el-profesional-competitivo-en-2020-aselec

EL PROFESIONAL COMPETITIVO EN 2020

¿CUÁL ES EL FUTURO DEL MERCADO TRABAJO?

El pasado año, el Foro Económico Mundial daba a conocer su reporte El futuro del trabajo 2018 (http://reports.weforum.org/future-of-jobs-2018/), que hablaba de un mundo próximo en el que habrá cada día una mayor convivencia entre los seres humanos y las máquinas. Algunos llaman a este fenómeno la Cuarta Revolución Industrial, motivada por la búsqueda de ventajas en materia de eficiencia y productividad para conservar y expandirse a nuevos mercados en una economía única dominada por lo digital.

El mercado laboral se transformará de manera acelerada, debido a esta nueva era de cambios y de innovación y se espera que la cresta de este ciclo empiece en 2023 y duré al menos 15.

En este informe del FEM también se destaca el hecho de que «para 2022, 59% de los empresarios encuestados, esperan haber modificado significativamente cómo producen y distribuyen, cambiando la composición de su cadena de valor, y casi la mitad espera haber modificado su ubicación geográfica base de operaciones. Al determinar las decisiones sobre la ubicación del trabajo, las empresas priorizan abrumadoramente la disponibilidad de talento local cualificado como su principal consideración, con un 74% de los encuestados que califican este factor como un valor «clave».

Además,  el 50% de las empresas, esperan que la automatización conduzca a una cierta reducción en su fuerza de trabajo a tiempo completo para 2022, según los perfiles de trabajo de su base de empleados de hoy. Sin embargo, 38% de las empresas encuestadas esperan extender su fuerza de trabajo a nuevos roles que mejoran la productividad, y más de una cuarta parte espera que la automatización lleve a la creación de nuevos puestos de trabajo en su empresa.

Pero, ¿qué impulsa estos cambios? El Reporte del Foro Económico Mundial apunta a la irrupción generalizada de cuatro grandes tecnologías: el Internet móvil ubicuo de alta velocidad, la inteligencia artificial, la adopción generalizada de análisis de big data y la tecnología en la nube.

Así, se espera una gran evolución en la digitalización de la economía que inevitablemente afectará a todas las empresas y organizaciones de modo que si quieren ser competitivas, deberán crear estrategias encaminadas a captar y fidelizar a los clientes, así como contar con una tecnología específica para gestionar los entornos digitales y explotar el conocimiento.

Es importante tener en cuenta el avance y la relevancia que tendrá la Inteligencia Artificial a nivel empresarial, puesto que, entrará en competencia directa con las cualidades personales, y para la supervivencia en el mercado laboral, los trabajadores y profesionales deberán adquirir nuevas habilidades y competencias, que hagan valer sus cualidades frente a las tecnológicas.

LAS «SOFT SKILLS» O HABILIDADES BLANDAS DE LOS EMPLEADOS O PROFESIONALES

En este panorama, llegará el momento en que ciertas habilidades personales estén tan consideradas, o más, que las habilidades técnicas. Estas valiosas habilidades personales se conocen como “soft skills” o habilidades blandas.

Entre las soft skills  podemos encontrarnos con la toma de decisiones y resolución de problemas, la planificación, organización y priorización, habilidades de comunicación, adquisición y procesamiento de información, el análisis de datos, el conocimiento técnico relacionado con la actividad profesional desarrollada, el manejo de programas informáticos, la habilidad para la realización de informes, o la capacidad para vender y persuadir a otros de que compren nuestros productos o servicios, entre otras.

En esta misma línea, el informe aludido del Foro Económico Mundial nos apunta también esas nuevas habilidades que sin duda debería tener cualquier profesional, que quiera permanecer activo en esta incipiente era, de modo que para lograr un perfil competitivo sea imprescindible el dominio de las siguientes competencias a nivel profesional y laboral:

  1. Capacidad para la resolución de problemas complejos.
  2. Pensamiento crítico basado en la creatividad.
  3. Coordinación efectiva y comunicación multidireccional de equipos.
  4. Capacidad y toma de decisiones en tiempo real.
  5. Flexibilidad cognitiva y uso de la inteligencia emocional.

Le puede interesar

Según un estudio realizado por el Institute for the Future de la Universidad de Fenix, estos son los modelos de trabajo orientados a la consecución de las mencionadas competencias profesionales:

  • Modelo de pensamiento adaptativo: Se trata de poder ofrecer soluciones eficaces más allá de la propia lógica. Este método tiene mucho que ver con la flexibilidad.

ciclo-información-negocio-adaptativo

  • Modelo de habilidad transcultural: Como consecuencia de la globalización de la economía mundial, el profesional deberá poder desenvolverse en entornos culturales diferentes al propio.
  • Modelo de colaboración virtual: Habilidad para trabajar productivamente impulsando la participación como miembro de un equipo virtual.
  • Modelo de nueva literatura mediática: Es la habilidad para crear impacto creando contenidos utilizando las nuevas vías de comunicación (Facebook, linkedin…etc).
  • Modelo de inteligencia social: Se basa en la habilidad de conectar con los demás sabiendo provocar reacciones en ellos.
  • Modelo de pensamiento computacional: Se trata de tener la capacidad de trasladar una gran cantidad de datos al pensamiento abstracto. La empresa Google promueve este modelo para potenciar esta capacidad entre sus empleados.

Por otro lado, no podemos dejar de hablar de las habilidades directivas que todo emprendedor deberá tener en cuenta en el desarrollo exitoso de su actividad profesional:

  • Confianza en sí mismo: Poder dirigirnos a los demás con la misma soltura con la que nos dirigimos a nuestros amigos o familiares.
  • Saber observar y explorar: Debemos conocer analizar en entorno que nos rodea para poder detectar las oportunidades de negocio.
  • Crear en innovar: La clave para destacar es ofrecer algo adicional o excepcional a lo que hace el resto.
  • Saber analizar, medir y gestionar el riesgo: Medirlo en dinero, tiempo, oportunidades perdidas, etc.
  • Toma de decisiones y análisis estratégico de las decisiones tomadas.
  • Capacidad de comunicación con los demás: La capacidad de influir en los demás positivamente nos dará la ventaja de que nuestra empresa sea recordada.
  • Ser una persona planificada y organizada: La planificación influye en todos los aspectos de nuestro negocio. Por ejemplo, la calidad de nuestro servicio o producto es esencial para que seamos mejores que la competencia.
  • Trabajar día a día con la misma o superior eficacia. Debemos pensar en aquello que nuestro negocio puede alcanzar y no rendirnos a la mínima.

¿Y CÓMO SERÁ EL FUTURO MERCADO DE TRABAJO EN ESPAÑA?

Según un estudio publicado por Adecco sobre el futuro del empleo nacional, el mercado girará entorno al concepto de “profesionales transversales” de modo que deberemos contar con habilidades pertenecientes a diferentes perfiles: habilidades de colaboración, de gestión, capacidades técnicas y orientadas a resultados, competencias en comunicación e interpersonales, capacidad de mando y liderazgo, óptima adaptación a los cambios, trabajo en equipo, resiliencia, flexibilidad y aprendizaje selectivo. Además el mercado priorizará a aquellos profesionales que sepan gestionar su propia marca e imagen personal, demostrando valores sociales en un contexto internacional.

 

Emilia Espín Navarro

Graduado Social

Dpto. Laboral

Aselec, asesoría y abogados

 

 

<a href=»http://www.freepik.com»>Designed by rawpixel.com / Freepik</a>

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.