Entradas

iva-comisiones-intermediacion-comercio-internacional

EL IVA EN LAS COMISIONES POR INTERMEDIACIÓN EN COMERCIO INTERNACIONAL

¿ERES UN AGENTE COMERCIAL? ¿FACTURAS COMISIONES POR INTERMEDIACIÓN EN OPERACIONES DE COMERCIO INTERNACIONAL? A continuación te damos las claves para que conozcas su tributación en el IVA.

EL AGENTE COMERCIAL

Entendemos por  agente comercial aquel intermediario independiente que, por cuenta y en nombre ajeno, promueve operaciones comerciales a cambio de una remuneración, basándonos en el artículo 1 de la Ley 12/1992, de 27 de mayo, sobre Contrato de Agencia. 

Se cataloga como independiente porque organiza su actividad profesional conforme a sus propios criterios, no estando vinculado por una relación laboral con el empresario por cuya cuenta actúa. Además, esta actuación se realiza por cuenta y en nombre ajeno, ya que no asume el riesgo de las operaciones en las que intermedia, salvo pacto en contrario. 

TRIBUTACIÓN EN EL IVA DE LAS COMISIONES POR INTERMEDIACIÓN EN OPERACIONES DE COMERCIO INTERNACIONAL.

Una vez definida la figura del agente comercial, vamos a analizar la tributación en el Impuesto sobre el Valor Añadido de las comisiones por intermediación en operaciones de comercio internacional. 

  • Comisiones por intermediación en exportaciones de bienes.

Indicamos como ejemplo un agente comercial por cuenta ajena que presta servicios de mediación para un cliente español promoviendo la exportación de sus productos, es decir, la venta en paises terceros, fuera de la Unión Europea. 

En este caso, la comisión del agente es una operación sujeta pero exenta de IVA al tratarse de un servicio relacionado directamente con una exportación, ya que, según el articulo 21.6 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, están exentas

 “Las prestaciones de servicios realizadas por intermediarios que actúen en nombre y por cuenta de terceros cuando intervengan en las operaciones exentas relacionadas con las exportaciones”.

Estas comisiones de intermediación se considerarán como prestaciones de servicios relacionados directamente con exportaciones si:

a) Se prestan a quienes realicen las exportaciones de los bienes, a los adquirentes de los mismos, o a los intermediarios o representantes aduaneros que actúen por cuenta de unos u otros.

b) Se llevan a cabo con ocasión de dichas exportaciones.

c) Se realizan a partir del momento en que los bienes se expidan directamente con destino a un punto situado fuera de la Comunidad.

Por tanto, dicha exención es aplicable independientemente de que el destinatario del servicio sea la empresa española (exportador) o la empresa adquirente de los bienes (importador).

Le interesa

Además, para poder aplicar la exención indicada anteriormente, se deben cumplir los siguientes requisitos establecidos reglamentariamente:

1) Que la salida de los bienes de la Comunidad se realice en el plazo de tres meses desde la fecha de la prestación del servicio y se justifique por cualquier medio de prueba admitido en Derecho.

2) Que los documentos que justifiquen dicha salida sean remitidos, en su caso, al prestador del servicio, dentro de los tres meses siguientes a la fecha de salida de los bienes.

Añadir, que la exención indicada no resulta de aplicación a servicios distintos de la mediación, como por ejemplo servicios de promoción a través de páginas webs, consultoría especializada en comercio exterior, apoyo logístico, servicios de gestión financiera, etc.  

  • Comisiones por intermediación en entregas intracomunitarias de bienes.

Indicamos como ejemplo un agente comercial por cuenta ajena que presta servicios de mediación para un cliente español promoviendo la venta de sus productos a paises de la Unión Europea. 

En este caso, a diferencia del supuesto anterior, la tributación en IVA de la comisión por intermediación del agente depende del destinatario del servicio prestado, teniendo un tratamiento diferente si el destinatario del servicio es el vendedor de los bienes (establecido en España) o es el comprador de los mismos (establecido en la Unión Europea) ya que esto marcará el lugar de realización del servicio.

  • Si el destinatario del servicio de mediación es el vendedor de los bienes situado en España, entonces…

La comisión del agente es una operación sujeta y no exenta de IVA, debiendo tributar al tipo general del 21%, ya que el servicio se considera prestado y localizado en España.

Según las reglas de localización de las prestaciones de servicios, artículos 69 y 70 LIVA, el servicio de mediación se localiza en España por ser destinatario del servicio un empresario o profesional establecido en territorio español.

El artículo 69.Uno.1º LIVA, indica que:  

Las prestaciones de servicios se entenderán realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado siguiente de este artículo y en los artículos 70 y 72 de esta Ley, en los siguientes casos:

1.º Cuando el destinatario sea un empresario o profesional que actúe como tal y radique en el citado territorio la sede de su actividad económica, o tenga en el mismo un establecimiento permanente o, en su defecto, el lugar de su domicilio o residencia habitual, siempre que se trate de servicios que tengan por destinatarios a dicha sede, establecimiento permanente, domicilio o residencia habitual, con independencia de dónde se encuentre establecido el prestador de los servicios y del lugar desde el que los preste.”

  • Si el destinatario del servicio de mediación es el comprador de los bienes situado en un país de la Unión Europea, entonces…

La comisión del agente es una prestación intracomunitaria de servicios no realizada en el territorio de aplicación del impuesto, operación no sujeta a IVA por las reglas de localización. El servicio se considera prestado y localizado en destino, en sede del destinatario.

Como indicabamos en el caso anterior, según las reglas de localización de las prestaciones de servicios, artículos 69 y 70 LIVA, el servicio de mediación no se localiza en España por ser el destinatario del servicio un empresario o profesional no establecido en territorio español.

Por tanto, la diferencia de tributación con el caso anterior la marca el hecho de que el destinatario del servicio sea un empresario no establecido en España.

Para acreditar la condición de empresario o profesional por parte del cliente comprador de los bienes establecido en la Unión Europea, éste ha de comunicar al agente comercial un número de identificación individual a efectos de IVA (NIF-IVA) que justifique que se encuentra incluido en el Registro de Operadores Intracomunitarios ya que, sin esta acreditación, la operación no cumpliría el requisito indicado en el párrafo anterior y no se entendería localizada en sede del destinatario.

Además, les recordamos que estos servicios deben ser objeto de consignación en una declaración denominada “Declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias (modelo 349)”.

Si tiene dudas en cuanto a la tributación de la prestación de sus servicios, en ASELEC asesoría y abogados, le ayudamos mediante un estudio personalizado de las prestaciones de servicios que desarrolla en su actividad, así como en la planificación fiscal de sus operaciones para conseguir minimizar el coste fiscal de las mismas. Contacte con nosotros sin compromiso.

 

 

Marga Velasco

Dpto. Contable-Fiscal

Aselec consultores, s.l.

 

indemnización-clientela-agentes-comerciales

INDEMNIZACIÓN POR CLIENTELA PARA LOS AGENTES COMERCIALES

Cuando un empresario decide unilateralmente resolver el contrato de agencia que le une a su agente comercial nace respecto de éste el derecho a percibir compensación económica por la extinción del contrato. Nos referimos a los agentes comerciales “externos”, es decir, con relación mercantil en lugar de asalariados. Esta compensación económica se traduce en la percepción de una indemnización que puede ser por clientela o por daños y perjuicios, dependiendo de las condiciones del caso concreto. Nos centraremos en la primera, la conocida como “Indemnización por Clientela para los Agentes Comerciales”.

CUANDO HAY DERECHO A LA INDEMNIZACION POR CLIENTELA

La indemnización por clientela, está regulada en el artículo 28 de la Ley de Contrato de Agencia, y es una remuneración que ha de recibir el agente, tanto si el contrato era de duración determinada como indefinida y como consecuencia de:

  • La extinción unilateral del contrato por parte del empresario;
  • Por muerte o declaración de fallecimiento del agente, en cuyo caso la recibirán sus herederos.

CUANDO NO HAY DERECHO A LA INDEMNIZACION POR CLIENTELA

Por el contrario, no habrá lugar a percibir esta indemnización, en los casos en que:

  • El empresario hubiese extinguido el contrato por incumplimiento de las obligaciones contractuales establecidas a cargo del agente;
  • Cuando éste hubiese denunciado el contrato, salvo que la denuncia tuviera como causa circunstancias imputables al empresario, o se fundara en su edad, invalidez o enfermedad;
  • Cuando, con el consentimiento del empresario, el agente hubiese cedido a un tercero los derechos y obligaciones de que era titular en virtud del contrato de agencia.
  • Por muerte o fallecimiento del empresario.

REQUISITOS PARA PERCIBIR LA INDEMNIZACION POR CLIENTELA

Si bien, para que tenga lugar esta indemnización, además de tener encaje en los supuestos mencionados, se han de cumplir los siguientes requisitos, que al momento de la extinción del contrato, han de ser probados por el agente y que son:

1º.- Que, el agente hubiese aportado nuevos clientes al empresario o incrementado sensiblemente las operaciones con la clientela preexistente.
El término “nuevos clientes” viene referido respecto del empresario, es decir, que sean clientes nuevos del empresario o, que lo hubieran sido anteriormente pero en la actualidad hayan dejado de serlo y gracias a la intervención del agente vuelvan a serlo.

También se entiende como “nuevos clientes” los antiguos clientes del agente que aporta ahora al empresario.

En cuanto al “incremento sensible de las operaciones” viene referido a un incremento tanto cuantitativo (aumento venta de productos/servicios) como cualitativo (aumento de la variedad de los productos/servicios vendidos al cliente).

2º.- Si la actividad anterior del agente puede continuar produciendo ventajas sustanciales al empresario.
Esta condición que ha de concurrir para que nazca el derecho a indemnización por clientela es una circunstancia futura y que resulta difícil de prever. En cambio, la jurisprudencia ha ido fijando algunos parámetros a fin de poder determinar esa posibilidad de continuación de producción de ventajas respecto del empresario como pueden ser la larga duración de las relaciones contractuales o la efectividad de la actuación profesional del agente.

3º.- Que resulte equitativamente procedente por la existencia de pactos de limitación de competencia, por las comisiones que pierda o por las demás circunstancias que concurran.
Este último requisito trata de probar las pérdidas económicas que pueda sufrir el agente consecuencia de la resolución unilateral del contrato y derivadas de la existencia de pactos que le impidan realizar la misma actividad que venía realizando el empresario tanto por su cuenta como por cuenta de otro nuevo empresario.

Igualmente, se han de valorar las posibles comisiones que haya dejado de ganar consecuencia de negocios que se llevaron a cabo con anterioridad a la resolución del contrato y que hubiera percibido de no haberse resuelto.

Si bien, se ha de señalar que éste último requisito no resulta esencial para determinar el nacimiento del derecho a indemnización o no, pero influye de manera importante en la determinación de la cuantía de la misma.

CUANTÍA DE LA INDEMNIZACION POR CLIENTELA

La cuantía de esta indemnización va a depender del caso concreto, y habrá de determinarse en cada caso, si bien, la Ley de Contrato de Agencia establece un límite máximo en el importe medio anual de las remuneraciones percibidas por el agente durante los últimos 5 años, o durante todo el periodo de duración del contrato, si éste fuese inferior.

INDEMNIZACIÓN POR MODIFICACIÓN SUSTANCIAL DE LAS CONDICIONES DEL CONTRATO

Es importante destacar que esta indemnización no surge únicamente en los casos de extinción total del contrato, si no en lo que también puede darse en los supuestos en que, no extinguiéndose el contrato, se produce una modificación sustancial de sus condiciones lo que ha de ser aceptado por ambas partes. En caso contrario, el agente está facultado para rescindir el contrato o exigir el mantenimiento del contrato original. En el primer caso, surgiría el derecho a la indemnización por clientela.

PLAZO PARA SOLICITAR LA INDEMNIZACION POR CLIENTELA

El plazo para efectuar esta reclamación es de un año desde que se produce la extinción del contrato, siendo el agente el que ha de acreditar que concurren todos los presupuestos mencionados a tal efecto.

 

En definitiva, cuando se produzca una resolución unilateral de un contrato de agencia, lo más adecuado es buscar asesoramiento profesional que intervenga a tal efecto y examine si, en el caso concreto, se cumplen los requisitos necesarios para el surgimiento de dicha indemnización y, en su caso, proceda a cuantificarla.

En Aselec contamos con profesionales del Derecho mercantil y laboral que le aconsejaran las medidas y acciones más convenientes ante esta situación. Contacte con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarle.

 

Estefania Belchí Poveda
Abogada

Dpto. Jurídico

ASELEC asesoría y abogados