A la hora de gestionar las obligaciones tributarias de un negocio, la normativa actual española cuenta con algunos regímenes excepcionales que proporcionan al contribuyente una mayor flexibilidad. En cuanto al IVA, el REDEME es uno de ellos, por lo que es preciso conocer sus características y requisitos, así como su funcionamiento, para saber en qué casos puede ser útil para tu negocio.

Qué es el REDEME del IVA y su objetivo

El REDEME o Régimen de Devolución Mensual del IVA es un régimen excepcional a través del cual los negocios pueden devolver el impuesto de forma mensual, en lugar de hacerlo trimestral. Es bastante útil para los negocios que vayan a empezar y realicen grandes inversiones iniciales, o bien para aquellas empresas cuya actividad repercuta en un superávit de IVA.

Pese a lo expuesto anteriormente, la realidad nos dice que la devolución del IVA acostumbra a tardar dos meses o más, por lo que la efectividad del sistema no es la deseada. Por esta tardanza, la mayoría de empresarios que se acogen a este régimen suelen verse obligados a presentar, constantemente, alegaciones y recursos a las administraciones correspondientes para conseguir la devolución del impuesto.

Todo ello desemboca en una gran presión administrativa para el negocio, que se verá obligado a hacer un trabajo constante para comprobar el buen funcionamiento del régimen y efectuar las reclamaciones cuando sea necesario. Además, como veremos en el apartado siguiente, REDEME tiene requisitos, por lo que no cualquier empresario o autónomo puede acogerse al mismo.

REDEME y sus requisitos

El empresario que quiera darse de alta en este régimen debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • No tributar a través del régimen simplificado. Existe una excepción para este punto, y se da cuando el profesional se dedica al transporte de mercancías o viajeros por carretera, y ha adquirido un medio para poder realizar el transporte. En este caso, puede solicitar la devolución al mes siguiente, a través del modelo 308 del mes siguiente a la compra del medio de transporte.
  • Hacer la inscripción vía telemática. El plazo de alta en REDEME se encuentra en el mes de noviembre del año anterior al que se pretende entrar en el régimen.
  • No haber sufrido una exclusión del registro en los tres años anteriores a la solicitud de ingreso en el régimen.
  • Estar al día con el pago de los impuestos.

Cómo funciona el REDEME

Para entender el funcionamiento de la AEAT y REDEME, debemos tener claro que la participación en este régimen es totalmente voluntaria por parte del empresario. De igual manera, una vez se haya aprobado la petición de inscripción, el empresario debe cumplir con ciertos compromisos. Recomendamos contar con una asesoría fiscal  para analizar si, para tu negocio, es conveniente acogerse a este régimen de devolución mensual del IVA.

En primer lugar, será obligatoria la liquidación del IVA vía telemática, y con carácter mensual a través del modelo 303. La devolución será abonada a la cuenta bancaria, a través de transferencia, y en la cuenta que el solicitante haya indicado previamente. Este tendrá que llevar, de forma obligatoria, los libros registro del IVA en la sede electrónica de la Agencia Tributaria.

Como mencionamos anteriormente, el plazo para la solicitud de ingreso es el mes de noviembre del año anterior a la aplicación del régimen. De igual manera, la renuncia al REDEME debe solicitarse también el mes de noviembre del año anterior donde se desee dejar de acogerse al mismo.

El REDEME y el SII (Suministro Inmediato de Información en el IVA) van en conjunto, por lo que la inclusión en el primero implica la obligatoriedad de hacerlo, también, en el segundo. Esto es un factor muy a tener en cuenta para el empresario, ya que le obliga a adaptarse a las nuevas exigencias de la AEAT, algo que puede suponer un aumento de la carga administrativa.

El REDEME puede ser una gran opción para emprendedores y autónomos que empiezan sus negocios, pero tiene ciertas características que se deben valorar previamente para evitar pérdidas de productividad en el plano administrativo. Igualmente, en la práctica, con bastante frecuencia, la devolución del IVA acostumbra a tardar más de lo esperado por lo que el sistema no llega a ser todo lo efectivo que se desea. Por todo ello, te recomendamos elegir una asesoría en Murcia   para gestionar la liquidación del IVA de la mejor forma posible.

Web | + posts

Socio Profesional en ASELEC asesoría y abogados

Pin It on Pinterest