Entradas

como-recuperar-las-cuotas-de-iva-soportadas-en-el-extranjero

¿CÓMO RECUPERAR LAS CUOTAS DE IVA SOPORTADAS EN EL EXTRANJERO?

La mayoría de las operaciones que un empresario o profesional realiza con otro país, se consideran operaciones exentas de IVA. Pero hay determinadas operaciones en las que sí existe la obligación de repercutir el IVA, aunque emisor y receptor de la factura sean de países distintos.

Los casos más comunes los encontramos en las prestaciones de servicios, tales como arrendamientos, hotelería y transporte. 

¿CÓMO PROCEDER PARA RECUPERAR ESE IVA SOPORTADO?

El IVA de estas operaciones no es deducible en nuestras autoliquidaciones periódicas, pero la normativa del impuesto ha previsto un mecanismo por el cual el empresario o profesional español pueda recuperar estas cuotas de IVA soportadas en el extranjero mediante una solicitud de devolución.

Este nuevo sistema de devolución a empresarios o profesionales no establecidos en el territorio en el que se soporten las cuotas del Impuesto se articula en tres procedimientos distintos. 

  1. En primer lugar, el artículo 30 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, regula el procedimiento que deben seguir los empresarios o profesionales establecidos en el territorio de aplicación del Impuesto para solicitar la devolución de las cuotas soportadas por adquisiciones o importaciones de bienes o servicios efectuadas en la Comunidad, con excepción de las realizadas en dicho territorio. La citada regulación exige la aprobación de un formulario 360, por medio del que se presentará la solicitud de devolución por vía telemática a través de Internet, la cual será remitida al Estado miembro de devolución.
  2. Por otra parte, el artículo 31 del Reglamento del Impuesto regula el procedimiento para solicitar la devolución de las cuotas soportadas en las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto por parte de los empresarios o profesionales no establecidos en el citado territorio, pero establecidos en la Comunidad, Islas Canarias, Ceuta o Melilla. 
  3. Por último, el artículo 31 bis del Reglamento del Impuesto regula el procedimiento de devolución de las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido que hayan soportado los empresarios o profesionales no establecidos en el territorio de aplicación del Impuesto ni en la Comunidad, Islas Canarias, Ceuta o Melilla, por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios realizadas en dicho territorio.

REQUISITOS PARA LA SOLICITUD DE RECUPERACIÓN DEL IVA SOPORTADO

  • A efectos de IVA, debes ser empresario o profesional establecido en España.
  • En el Estado de devolución, durante el periodo en el que se ha soportado el impuesto, no puedes haber tenido ni la sede de tu actividad económica, ni un establecimiento permanente desde el que hayas realizado operaciones económicas, ni el domicilio o residencia habitual.
  • Cumplir con los requisitos y limitaciones que establece la normativa del IVA para el ejercicio del derecho a deducir
  • Destinar los bienes adquiridos o importados o los servicios recibidos, a la realización de operaciones que originen el derecho a deducir.
  • La solicitud de devolución podrá comprender las cuotas soportadas durante un periodo máximo de un año y mínimo de tres meses. El periodo de devolución podrá ser inferior a tres meses cuando constituya el saldo de un año.

Le puede interesar

PROCEDIMIENTO DE DEVOLUCIÓN DEL IVA SOPORTADO

1) Tramitación

Directamente o a través de un tercero, debes presentar el modelo 360 en la página de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria Española. Asimismo, tendrás que adjuntar las facturas o documentos de importación que acrediten las adquisiciones de bienes, servicios o importaciones de bienes o servicios a las que se refiere la solicitud de devolución.

En este sentido, te recordamos que algunos países de la UE no contemplan devoluciones para determinadas categorías de gasto, el estudio de la deducibilidad del gasto deberá estudiarse atendiendo a las circunstancias de cada supuesto.

2) Plazo y cuantías para solicitar la devolución

En general, el plazo, para la presentación de la solicitud de devolución, se inicia al día siguiente de la finalización de cada trimestre (cuotas superiores a 400 Euros) o año natural (cuotas superiores a 50 Euros) y concluye el 30 de septiembre del año siguiente al año en el que se hayan soportado las cuotas cuya devolución se solicita.

Si durante 2018 soportó el IVA de un país extranjero, de Canarias, Ceuta o Melilla, tiene hasta el 30 de septiembre para poder recuperarlo.

En ASELEC Asesoría y Abogados podemos asesorarle y ayudarle con los trámites de la devolución. Contacte con nosotros.

____________________

Inma Teruel

Economista

Dpto. Fiscal-Contable

ASELEC, asesoría y abogados. 

DEVOLUCION DE IVA A EMPRESARIOS Y PROFESIONALES ASELEC

LA DEVOLUCIÓN DEL IVA A LOS EMPRESARIOS Y PROFESIONALES

Si es usted empresario o profesional, probablemente, se haya preguntado si tiene derecho a solicitar la devolución de las cuotas del IVA que, en el desarrollo de su actividad económica, ha abonado por la adquisición de bienes o por la contratación de algún servicio.

A continuación, vamos a explicar los procedimientos más habituales que existen para solicitar la devolución de las cuotas deducibles de IVA soportadas por empresarios o profesionales en el desarrollo de su actividad y los requisitos que se deben cumplir para ello. 

Antes de comentar dichos procedimientos, debemos apuntar que, para que exista el derecho a la devolución, previamente debe existir el derecho a la deducción, por lo que, primero debemos determinar si se cumplen o no los requisitos establecidos por la normativa de IVA para que dichas cuotas soportadas por los empresarios o profesionales en el ejercicio de su actividad económica, tengan la consideracion de fiscalmente deducibles. 

Le interesa

Deducción de cuotas soportadas de IVA

La deducción de las cuotas tributarias viene regulado en el artículo 92 y siguientes de la Ley 37/1992 del Impuesto sobre el Valor Añadido. 

En términos generales, para que las cuotas de IVA abonadas por empresarios o profesionales tengan la consideración de fiscalmente deducibles, deben cumplir los siguientes requisitos: 

  • Deben ser cuotas devengadas en el territorio de aplicación del impuesto (Peninsula e Islas Baleares).
  • Las cuotas soportadas se deben corresponder con:
    • Las abonadas a otros empresarios o profesionales, por las entregas de bienes o por las prestaciones de servicios que realicen en el desarrollo de su actividad económica.
    • Importaciones de bienes.
    • Adquisiciones intracomunitarias de bienes y operaciones asimiladas.
    • Compensaciones abonadas a sujetos pasivos acogidos al régimen especial de la agricultura, ganaderia y pesca.
  • Las adquisiciones de bienes o servicios se deben destinar a la realización de operaciones que generen el derecho a la deducción reguladas en el artículo 94 LIVA, que podemos resumirlas en:
    • Entregas de bienes sujetas y no exentas de IVA, donde encuadramos las operaciones más habituales.
    • Operaciones exentas tales como exportaciones, entregas intracomunitarias y operaciones asimiladas a éstas, entre otras. 
    • Operaciones realizadas fuera del territorio de aplicación del IVA que generarían el derecho a la deducción si se hubieran realizado en dicho territorio.

Para que un empresario o profesional tenga derecho a la deducción de las cuotas de IVA soportadas, éstas deben ser afectadas directa y exclusivamente al ejercicio de su actividad empresarial o profesional.  

Una vez  determinado que las cuotas de IVA abonadas tienen el carácter de deducible fiscalmente, explicamos ahora los procedimientos mas habituales que existen para solicitar su devolución.

Añadir que, en publicaciones posteriores, ampliaremos información sobre los requisitos formales del derecho a la deducción de las cuotas de IVA, así como de las limitaciones, exclusiones y restricciones del derecho a deducir dichas cuotas soportadas regulado en el artículo 95 y siguientes de la Ley 37/1992 del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Le interesa

Procedimientos de Devolución en el IVA

Actualmente existen varios procedimientos de devolución regulados en los artículos 115 y siguientes de la Ley de IVA para las cuotas soportadas y deducibles en el desarrollo de una actividad económica, aunque en esta ocasión, nos vamos a centrar en los más habituales. 

  1. PROCEDIMIENTO GENERAL DE DEVOLUCIÓN DEL IVA

Es el procedimiento mas común ya que se realiza a través de las declaraciones-liquidaciones de IVA que los sujetos pasivos presentan periódicamente para liquidar las cuotas devengadas y soportadas en el periodo que corresponda.  

Los sujetos pasivos que no hayan podido hacer efectivas todas las deducciones originadas en un período de liquidación por ser dichas cuotas superiores al importe de las cuotas devengadas, tendrán derecho a solicitar la devolución del saldo a su favor a 31 de dicembre de cada año, siendo sólo posible su solicitud en la autoliquidación correspondiente al último período de liquidación de dicho año. 

La Administración Tributaria procederá en los siguientes seis meses a la devolución de oficio del importe solicitado o, en su caso, a la práctica de liquidación provisional. Transcurrido este plazo sin que se haya producido el pago por causa imputable a la Agencia Tributaria, se aplicará a la cantidad pendiente de devolución el correspondiente interés de demora. 

  1. PROCEDIMIENTO DE DEVOLUCION MENSUAL DEL IVA

Es un procedimiento especial de devolución al que los empresarios o profesionales deben optar solicitando la inscripción en el Registro de Devolución Mensual (REDEME) y que permite recuperar mensualmente las cuotas de IVA soportadas.

Es un procedimiento al que normalmente optan los sujetos pasivos que generan sistemáticamente saldos a su favor en las liquidaciones de IVA, por realizar operaciones exentas con derecho a deducción, por realizar operaciones a tipos impositivos reducidos, etc. 

Por ejemplo, una empresa productora de hortalizas donde la mayoria de sus ingresos provienen de la exportación de bienes.   

  1. DEVOLUCIÓN DEL IVA POR CUOTAS SOPORTADAS EN LA COMUNIDAD

Este procedimiento regulado en el artículo 117 LIVA, establece la posibilidad de solicitar la devolución por parte de empresarios o profesionales de las cuotas soportadas por adquisiciones o importaciones de bienes o servicios efectuadas en la Comunidad.

Por ejemplo, una empresa que realiza una importación en Francia abonando el IVA correspondiente en la aduana francesa, puede solicitar la devolución de dicha cantidad al haber realizado la importación en el desarrollo de su actividad económica. 

Estas solicitudes de devolución se deben presentar por vía telemática a través de los formularios dispuestos al efecto por la Administración Tributaria, dirigidas al Estado miembro correspondiente y aportando toda la documentación acreditativa de la operación que ha originado la cuota de IVA de la cual se solicita la devolución.

Le interesa

El plazo para la presentación de la solicitud de devolución se iniciará el día siguiente al final de cada trimestre natural o de cada año natural y concluirá el 30 de septiembre siguiente al año natural en el que se hayan soportado las cuotas a que se refiera.

El equipo del departamento fiscal de ASELEC asesoría y abogados, está a su disposición para ampliar esta información y aclarar cualquier duda al respecto. Contacte con nosotros.

 

Marga Velasco.

Economista.

Dpto. Fiscal-Contable

Aselec, asesoría y abogados.

deduccion-100-cuotas-iva-compra-vehiculos-empresa

DEDUCCIÓN 100% DE LAS CUOTAS DE IVA EN LA COMPRA DE VEHICULOS DE EMPRESA

¿ES USTED EMPRESARIO Y HA COMPRADO VEHICULOS DE EMPRESA? ENTONCES LE INTERESARÁ SABER QUE PUEDE APLICAR LA DEDUCCIÓN POR EL 100% DE LAS CUOTAS PAGADAS DE IVA.

Recientemente, la Jurisprudencia del Tribunal Supremo, ha modificado el criterio de la Agencia Tributaria, permitiendo la deducibilidad del 100% de las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido pagadas en la compra de vehículos de empresa. Esta nueva interpretación de la normativa permite que dicha deducción sea aplicable a los vehículos comerciales utilizados por trabajadores por cuenta ajena y no sólo para los trabajadores por cuenta propia, como ocurría hasta ahora. Lo explicamos a continuación.

LA ANTIGUA INTERPRETACIÓN DEL ART. 95 DE LA LEY DEL IVA.

Según el artículo 95.Uno de la Ley 37/1992 del Impuesto sobre el Valor Añadido, “los empresarios o profesionales no podrán deducir las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios que no se afecten, directa y exclusivamente, a su actividad empresarial o profesional.

Además, el apartado tres del mismo artículo indica que “las cuotas soportadas por la adquisición, importación, arrendamiento o cesión de uso por otro título de los bienes de inversión que se empleen en todo o en parte en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional podrán deducirse de acuerdo con las siguientes reglas:

1.ª Cuando se trate de bienes de inversión distintos de los comprendidos en la regla siguiente, en la medida en que dichos bienes vayan a utilizarse previsiblemente, de acuerdo con criterios fundados, en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional.

2.ª Cuando se trate de vehículos automóviles de turismo y sus remolques, ciclomotores y motocicletas, se presumirán afectados al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 50 por 100.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, los vehículos que se relacionan a continuación se presumirán afectados al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 100 por 100:

a) Los vehículos mixtos utilizados en el transporte de mercancías.

b) Los utilizados en la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación.

c) Los utilizados en la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación.

d) Los utilizados por sus fabricantes en la realización de pruebas, ensayos, demostraciones o en la promoción de ventas.

e) Los utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.

f) Los utilizados en servicios de vigilancia.

Hasta ahora, y según lo indicado anteriormente, cuando una empresa adquiría vehículos turismo,  aún estando afectos al desarrollo de su actividad económica por ser utilizados por sus empleados para el desarrollo de tareas comerciales, sólo se le presumía una deducción del 50% de las cuotas pagadas de IVA, por aplicación de la regla segunda del apartado 3 del artículo 95 LIVA indicado anteriormente. 

Para aplicar un porcentaje superior de deducción de las cuotas de IVA, el contribuyente debía justificar, por cualquier medio de prueba admitido en derecho, que la afectación a la actividad económica de dichos vehículos se producía en dicho porcentaje superior, cuestión que, en la mayoría de los casos, se convertía en un procedimiento bastante complejo de acreditar por parte del contribuyente.

Para aplicar este criterio, la Administración se ha basado en que, la letra e) del último párrafo de la mencionada regla 2ª que presume la deducción del 100% de las cuotas de IVA para “los vehículos utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales”, sólo está referida a quienes realizan actividades como profesionales independientes, y no a los trabajadores por cuenta ajena de una empresa.

Le puede interesar

LA NUEVA INTERPRETACIÓN DEL ART. 95 DE LA LEY DEL IVA.

La nueva interpretación de la normativa aclarada por el Tribunal Supremo discrepa del criterio aplicado por la Administración, ya que permite que la presunción de deducción del 100% de las cuotas de IVA para los vehículos “utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales” tambien es aplicable a los trabajadores contratados por cuenta ajena y no sólo a los trabajadores por cuenta propia o autónomos. 

La Sentencia 1347/2018 de 19 de julio de 2018 del Tribunal Supremo, se basa en que la redacción de dicho artículo 95.tres de la Ley de IVA no exige que los representantes o agentes comerciales que utilizan los vehículos para desplazamientos profesionales tengan que actuar necesariamente como trabajadores por cuenta propia (autónomos) y que, además, el propósito del legislador asumiendo la presunción de una afectación del 100% es aceptar que dichos desplazamientos que conllevan las actividades comerciales tienen carácter de necesariedad y permanencia. 

Por tanto, siempre que dichos desplazamientos permanentes sean necesarios para el desarrollo de tareas comerciales, independientemente de que sean realizados por trabajadores por cuenta propia o empleados por cuenta ajena, se debe permitir la aplicación de dicho beneficio fiscal.

Desde el departamento fiscal de ASELEC asesoría y abogados, nos ponemos a su disposición para analizar su caso concreto y ayudarle a tomar una decisión que minimice el coste fiscal de sus operaciones. No dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

 

Marga Velasco.

Dpto. Fiscal-Contable

ASELEC asesoría y abogados