autonomo-colaborador-o-autonomo-familiar

AUTÓNOMO COLABORADOR O AUTÓNOMO FAMILIAR

Si es usted un autónomo titular de un negocio y quiere contratar a un familiar, quizás le interese conocer la figura del autónomo colaborador, también llamado autónomo familiar, de cara a regularizar esta situación laboral correctamente.

¿Quién puede darse de alta como un autónomo colaborador?

Se trata de los familiares hasta el segundo grado inclusive por parentesco (consanguinidad o afinidad ) del autónomo titular, esto es, cónyuge, hijo/a, padre/madre, hermano/a, abuelo/a, nieto/a, cuñado/a, suegro/a o yerno/nuera, y que además cumplan los siguientes requisitos:

  • Desarrolle su actividad de forma continua en alguno de los centros de trabajo del autónomo titular.
  • Conviva en el domicilio del titular y se encuentre a su cargo.
  • No se encuentre empleado por cuenta ajena adicionalmente.

Pues bien, en caso de encontrarte en esta situación existe la obligación de darse de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos o por cuenta ajena (RETA). Por tanto, no es posible el encuadramiento en otro Régimen de la Seguridad Social, como el Régimen General.

No obstante, existe una excepción para los hijos menores de 30 años:

Para este parentesco y menores de 30 años, se permite la contratación por cuenta ajena mediante su correspondiente alta en el Régimen General, con la particularidad de que en estos casos no se incluirá la cobertura por desempleo, por tanto no tendrán derecho al paro en caso de despido.

Por consiguiente en estos casos, el titular, para contratar al familiar podrá optar por:

  1. La figura del autónomo colaborador mediante su correspondiente alta en el RETA, o bien
  2. Realizar la contratación por cuenta ajena mediante su correspondiente alta en el Régimen General.

También se incluyen dentro de dicha excepción a los hijos del autónomo titular que aun siendo mayores de 30 años tengan una discapacidad mental igual o superior al 33% o una discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%.

¿Qué se entiende por Autónomo Titular del negocio?

Normalmente entendemos como autónomo titular al empresario o profesional autónomo que desarrolla la actividad, pero debemos hacer especial mención al supuesto en el que el empleador es una Sociedad.

Para que una Sociedad (por ejemplo una sociedad limitada) contrate a un familiar como autónomo colaborador, se tiene que dar, además de lo ya expuesto en el apartado anterior, que el titular tenga el control efectivo de la sociedad. Para disponer del control efectivo, será el administrador de la sociedad que ostente más del 50% de las participaciones de la misma, por sí o conjuntamente con un familiar hasta segundo grado de parentesco.

¿Qué ventajas tiene la figura del autónomo colaborador?

  • La Cotización a la Seguridad Social del autónomo colaborador no depende de la retribución percibida: efectivamente, ya que el autónomo colaborador está encuadrado en el RETA, el pago de la cuota de autónomos es fija, no como en el Régimen General que dependerá de la retribución percibida. Esto es una ventaja dependiendo de la remuneración acordada.
  • Bonificaciones en la cuota de Seguridad Social para nuevos autónomos colaboradores o que no hayan estado de alta en el RETA en los últimos cinco años: Para poder optar a esta bonificación es necesario darse de alta en el RETA por primera vez. En caso de que así sea, y cumplas el resto de requisitos de la figura de autónomo colaborador podrás obtener una bonificación durante los dos primeros años que consistirá en:

-una reducción del 50% de tu cuota durante los primeros 18 meses, por lo que pagarás en torno a los 134€ mensuales en lugar de los 267€ habituales, y una reducción del 25% durante los siguientes 6 meses, quedándose la cuota en 200,27€ en lugar de los 267 mencionados (en función a las bases de cotización vigentes en 2016).

Las personas que ya se hayan beneficiado de esta bonificación anteriormente tampoco podrán acceder a ella aunque hayan transcurrido más de cinco años desde su alta anterior.

  • Exento de obligaciones fiscales trimestrales: No es necesario darse de alta en Hacienda, basta con hacerlo en el RETA, por lo que se está exento de las obligaciones fiscales trimestrales de IVA e IRPF. Esto se debe a que aunque la figura del autónomo colaborador se encuentre encuadrada en el RETA de la Seguridad Social, sin embargo desde el punto de vista fiscal se tributa en las mismas condiciones que un trabajador asalariado.

¿Qué obligaciones tiene el autónomo titular del negocio respecto al autónomo colaborador?

  • Es responsable del pago del importe de la cuota de autónomo colaborador a la Seguridad Social. Esto es una peculiaridad, porque la cuota de autónomo es normalmente una obligación personal.
  • Debe pagarle su salario mediante entrega de la nómina correspondiente acorde al convenio vigente que regule su actividad profesional.
  • El autónomo colaborador podrá contabilizar estas partidas como gastos deducibles de su negocio a efectos del cálculo del rendimiento en sus declaraciones de impuestos.

¿Qué obligaciones tiene el autónomo colaborador?

  • Éste al percibir sus ingresos en forma de salario deberá de declarar sus impuestos como rendimientos del trabajo en su declaración de Renta, y no como rendimientos de una actividad económica.

Conclusiones: la figura del autónomo colaborador no es una opción cuando se cumplen los requisitos para ello. Sólo es posible elegir cuando el familiar trabajador es menor de 30 años. Será más beneficioso el alta en el Régimen de Autónomos que en el General si puede disfrutar de la bonificación del Autónomo. Además, la ventaja es mayor cuanto más alta sea su remuneración porque la cuota es fija.

Si desea tramitar un alta de un familiar como autónomo colaborador o resolver alguna duda al respecto, contacte con nosotros y le ayudaremos en lo que necesite.

 

Ana García
Dpto. Laboral-Jurídico
ASELEC asesoría y abogados

 

NOTA:

El prestigioso diario económico Cinco Días se hizo eco de esta publicación (https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/08/10/autonomos/1502361932_212351.html?id_externo_rsoc=FB_CC )

Nos enorgullece que un diario económico de ámbito nacional considere uno de nuestros artículos como un acertado resumen acerca de un asunto legal de actualidad y cierta relevancia. Seguiremos trabajando con ilusión para mantener esta notoriedad profesional.

 

4 comentarios
  1. José A.
    José A. Dice:

    En el caso de un autónomo societario con el 90% de las participaciones de la S.L., que quiere contratar a su cónyuge, entiendo que deberá encuadrarse en el RETA. Pero, cual es la cuota, o la base mínima por la que deberá pagar a la SS? Todos los indicios indican que la base mínima será la misma que el grupo 1 de cotización del Régimen General, pero dónde está regulado específicamente? Gracias, un saludo

    Responder
    • ASELEC asesoría y abogados
      ASELEC asesoría y abogados Dice:

      Se encuadra en el Régimen de Autónomos porque se presume que el cónyuge dispone del control efectivo de la sociedad a tenor de lo establecido en el artículo 34 de la Ley 50/1998, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social, que indica lo siguiente:
      «Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el trabajador posee el control efectivo de la sociedad cuando concurran alguna de las siguientes circunstancias:
      a) Que, al menos, la mitad del capital de la sociedad para la que preste sus servicios esté distribuido entre socios, con los que conviva, y a quienes se encuentre unido por vínculo conyugal o de parentesco por consanguinidad, afinidad o adopción, hasta el segundo grado.»

      Efectivamente, la base que le corresponde al cónyuge es la del grupo 1, es decir, 1.152,90 euros para el año 2017. No obstante, si se trata de un alta inicial en el RETA podrá acceder a la base mínima de cotización correspondiente a los autónomos (no societarios) durante los 12 primeros meses, es decir, 919,80 euros.

      Regulación normativa: artículo 34 de la Ley 50/1998, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social; artículo 305 – 2.b) del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social; artículo 15 punto 13 de la Orden ESS/106/2017, de 9 de febrero, por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Social, desempleo, protección por cese de actividad, Fondo de Garantía Salarial y formación profesional para el ejercicio 2017.

      Esperando que le haya servido de ayuda, reciba un saludo.
      ASELEC asesoría y abogados.

      Responder
      • José A.
        José A. Dice:

        Buenos días. De acuerdo, muchas gracias por la información. De todas formas, a mi entender, la figura del colaborador familiar de un autónomo societario no aparece específicamente regulada en ninguna de las normativas.

        Un saludo

        Responder
        • ASELEC asesoría y abogados
          ASELEC asesoría y abogados Dice:

          Buenos días José A., gracias por tu comentario, estamos de acuerdo. La denominación «colaborador familiar de un autónomo societario» es una simplificación conceptual de unos supuestos contemplados en la normativa a la que hemos hecho referencia, donde sí aparece el concepto de – Trabajador con control efectivo por convivir con socio que posee más del 50% y al que se tiene vínculo conyugal o de parentesco en cierto grado -.
          Si quieres ampliar información sobre este supuesto concreto u otra cuestión no dudes en contactar con nosotros y te atenderemos encantados.
          Recibe un saludo.

          Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.