Algo muy temido por empresas y particulares son las infracciones y multas de hacienda. Para evitarlas, vamos a conocer cuáles son las principales infracciones tributarias y su sanción. 

Principales infracciones tributarias y su sanción

Los autónomos y las empresas tienen ciertas obligaciones con la Agencia Tributaria y su incumplimiento significa incurrir en sanciones fruto de la infracción cometida. 

No ingresar el resultado de una autoliquidación

Es el resultado de no ingresar en plazo la totalidad o parte de la deuda tributaria según lo establecido en el artículo 191 de la Ley General Tributaria. Esta infracción puede ser leve, grave o muy grave en función de diferentes circunstancias. 

La sanción puede ir desde el 50 % al 150 % del resultado de la liquidación 

No presentar declaraciones o autoliquidaciones

Para no incurrir en esta infracción es necesario presentar las declaraciones de forma completa, correcta y en plazo de acuerdo con el artículo 192 de la LGT. En este apartado se incluyen las multas de hacienda por no declarar ingresos. 

La sanción puede consistir en una multa fija de 200 euros a 400 euros o en una sanción proporcional a la cuantía no ingresada, desde un 50 % a un 150 %. 

Presentación incorrectamente autoliquidaciones o declaraciones

Según el artículo 199 de la LGT, constituye esta infracción la presentación incompleta, inexacta o con datos falsos. También la presentación distinta a los medios electrónicos, cuando sea obligatorio hacerlo a través de ellos. 

Las sanciones son cuantías fijas que van desde los 150 a los 250 euros

Solicitud y cobro indebido de devolución de impuestos

Cuando se haya solicitado indebidamente, ya sea de forma voluntaria o involuntaria, la devolución de impuestos, incluso cuando se hayan cobrado, se incurre en infracción de acuerdo con los artículos 193 y 194 de la LGT.

La sanción corresponderá al 15 % de la base indebidamente solicitada y podrá llegar hasta el 150 % si se ha cobrado indebidamente. 

Incumplimiento de obligaciones contables y registrales

Según dispone el artículo 200 de la LGT, para no incurrir en esa sanción será necesario llevar de forma correcta y ordenada los libros de contabilidad, compras y gastos. 

Las sanciones relacionadas con este incumplimiento pueden ir desde los 150 a los 6000 euros. 

Incumplimiento de obligaciones de facturación

Esta infracción está relacionada con la expedición y remisión correcta de facturas a los clientes, así como su conservación. 

La sanción podrá ser del 1 % o 2 % de la base de operaciones con infracción y hasta del 75 % en los casos más graves. 

Tenencia de software de doble uso

El uso y la tenencia de programas informáticos que permitan llevar dos contabilidades conllevará una sanción, según lo establecido en el artículo 201 bis LGT.

Las sanciones asociadas a esta infracción son de 50 000 euros por cada ejercicio. 

No entregar el certificado de retenciones

En el artículo 206 de esta misma ley, se especifica que es obligación de los empresarios presentar un certificado de las retenciones practicadas en facturas o nóminas a sus proveedores y trabajadores. 

La sanción prevista para esta infracción es de 150 euros

Todas infracciones pueden no acabar en sanción si sabes cuándo prescribe una multa de hacienda. De acuerdo con el artículo 66 de la Ley General Tributaria, el plazo de prescripción es de 4 años

Cómo pagar las multas de hacienda

Para pagar una multa de hacienda existen las siguientes opciones: 

  • Pago online a través de la sede electrónica. Para ello es necesario rellenar un formulario mediante el certificado digital y se obtiene el justificante de pago.
  • Pago telefónico. Es posible para deudas inferiores a 18.000 euros. 

Cómo recurrir una multa de hacienda

La forma más sencilla de recurrir una multa de hacienda es accediendo a la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria. Mediante el certificado digital, un DNI electrónico o la Clave PIN es posible acceder a un apartado reservado para este trámite. 

Otra forma segura de recurrir una multa es contratando nuestros servicios de asesoría en Murcia . Somos especialistas en este y otro tipo de trámites de índole fiscal y contable y en la declaración de la Renta, por lo que podemos gestionar tus incidencias con hacienda de la forma más eficiente y favorable que sea posible.

Después de la reclamación, la Agencia Tributaria responderá a la petición a través del mismo medio, solicitando comprobantes o documentación relacionada. 

 Como sabemos, las empresas y autónomos tienen ciertas obligaciones que cumplir con la Agencia Tributaria. Las multas de hacienda se deben principalmente a infracciones como no presentar las declaraciones o hacerlo de forma incorrecta, incumplir obligaciones contables o de facturación y tener un software de doble uso. Para pagar las multas es posible hacerlo de forma telemática o telefónica. En caso de querer recurrirlas, es posible a través de la Sede Electrónica. 

Web | + posts

Socio Profesional en ASELEC asesoría y abogados

Pin It on Pinterest