decisión.

Si lo excede, es conveniente que contactes con un profesional del Derecho que te explicará qué acciones llevar a cabo para reclamar la factura. Una de ellas es interponer un proceso monitorio, del que hablaremos más adelante.

Todo listo para el siguiente paso

Para iniciar la vía judicial y llevar a cabo acciones legales contra el cliente que no nos paga, tenemos que cumplir los puntos mencionados, es decir: saber que tu deuda es una deuda económica de un importe concreto, la factura que debe estar vencida, así como contar con toda la documentación necesaria para probar el impago, como e-mails enviados, cartas certificadas, etc.

Recuerda que la reclamación debe hacerse antes de los 3 años ya que pasado este tiempo judicialmente no se aceptarían.

La vía judicial: el proceso monitorio.

Si la reclamación extrajudicial resulta infructuosa, tendremos que acudir a la vía judicial. Afortunadamente, la ley contempla un procedimiento especial, el procedimiento monitorio, previsto para el caso de impagos de facturas en los que la deuda ya sea líquida, vencida y exigible sin lugar a dudas.

Una vez interpuesta la demanda de juicio monitorio, el deudor, en el plazo de 20 días, puede:

  1. Pagar
  2. Oponerse
  3. Ni pagar ni oponerse

En caso de que pague, habremos conseguido nuestro objetivo finalmente.

En caso de que se oponga, el procedimiento monitorio se archiva, iniciándose un procedimiento de reclamación de cantidad que, dependiendo de la cantidad que se reclame seguirá los trámites del Juicio Verbal (hasta 6.000 €) u ordinario (más de 6.000 €).

Si el deudor ni ha pagado ni se ha opuesto en plazo y forma, el procedimiento monitorio se dará por terminado, teniendo potestad el empresario para iniciar directamente la vía de apremio contra el deudor.

Necesitas un abogado de empresa en este proceso

El abogado de la empresa juega un papel fundamental en los casos de reclamación de facturas impagadas, pues su intervención no solamente queda reducida al requerimiento extrajudicial o procedimiento judicial en caso de que se desatienda la solución amistosa, si no que aún interpuesta la demanda de juicio monitorio, el abogado seguirá trabajando a fin de llegar finalmente a un acuerdo frente al deudor, realizando negociaciones con éste o con su abogado en su caso, a efectos de conseguir un acuerdo transaccional y solucionar el asunto de la manera más beneficiosa para la empresa, reduciendo una vez más, tiempo y gastos.

Por ello, cuando el empresario se encuentre en una situación de impago de facturas frente a un cliente, lo mejor es que sea el abogado de la empresa quien intervenga en nombre de la misma y gestione la situación de la manera más objetiva y beneficiosa para la empresa, realizando las negociaciones tanto previas como coetáneas a la demanda de juicio monitorio, a fin de llegar a una solución amistosa, o bien , llegado el caso, iniciando la vía de apremio para finalmente, conseguir recaudar la cantidad que se le adeude a la empresa.

economistas-asesores-asesoria-fiscal

Si no cuentas con un abogado de empresa, ASELEC Consultores dispone de  un equipo de letrados especializados en distintas áreas jurídicas que te ayudarán,  realizando tanto la labor de asesoramiento jurídico preventivo, como la de representación ante los Tribunales de Justicia, bien a personas físicas como jurídicas.

Contacta con nosotros y te ayudaremos. Recuperamos tu dinero reclamando tus facturas impagadas

Estefanía Belchí Poveda

Abogada

ASELEC Consultores

Pin It on Pinterest