Entradas

covid-19-pautas-y-recomendaciones-sanitarias-para-ejercer-la-actividad-comercial

COVID-19 PAUTAS Y RECOMENDACIONES SANITARIAS PARA EJERCER LA ACTIVIDAD COMERCIAL

Resolución de 16 de junio de 2020, de la Secretaría de Estado de Comercio, por la que se publica el Acuerdo de la Conferencia Sectorial de Comercio Interior, sobre pautas y recomendaciones sanitarias para ejercer la actividad comercial

BOE 23 Junio 2020

La Conferencia Sectorial de Comercio Interior, en su reunión de 10 de junio de 2020, adoptó por asentimiento un acuerdo de medidas, como recomendaciones o pautas, a tener en cuenta por las comunidades y ciudades autónomas, en relación a las condiciones sanitarias para ejercer la actividad comercial en sus regiones alcanzada la situación de nueva normalidad, una vez que haya dejado de estar vigente el estado de alarma decretado mediante el  Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.

Se trata de las medidas que se han venido poniendo en práctica durante toda la crisis del coronavirus y que han demostrado su eficacia y han resultado indispensables para garantizar la higiene y la seguridad en la actividad comercial y en el proceso de compra por el consumidor.

ANEXO 
ACUERDO DE LA CONFERENCIA SECTORIAL DE COMERCIO INTERIOR DE 10 DE JUNIO DE 2020

El acuerdo concreta la intención de las administraciones competentes de aplicar al sector del comercio interior buenas prácticas, con el fin de mantener, superado el estado de alarma, un marco común, proporcionado y previsible, que contribuya a la recuperación del sector con las máximas garantías.

De esta forma, se garantiza cierta homogeneidad en las medidas de seguridad que deben implementarse en todos los comercios cualquiera que sea su ubicación, al aplicarse medidas consensuadas y proporcionales, acordadas por las autoridades competentes, en aras de facilitar la actividad empresarial del sector del comercio en todo el territorio del Estado y de transmitir un mensaje sólido y consistente al consumidor, incrementando su confianza.

El Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, establece en materia sanitaria unas bases mínimas relativas a distanciamiento interpersonal y de seguridad personal, correspondiendo a las comunidades y ciudades autónomas adoptar las medidas que consideren más oportunas para controlar la expansión del coronavirus y asegurar la higiene en los establecimientos comerciales y garantizar la seguridad sanitaria de sus trabajadores y de los consumidores. En lo que respecta al sector comercial, y siguiendo la línea del trabajo realizado en los últimos meses, se considera conveniente acordar un marco adicional de medidas que permitirán garantizar en todo el territorio y para todo el sector la armonía y homogeneidad necesaria.

En su virtud, las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo acuerdan considerar las siguientes medidas como recomendaciones o pautas a tener en cuenta por las mismas en relación a las condiciones sanitarias de los comercios. Se trata, de las medidas que se han venido poniendo en práctica durante toda la crisis del coronavirus y que han demostrado su eficacia y han resultado indispensables para garantizar la higiene y la seguridad en la actividad comercial y en el proceso de compra por el consumidor.

Con este acuerdo, se pretende que las comunidades y ciudades autónomas sigan ciertos principios comunes, lo que redundará en beneficio de los comerciantes (especialmente aquellos que tengan presencia en más de una comunidad autónoma) y también, en beneficio de trabajadores y consumidores:

Locales comerciales y seguridad de los clientes:

  • Exigir a los locales comerciales que aseguren el distanciamiento social de 1,5 m, lo que podrá implicar para garantizar su aplicación efectiva la limitación del aforo en el porcentaje necesario para mantener la citada distancia y el control del acceso de clientes. Cuando no sea posible mantener dicha distancia de seguridad, se observarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio.
  • Poner a disposición del cliente gel hidroalcohólico en la entrada del local.
  • Se establecerán medidas especiales para el control de aforo en centros comerciales y espacios de venta ambulante de forma que se garantice la distancia de seguridad.
  • Recomendar, cuando sea posible, sentidos de circulación de clientes en las zonas de mayor confluencia, diferenciando ambos sentidos mediante balizas, cintas de separación y/o vinilo adhesivo en el pavimento.
  • Mantener medidas de higiene del local, mínimo dos veces al día, y siendo una de ellas necesariamente entre la finalización de la jornada y el inicio de la siguiente, poniendo máxima atención en los elementos de uso común. Se utilizarán productos con actividad virucida demostrada.
  • Exigencia de especiales condiciones de higiene en aseos, zonas de uso común del personal, así como de áreas de descanso y de lactancia en centros comerciales.
  • Limitar el uso de ascensores a lo que permita el distanciamiento social de 1,5 m, con la posibilidad de ampliarse si todos los usuarios emplean mascarilla y el centro o establecimiento emplea los medios adecuados para su control.
  • Facilitar formas de pago y recepción del producto sin contacto.
  • Mantener medidas de desinfección de productos devueltos o probados.
  • Podrá prohibirse el uso de productos de prueba por parte del consumidor, asegurando el control por personal del establecimiento de su utilización o el uso de monodosis desechables tras cada uso.
  • Establecer la exigencia de higienización de la ropa de trabajo.
  • Ejercer un control sobre las actividades en ejes comerciales y centros comerciales que puedan generar aglomeraciones.
  • Limpieza de probadores frecuente, preferiblemente tras cada uso.
  • Protección de los productos para prueba individualizada en caso de sofás, camas, calzado, joyería o similar.
  • Los clientes deberán hacer uso de mascarillas, y en su caso, de guantes desechables para la manipulación de productos no empaquetados en autoservicio.

En cuanto a los trabajadores:

  • Se tendrán en cuenta y se respetarán los planes de protección que ya han establecido y están aplicando las empresas y los acuerdos alcanzados por las mismas con los sindicatos, de forma que el esfuerzo realizado por las empresas y empresarios se vea reforzado.
  • Los trabajadores deben contar con EPIS adecuados al nivel de riesgo, pudiendo establecerse adicionalmente otras medidas de protección física (uso de mamparas entre otros) cuando no sea posible garantizar una distancia de seguridad interpersonal mínima de 1,5 metros, de acuerdo con las recomendaciones de los servicios de prevención de riesgos laborales.
  • Instalación de papeleras preferentemente con apertura automática o pedal, para depositar guantes, pañuelos y mascarillas.
  • Mantener la gestión de los turnos laborales del personal trabajador para escalar la entrada de trabajadores, incorporando, de ser posible, flexibilización en los horarios de trabajo.
  • Mantener la exigencia de higienización del puesto y elementos de uso tras cada cambio de turno.

Medidas adicionales específicas para venta no sedentaria:

  • Los espacios no cubiertos habilitados para la celebración de mercados no sedentarios, podrán estar totalmente delimitados con cinta de obra, vallas, o con cualquier otro medio que permita marcar, de forma clara, los límites del espacio, y así, evitar una aglomeración de clientes.
  • Poner a disposición del cliente gel hidroalcohólico en cada puesto.
  • Recomendar muy especialmente, que en la venta no sedentaria se sustituyan el autoservicio y el contacto directo por el consumidor con los productos expuestos a la venta por el servicio por parte de un empleado.
  • Limpieza y desinfección de los puestos antes y después de su montaje; así como de los vehículos de carga.
  • Ampliar la distancia entre puestos, ampliando el espacio del mercadillo, pudiendo habilitar nuevos días de celebración, crear nuevos espacios de venta ambulante, ampliar horarios u otras medidas de efecto similar.
  • No manipular dinero por la misma persona que manipula el producto o exigir higiene de manos en cada transacción.

SI NECESITA AYUDA O ASESORAMIENTO EN LA GESTIÓN DE SUS OBLIGACIONES LABORALES, CONTACTE CON NOSOTROS 📲TELF 968 909 747.

ASELEC, asesoría y abogados

Fuente: Wolters Kluwer Foto: Freepick
devolución-iva-con-diva-ASELEC

DEVOLUCIÓN DEL IVA CON DIVA. RÁPIDO Y SEGURO

Ya el año pasado tratamos en nuestro blog el tema de la devolución del IVA a extranjeros. Puede consultar el artículo en este enlace:

Este verano, aprovechando las novedades que la AEAT introduce para facilitar este proceso, le explicamos como recuperar el IVA y cuales son los requisitos necesarios.

Hablamos del sistema “DIVA”, el nuevo sistema electrónico de devolución del IVA a viajeros que permite agilizar los trámites de sellado de documentos y sustituye al procedimiento anterior de sellado manual. Se trata de un formulario web (formulario DIVA) que el turista debe cumplimentar y validar electrónicamente en el punto de sellado de IVA del puerto o aeropuerto en el momento de abandonar el territorio de la Unión Europea:

Cartel_DIVA-2

  • Un  turista con residencia fuera de la Unión Europea que haya realizado compras en España  ¿puede recuperar el IVA pagado por dichas compras?

Requisitos

  • Sí, siempre que resida en un país que no pertenezca a la Unión Europea, o sea residente en las Islas Canarias, o en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla y además, cumpla los siguientes requisitos:
    • las compras las debe haber realizado en la península o en las Islas Baleares, quedando fuera de este régimen, las compras que haya realizado en las Islas Canarias o en las ciudades de Ceuta y Melilla.
    • los bienes no deben constituir una expedición comercial, es decir, debe haberlos adquirido de manera ocasional y con destino a su uso personal o de sus familiares u ofrecerlos como regalos y que, por su naturaleza y cantidad, no pueda presumirse que sean el objeto de una actividad comercial.
    • Que los bienes adquiridos salgan efectivamente del territorio de la Comunidad, en el plazo de los tres meses siguientes a aquel en que se haya efectuado la entrega.
    • A partir del día 5 de julio de 2018 queda suprimida la limitación de gasto mínimo de 90,15 € por factura, a efectos de la devolución del IVA pagado por las compras de viajeros en la Peninsula e Isla Baleares

    Asimismo, quedan excluidas de este régimen las entregas de bienes destinadas al equipamiento o avituallamiento de cualquier medio de transporte de uso privado (por ej. Neumáticos y combustibles).

Pinche en el enlace para obtener la información completa

Así pues, señoras y señores viajeros, hagan sus compras y obtengan la devolución del IVA con DIVA, el sistema electrónico rápido y seguro.

Si residen habitualmente en un país que no es miembro de la Unión Europea pueden obtener, si cumplen con determinadas condiciones, el reembolso del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), por las mercancías que hayan comprado durante su estancia en España (Península e Islas Baleares).

¿CUÁNDO TIENE DERECHO A LA DEVOLUCIÓN?

Tendrá derecho si usted:

  • Tiene su residencia habitual fuera de la Unión Europea (oen Canarias, Ceuta o Melilla).
  • Sus compras no constituyen expediciones comerciales y abandonan la UE dentro de los tres meses siguientes a su adquisición.

Pinche aquí  para obtener la información completa

If your habitual residence is outside the European Union, you may—subject to certain conditions—obtain a refund of the Value Added Tax (VAT) charged on the goods that you purchased during your stay in mainland Spain or the Balearic Islands. Click here for extended information

Para cualquier aclaración o duda, por favor contacte con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.

 

Dpto. Fiscal-Contable

Aselec, asesoría y abogados.

EL REGIMEN ESPECIAL DEL RECARGO DE EQUIVALENCIA

Si está pensando en emprender un negocio de comercio minorista como autónomo,o si ya lo tiene, puede informarse en este artículo acerca del régimen especial del recargo de equivalencia, cuándo hay que aplicarlo, cuáles son las obligaciones formales, ventajas e inconvenientes y mucho más.

¿Qué es el régimen especial del recargo de equivalencia?

El recargo de equivalencia es un régimen especial de IVA obligatorio para los comerciantes minoristas que sean personas físicas o Comunidades de Bienes. Es decir, se aplica a los comercios de autónomos que venden al cliente final los productos que anteriormente ellos han adquirido y sobre los que no han realizado ninguna transformación.

Y no es opcional, sino obligatorio para al mayoría de actividades del comercio minorista, aunque hay determinadas excepciones, por ejemplo, algunas actividades como los concesionarios de coches, embarcaciones y aviones, gasolineras o joyerías, a las que no les resulta de aplicación este régimen especial.

¿Cuáles son las obligaciones de los obligados a tributar por este régimen especial?

Estar obligado a tributar por el recargo de equivalencia supone que el comerciante minorista tenga que pagar al proveedor que le suministra los bienes que va a vender el IVA correspondiente más un recargo (el recargo de equivalencia) y no tenga que presentar su declaración de IVA. De esta manera, se simplifican las tareas administrativas del comerciante.

El comerciante en recargo de equivalencia debe comunicar tanto a sus proveedores o como a la Aduana (en el caso de importaciones) el hecho de que está sometido a este régimen especial, con el fin de que estos puedan repercutir el recargo correspondiente. De esta forma, el proveedor incluye el recargo de equivalencia en sus facturas y lo desglosa, diferenciando el IVA y el recargo aplicado, y lo considera de forma separada en su declaración de IVA. Pero es importante destacar que la Dirección General de Tributos se ha pronunciado sobre este particular, indicando que si el Proveedor no ha recibido la comunicación del comerciante minorista, debe repercutir el recargo de equivalencia a su cliente para no incurrir en responsabilidad (DGT CV 19-03-1986); esto implica que no sólo el comerciante minorista debe conocer y aplicar el régimen obligatorio y comunicárselo a su proveedor, sino que el proveedor también debe “controlar” la condición de sus clientes, porque de no aplicarle el recargo de equivalencia a los comerciantes minoristas, la hacienda pública puede reclamárselo al proveedor.

Los tipos de recargo de equivalencia aplicables vienen determinados por el tipo de IVA al que tributan los productos que adquiere el comerciante según estable el Real Decreto Ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, que se indican a continuación:

  • El 5,2% para los productos a los que sea aplicable el tipo de IVA general del 21%.
  • El 1,4% para los productos a los que sea aplicable el tipo de IVA reducido del 10%.
  • El 0,5% para los productos a los que sea aplicable el tipo de IVA super reducido del 4%.

El comerciante minorista en recargo de equivalencia no tiene la obligación de la llevanza de los libros registro de IVA, salvo que realice otras actividades en otros regímenes distintos. En cuyo caso, además del deber de cumplir respecto de ellas las obligaciones formales establecidas, deberá llevar un libro registro de facturas recibidas donde anotará con la debida separación las relativas a adquisiciones correspondientes a la actividad en recargo. También, deberá cumplir con las obligaciones formales de llevanza de libros registros de IRPF conforme al régimen por el que haya optado.

En el caso de que realice adquisiciones intracomunitarias tendrá que presentar una “declaración no periódica” en donde el empresario tiene que autorrepercutirse el IVA y el recargo correspondiente. Se trata del modelo 309. Y, consecuentemente, deberá presentar la declaración informativa sobre las operaciones intracomunitarias (modelo 349).

Si realiza entregas de bienes a viajeros con derecho a devolución del IVA, con el fin de obtener el reembolso de lo abonado a aquellos, presentará el modelo 308 de “solicitud de devolución de recargo de equivalencia y otros sujetos ocasionales”.

Por último, en relación a su facturación, si un cliente pide factura, el comerciante en recargo tendrá que emitirla incluyendo el IVA aunque el comerciante no ingrese en hacienda el IVA cobrado al cliente, puesto que ya cumplió con sus obligaciones por IVA al pagarle al proveedor el tipo de IVA más un recargo adicional.

Ventajas e inconvenientes del recargo de equivalencia

 

La principal ventaja es la simplificación de las tareas administrativas, puesto que los autónomos en el recargo de equivalencia no tienen que presentar las declaraciones de IVA ni la llevanza de los libros registro de IVA.

El IVA soportado y el recargo de equivalencia no son deducibles por lo que es un inconveniente, sobre todo porque en caso de realizar inversiones el comerciante no puede recuperar el IVA soportado.

En determinados casos, sobre todo cuando la inversión inicial del negocio es elevada, es conveniente optar, por ejemplo, por la constitución de una sociedad limitada ya que con esta forma jurídica se tributa por el régimen general de IVA y podrá deducir las cuotas soportadas.

El equipo fiscal de ASELEC está a su disposición para ayudarle a emprender su negocio, planificando y estudiando las opciones de tributación más ventajosas atendiendo a sus particularidades. Contacte con nosotros.

 

Nerea Montesinos
Economista
Dpto. Fiscal-Contable
ASELEC asesoría y abogados