El IVA reducido es un gravamen especial recogido en la legislación, y solo se aplica con respecto a determinados productos y servicios. En España, como en casi toda Europa, el Impuesto sobre el Valor Añadido cuenta con varias modalidades que resulta importante conocer tanto para los consumidores como para las empresas y profesionales.

Qué es el IVA reducido

Es un impuesto, un tipo de IVA en el que el gravamen o tipo impositivo (el porcentaje que se aplica sobre el precio del producto) es más bajo que el del IVA general. En este caso concreto, el gravamen es de un 10 %.

Es un tributo indirecto que grava el consumo de bienes y servicios y que resulta proporcional, porque es igual para todos los consumidores, con independencia de su capacidad económica.

La razón de ser de los diferentes tipos de IVA es facilitar la adquisición de productos que tienen la consideración de bienes de primera necesidad, de forma que los impuestos que hay que pagar por los mismos sean más bajos.

Tipos de IVA que podemos encontrar

El tipo reducido de IVA convive en nuestro ordenamiento jurídico con otras modalidades. Todas ellas están reguladas en la Ley 37/1992, de 28 de diciembre.

IVA general

Como se desprende de su nombre, es el gravamen que se aplica por defecto en todos aquellos bienes y servicios para los que la legislación no ha establecido una modalidad reducida. El tipo de gravamen es de un 21 % sobre el valor del producto o servicio afectado.

IVA reducido

El tipo de IVA reducido es del 10 %. Se aplica en productos y servicios que se consideran esenciales o de primera necesidad.

IVA superreducido

El tipo de gravamen del 4 % se aplica con respecto a un número muy limitado de bienes y servicios a fin de hacerlos todavía más asequibles. Son aquellos que se consideran absolutamente indispensables y de primera necesidad, como los medicamentos o los cereales.

Exención de IVA

En nuestra legislación también se recogen una serie de servicios y productos que están exentos de IVA. Por ejemplo, los seguros, la enseñanza o los servicios sanitarios.

En qué productos o servicios se aplica el tipo de IVA reducido

En el IVA reducido las reformas llevadas a cabo han dado lugar a cambios en las lista de productos y servicios gravados con este tipo impositivo. A día de hoy, podemos señalar como productos con IVA reducido según el artículo 91 de la LIVA (Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido) los siguientes:

  • Productos destinados a la nutrición humana o animal (excepto bebidas alcohólicas y bebidas azucaradas o con edulcorantes)
  • Animales, vegetales
  • Algunos productos farmacéuticos
  • Medicamentos de uso veterinario
  • Viviendas
  • Obras de renovación o reparación de viviendas
  • Flores, plantas
  • Transportes de viajeros
  • Servicios de hostelería
  • Entrada en bibliotecas, museos, teatros, circos.

En qué productos o servicios se aplica el tipo de IVA superreducido

Se aplicará el tipo del 4% a las operaciones siguientes, entre otras:

  • Alimentos como el Pan, Harinas, Leche, Quesos, Huevos, Fruta, verdura, legumbres
  • Libros, periódicos, revistas
  • Medicamentos de uso humano
  • Vehículos para personas con movilidad reducida
  • Prótesis, implantes para personas con discapacidad

Como señalábamos antes, los tipos de gravamen que se aplican sobre los bienes y servicios han ido variando a lo largo del tiempo. Por tanto, la lista que acabamos de ver está sujeta a posibles cambios según se considere necesario.

A la hora de elaborar una factura es necesario saber si sobre la base imponible hay que aplicar el IVA reducido o cualquier otro. De ahí la importancia de contar con ayuda de expertos como una asesoría fiscal en Murcia.

Web | + posts

Socio Profesional en ASELEC asesoría y abogados

Pin It on Pinterest