Las empresas están obligadas a llevar una contabilidad que refleje de forma fiel su estado financiero. Por eso, es fundamental conocer los conceptos básicos en contabilidad como las amortizaciones en el balance. Este concepto es necesario para llevar una adecuada gestión contable, sobre todo si se tiene en cuenta que, para cumplir con las obligaciones contables que tienen las empresas, es preciso redactar, entre otros documentos, el balance de pérdidas y ganancias y el balance de situación. Para cumplir con estas obligaciones contables, lo mejor es contar con nuestra asesoría en Murcia, de forma que la empresa cumpla de forma adecuada con estas obligaciones. Esto, sin duda, es fundamental, ya que supondrá un ahorro de dinero, esfuerzo y tiempo más que notable.

Qué son las amortizaciones en el balance en contabilidad

Cuando se adquiere un bien, o un activo, estos experimentan, con el paso del tiempo, una depreciación de su valor real. Así pues, con el paso del tiempo, los bienes que se han adquirido dejarán de tener valor, ya que pierden su utilidad al sufrir un deterioro, o como consecuencia de la obsolescencia programada.

A pesar de esta realidad, es preciso que las amortizaciones queden reflejadas en la cuenta de activos de la empresa. Así pues, las amortizaciones en el balance se encuentran en el activo de dicho balance. Por su parte, las provisiones, es decir, las reservas de dinero o recursos que almacena la empresa después de contraer una obligación estarán vinculadas a la cuenta de pasivos dentro del balance de cuenta.

En definitiva, la amortización consiste en reflejar la pérdida de valor de los bienes adquiridos por una empresa a lo largo del tiempo. La empresa deberá amortizar los objetos de oficina como ordenadores o sillas, además de las inversiones inmobiliarias.

Métodos de amortización

Existen diferentes métodos de amortización destinados al cálculo de la misma, de acuerdo con la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Los métodos de amortización más importante son los siguientes.

Amortización lineal

Este método de amortización consiste en depreciar un bien a través de cuotas de amortización fijas de carácter anual. Así pues, para poder calcular la amortización a través de este método, se asignará un valor fijo sobre el precio del bien adquirido. Para ello, la Ley establece un periodo de vida útil para cada tipo de bien que se puede consultar en la página web de la Agencia Tributaria.

Pongamos un ejemplo: imaginemos que una empresa ha comprado una máquina por un valor de 150 000 euros a la que la Agencia Tributaria estima una vida útil de 15 años. Para calcular su cuota de amortización lineal, se ha de dividir el valor de adquisición entre la vida útil. Así pues, en este caso, la cuota de amortización lineal de esta máquina será de 10 000 euros.

Amortización decreciente o creciente

Este método de amortización consiste en aplicar un porcentaje al valor del bien que se va a amortizar. A través de este método, el empresario amortizará más al principio y menos al final de la vida del bien adquirido (amortización decreciente) o más al final y menos al principio (amortización creciente). Para poder calcular la amortización con este método, se ha de tener en cuenta lo siguiente:

  • Al bien adquirido se le asigna un periodo de vida útil.
  • Se sumarán los dígitos de forma creciente. Esto es: al primer año se le asignará, por ejemplo, el dígito 6, de forma que al segundo año se le asignará el dígito 5 y así sucesivamente. Después, se realizará la suma de estos dígitos. Así, si un bien tiene una vida útil de 5 años, la suma de los dígitos será 15.

A la hora de calcular la amortización a través del método de amortización decreciente se deberá aplicar la siguiente fórmula:

Cuota = (Valor de adquisición/suma de los dígitos) x dígito

Amortización contable por unidad producida

Este método de amortización consiste en calcular la amortización a partir de la actividad que se efectúe, sin tener en cuenta el tiempo de vida del bien adquirido. De esta forma, se realizará una estimación de las unidades que producirá el bien adquirido por la empresa durante un año y durante toda la vida útil del bien en cuestión.   Para poder calcular la amortización a través de este método se deberá aplicar la siguiente fórmula:

Cuota = (Valor de adquisición del bien x Estimación de la producción anual) / Producción total estimada

Amortización de porcentaje constante sobre bases decrecientes

Este método de amortización consiste en calcular el porcentaje de amortización anual. Para ello, se deberá considerar el valor residual y el valor inicial del bien adquirido por la empresa. Así pues, cada año se aplicará el porcentaje sobre el valor contable del bien, es decir, sobre el valor que resulta del valor inicial menos la amortización acumulada del balance. Con la utilización de este método de amortización, esta irá disminuyendo conforme pase el tiempo.

Las amortizaciones en el balance son un concepto contable de gran importancia, ya que es fundamental para poder realizar de forma adecuada el balance y poder cumplir como corresponde con las obligaciones contables que tienen todas las empresas. Teniendo en cuenta la complejidad de estas obligaciones, lo mejor es confiar en los servicios de nuestra asesoría contable en Murcia.

Socio Profesional en ASELEC Consultores | Web | + posts

Socio Profesional en ASELEC asesoría y abogados

Pin It on Pinterest