LA FISCALIDAD DE LAS VENTAS POR INTERNET

¿Cómo tributan las ventas por internet? La fiscalidad de las ventas a distancia.

Si quiere emprender un negocio online le interesa conocer las peculiaridades de la tributación de las ventas a distancia, ya que a través de Internet se puede llegar a cualquier rincón del mundo y la fiscalidad puede ser diferente.

Las ventas a distancia podemos describirlas como aquellas entregas de bienes que se producen sin la presencia física del comprador y del vendedor. Por lo general, la aplicación del IVA vendrá determinada por la regla de localización, pero también se puede aplicar el Régimen Particular de las Ventas a Distancia si se dan determinadas circunstancias.

Es por eso que enumeramos brevemente algunos escenarios que se pueden dar en una empresa española que realiza ventas a distancia y resumimos en la tabla todos ellos.

  • Cuando el comprador es empresario y reside en España, la venta está sujeta a IVA.
  • Cuando el comprador es empresario y reside en un país distinto a España, pero dentro la Unión Europea, no se repercute el IVA español y el sujeto pasivo del impuesto en el estado de destino es el adquirente.
  • Cuando el comprador empresario reside en un país tercero, fuera de la UE, se considera exportación, y esta operación está exenta de IVA. Al igual que si reside en Canarias, Ceuta o Melilla.
  • Cuando el comprador es el consumidor final, que adquiere a título particular el transporte se realice por el vendedor, estará sujeta a IVA.

DESTINATARIO

DESTINO

TRIBUTACION

CLIENTE EMPRESA

España

Entrega interior sujeta a IVA

UE

Entrega intracomunitaria exenta de IVA

País tercero

Exportación exenta de IVA

CLIENTE CONSUMIDOR FINAL

España

Entrega interior sujeta a IVA

UE

Régimen Especial de las Ventas a Distancia

País tercero

Exportación exenta de IVA

 

La normativa de IVA regula el Régimen Particular de las Ventas a Distancia, la especialidad de este tipo de ventas de forma que si se cumplen determinados requisitos la entrega de los bienes puede quedar sometida en el país destino.

De este modo, se consideran localizadas en destino las entregas de bienes cuya expedición o transporte se inicia en un estado miembro de la Unión Europea con destino a otro cuando se cumplan los siguientes requisitos:

  • Que la expedición o transporte se realice por el vendedor o por su cuenta.
  • Que el comprador sean un particular (es decir, que no sea empresario o profesional a efectos del IVA) o se trate de sujetos pasivos acogidos al Régimen Especial de la Agricultura, Ganadería y Pesca.
  • Que el importe total de las entregas efectuadas por los empresarios o profesionales desde el Estado miembro de origen al de destino, haya excedido durante el año natural precedente, o en el año en curso de la cantidad que fijen los Estados miembros de destino. España ha fijado el límite de 35.000 euros.

Los límites de los demás estados miembros son los siguientes:

País

Umbral aplicable

Alemania

100.000 €

Austria

35.000 €

Bélgica

35.000 €

Bulgaria

35.000 €

Chipre

35.000 €

Croacia

270.000 HRK

Dinamarca

280.000 DKK

Eslovaquia

35.000 €

Estonia

35.000 €

Finlandia

35.000 €

Francia

35.000 €

Irlanda

35.000 €

Italia

35.000 €

Lituania

35.000 €

Luxemburgo

100.000 €

Malta

35.000 €

Países Bajos

100.000 €

Polonia

160.000 PLN

Portugal

35.000 €

Reino Unido

70.000 GBP

República Checa

1.140.000 CZK

Rumanía

35.000 €

Suecia

320.000 SEK

 

[av_button label=’Puede interesarle: ¿CÓMO SERÁ EL IVA DEL COMERCIO ONLINE EN LA UE?’ link=’manually,https://www.aselecconsultores.com/normativa-iva-comercio-online-ue/’ link_target=’_blank’ size=’medium’ position=’center’ icon_select=’yes’ icon=’ue84b’ font=’entypo-fontello’ color=’theme-color’ custom_bg=’#444444′ custom_font=’#ffffff’ admin_preview_bg=» av_uid=’av-2m5z5b’]

Además, los empresarios que realicen ventas a distancia tienen la facultad de optar por la tributación en destino de todas las ventas efectuadas para un Estado miembro determinado, aunque el volumen de esas ventas no haya alcanzado el límite establecido por dicho Estado. Los empresarios que las realicen podrán optar por la tributación en destino de todas ellas, justificando ante la Administración Tributaria que las entregas realizadas han sido declaradas en otro estado miembro. La opción deberá ser reiterada por el sujeto pasivo una vez transcurridos dos años naturales, quedando en caso contrario, automáticamente revocada.

Ahora bien, si el vendedor español aplicase el IVA en origen y superase el umbral de ventas en el país de destino, la tributación por IVA en el país de destino será obligatoria a partir del momento en que se superen los límites fijados en el país de destino. Lo veremos claramente con el siguiente ejemplo:

Un empresario español que realiza ventas a distancia a Francia, donde el límite es de 35.000 euros anuales. El empresario español realizó ventas a distancia con destino a aquel país en el año precedente por 25.000 € y en el año en curso por 60.000 euros.
En el primer año, puede facturar con IVA español la totalidad de sus ventas en Francia. En el segundo año, las ventas realizadas hasta 35.000 € se entienden realizadas en territorio de aplicación del impuesto y se aplicará el IVA español. El resto de las ventas, por el importe de 25.000 €, pasarán a tributar en destino (Francia).

Todas las empresas que utilizan Internet como plataforma de comercio electrónico podrán inscribirse en el Registro de empresas de Ventas a Distancia. El organismo encargado de este Registro será la Dirección General de Política Comercial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y se formará con los datos facilitados por las Comunidades Autónomas donde las empresas tengan su domicilio social.

Deberán inscribirse en el Registro de Empresas de Ventas a Distancia las empresas de comercio minorista que tengan dispuesto un sistema de contratación a distancia a través de las siguientes técnicas de comunicación a distancia:

  • Catálogo
  • Impreso sin o con destinatario
  • Carta normalizada
  • Publicidad en prensa con cupón de pedido
  • Teléfono, radio, televisión…

En el plazo de tres meses desde que se produzca cualquier alteración de los datos que sirvieron de base para la concesión de la autorización de la actividad, en su caso, y su posterior inscripción, las empresas de venta a distancia deberán comunicarlo, en el caso de que así se haya previsto, al Registro de la Comunidad Autónomo donde ésta tenga su sede social.

Hay una serie de bienes excluidos de este Régimen Especial (medios de transporte nuevos, bienes objeto de instalación o montaje, bienes usados, etc.) así como de empresas excluidas.

El equipo del departamento fiscal de ASELEC asesoría y abogados, está a su disposición para ampliar esta información y aclarar cualquier duda. Contacte con nosotros.

 

Nerea Montesinos
Economista
Dpto. Fiscal-Contable
ASELEC asesoría y abogados

LAS VENTAJAS DEL CERTIFICADO DIGITAL

¿Qué es el Certificado Digital? Certificados Digitales hay muchos, de diferentes entidades Certificadoras, pero nos vamos a centrar en el Certificado FNMT por ser el más extendido y utilizado en España.

El Certificado Digital es un documento electrónico (un archivo informático) expedido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre – Real Casa de la Moneda (FNMT-RCM) que vincula a su suscriptor con un conjunto de datos de verificación de firma, y con su uso, acreditamos nuestra identidad digital a través de Internet.

¿Cuáles son los tipos de Certificado Digital?
Existen dos tipos de Certificado Digital, los de persona física y los de representante (que sustituyen a los antiguos certificados de Persona Jurídica).
El Certificado Digital de persona física, también conocido como “Certificado de Ciudadano” o “Certificado de Usuario”, es un documento digital que contiene sus datos identificativos. Le permitirá identificarse en Internet e intercambiar información con otras personas y organismos con la garantía de que sólo usted y su interlocutor pueden acceder a ella.
El Certificado Digital de representante tiene tres variantes en función de la entidad a la que se represente:
Para Administrador Único o Solidario.
Los certificados de representante para administradores únicos o solidarios se emiten, para la relación de las personas jurídicas a través de sus representantes legales en sus relaciones con las administraciones públicas o en la contratación de bienes o servicios propios o concernientes a su giro o tráfico ordinario.
Este certificado puede ser obtenido por las sociedades anónimas y limitadas si el representante de la sociedad es administrador único o solidario inscrito correctamente en el Registro Mercantil.
Para Persona Jurídica
Este certificado se expide a las personas físicas como representantes (cuando no se trate de Administradores únicos o solidarios) de las personas jurídicas para su uso en sus relaciones con aquellas Administraciones Públicas, Entidades y Organismos Públicos, vinculados o dependientes de las mismas.
En función de la letra del CIF que tenga pueden solicitar este tipo de certificado las sociedades anónimas y limitadas si el representante de la sociedad es mancomunado, sociedades que tengan como administrador único a otra sociedad, sociedades colectivas, sociedades comanditarias, sociedades cooperativas, asociaciones, fundaciones, sociedades civiles, entre otras.

Para Entidad sin Personalidad Jurídica
Este certificado se expide a las personas físicas como representantes de las entidades sin personalidad jurídica para su uso en sus relaciones con aquellas Administraciones Públicas, Entidades y Organismos Públicos, vinculados o dependientes de las mismas.
En función de la letra del CIF que tenga pueden solicitar este tipo de certificado las comunidades de bienes, herencias yacentes, asociaciones distintas de las reflejadas en el apartado de representante de persona jurídica, comunidades de propietarios, entre otras.

¿Quiénes están obligados a comunicarse con el Certificado Digital?
Con la entrada en vigor, el día 2 de octubre de 2016, de las Leyes 39/2015, de 1 de octubre de 2015, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y 40/2015, de la misma fecha, de Régimen jurídico del Sector Público, están obligados a relacionarse a través de medios electrónicos con las Administraciones Públicas para la realización de cualquier trámite de un procedimiento administrativo las personas jurídicas, y también algunas personas físicas, como es el caso de los profesionales de colegiación obligatoria (abogados, procuradores, la mayor parte de los ingenieros, arquitectos, médicos, etc.).
Para las personas físicas distintas de las mencionadas anteriormente (o para un colegiado obligatorio pero cuando no actúe en ejercicio de su actividad profesional) el relacionarse electrónicamente con la Administración es un derecho, no una obligación, es decir, será voluntario y podrán elegir si se comunican con las Administraciones Públicas mediante papel, o por medios electrónicos.

¿Para qué sirve el Certificado Digital?
El Certificado Digital de persona física le permitirá realizar trámites de forma segura con la Administración Pública y Entidades Privadas a través de Internet, como por ejemplo, presentación y liquidación de impuestos, presentación de recursos y reclamaciones, cumplimentación de los datos del censo de población y viviendas, consulta e inscripción en el padrón municipal, consulta de multas de circulación, consulta y trámites para solicitud de subvenciones, consulta de asignación de colegios electorales, actuaciones comunicadas, firma electrónica de documentos y formularios oficiales, entre otros.
Por su parte, el Certificado Digital de representante le permitirá, entre otros, agilizar y abaratar gestiones con la Administración Pública, simplificar y automatizar la gestión documental, reducir errores al eliminar procedimientos manuales, favorecer la eliminación de documentos impresos, dar cumplimiento a las obligaciones legales, entre otros.

Silvana Ricci
Dpto. Contable-Fiscal
aselec consultores, s.l.p.

¿CÓMO SERÁ EL IVA DEL COMERCIO ONLINE EN LA UE?

La Comisión Europea quiere facilitar el trabajo de las empresas que se dediquen a la venta online transfronteriza con la creación de una ventanilla única para realizar las declaraciones de IVA.

La Comisión continúa trabajando en su objetivo por afianzar el tan ansiado Mercado Único Digital y dotarlo de todas las armas legislativas necesarias para que funcione correctamente y gane terreno. Tras plantear reformas normativas para proteger a los consumidores en las compras online y acabar con el geobloqueo injustificado de las páginas web, el organismo ha decidido ahora centrarse en otro cambio esencial: el IVA.

Los dirigentes europeos son conscientes de que la directiva vigente en relación con el impuesto sobre el valor añadido en el comercio electrónico se ha quedado desfasada. Por esa razón, la Comisión ha presentado una propuesta legislativa que busca modernizar este espacio, lo adapte a la realidad actual y facilite el pago del IVA para las compañías y, en particular, para las microempresas y pymes.

El objetivo de la Unión Europea (UE) es cambiar la normativa actual para crear una ventanilla única que permita realizar los pagos del IVA en línea. Este sistema ya existe y se está utilizando con éxito en el apartado de los servicios electrónicos, en la venta de aplicaciones móviles para smartphones, por ejemplo. Mediante este nuevo método, las compañías que se dediquen a la venta online transfronteriza no deberán presentar las declaraciones de IVA en cada uno de los países en los que ofrezcan sus productos, sino que podrán hacerlo a través de Internet para el conjunto de países de la UE.

Las diferencias normativas entre países en cuanto a las declaraciones del IVA, así como los costes generados por éstas mismas, representan una barrera significativa para muchas empresas que quieren realizar este tipo de comercio online y este cambio representaría una paso adelante sustancial para cambiar la situación.

La Comisión, además de tratar de espolear el Mercado Único Digital, también ha querido animar a las microempresas y a las pymes europeas a que se lancen a la venta online a través de la UE. Para ello, plantea una simplificación de las normas del IVA para este tipo de compañías, con efectos directos desde 2018.

  • En el caso de las empresas emergentes, el IVA sobre las ventas transfronterizas de importes inferiores a 10.000 euros se gestionarán a nivel nacional.
  • En cuanto a las pymes, la propuesta indica que se beneficiarán de reglas simplificadas para declarar este impuesto de sus ventas cuando éstas no sobrepasen los 100.000 euros.

Sin embargo, el valor de estos umbrales, podría cambiar antes de la entrada en vigor de los cambios presentados para modificar el articulado de la directiva del IVA.

Además, estas compañías no tendrán que darse de alta en los estados donde vendan para presentar su declaración de IVA y lo podrán hacer en su país de origen según la normativa nacional.

Por último, la Unión Europea también tiene claro que debe luchar contra el fraude del IVA, que podría distorsionar el mercado y crear una competencia desleal. Con este objetivo, pretende eliminar la exención de IVA que se aplica actualmente en los envíos importados con valores inferiores a 22 euros. Según los cálculos de la Comisión, cada año llegan a la Unión Europea 150 millones de paquetes de este tipo y su infravaloración o incorrecta descripción en los documentos de importación provocan un evidente abuso que genera un fraude masivo. «Con este cambio, la Comisión quiere buscar el equilibrio entre los países de la Unión Europea y el resto, consiguiendo que los primeros no se encuentren en una situación de desigualdad”.

En nuestra opinión, parece que se producen firmes pasos por parte de los legisladores de la Unión Europea para unificar fiscalmente el comercio intracomunitario, aunque el camino por recorrer es largo, a la vista del gran número de diferencias en la fiscalidad de los países miembros a las que dar coherencia.

 

 

Nerea Montesinos
Dpto. Contable-Fiscal
Aselec consultores, s.l.p.

Pin It on Pinterest